Por qué las mujeres de 40 son inigualables

Un artículo que nos recuerda por qué las mujeres de más de 40 siguen siendo las más deseadas.

El periodista Andy Rooney tuvo una vida larga. Además presentó reportajes desde los campos de concentración nazis, como corresponsal de guerra condecorado con la Medalla Estrella de Bronce y una Medalla del Aire entre otras curiosidades.
Andy siempre analizó los problemas innatos de la humanidad. Algunas de sus mejores artículos fue un intento de explicar por qué cada vez más hombres se sienten más atraídos por las así llamadas “veteranas“ que por aquellas que son algo más jóvenes.

Con el paso del tiempo valoro y admiro más a las mujeres de más de 40.

Tengo muchas razones para ello. Una mujer de 40 nunca te va a despertar a la mitad de la noche para preguntarte ”¿en qué piensas?”. A ella le da igual en qué piensas. Si una dama de más de 40 años no quiere ver contigo el fútbol por televisión ella no va a estar ahí quitándote la tranquilidad, no, ella va a hacer algo que le plazca, que en la mayoría de los casos es algo mucho más interesante. Una mujer de 40 o más se conoce lo suficientemente bien para saber quién es ella, qué quiere y de quién esperarlo. A muy pocas mujeres de esa edad les interesa lo que tú puedas pensar acerca de lo que ella hace.

Las mujeres de 40 o más tienen sentido de la dignidad. Es muy extraño que una de ellas te arme un espectáculo en la ópera o en un restaurante. Claro, si te lo mereces ella te disparará con tranquilidad y justo donde te duele, para luego salir airosa de la contienda.

Las mujeres adultas no escatiman en felicitaciones incluso si estas no son tan merecidas porque conocen muy bien la ingratitud.

Una mujer de 40 años está lo suficientemente segura de sí misma como para presentarte a sus amigas. Algunas mujeres más jóvenes intentarían evitar el encuentro incluso con sus mejores amigas porque no están seguras de su pareja. A las mujeres con experiencia les importa un pepino si te parece que sus amigas son atractivas. Ellas saben que sus amigas (que para ese momento suelen ser verdaderas) nunca las defraudarían.

Las mujeres de 40 años y más tienen la intuición de un oráculo. No necesitas confesarle nada, ellas ya lo saben todo acerca de tí y tus sentimientos.

El lápiz labial rojo se ve fabuloso en las mujeres de 40 años, lo que no puedo decir de las más jóvenes. Si sabes ignorar un par de arrugas aquí y allá te darás cuenta que las mujeres de 40 o más son muchísimo más sensuales y atractivas que muchas más jóvenes.

Las mujeres de 40 son sinceras y tienen pocos pelos en la lengua. No tienen miedo de decirte de frente si eres un imbécil o te comportas como uno. Nunca tendrás que adivinar lo que ella piensa de tí, porque ella misma te lo dirá.

Hay muchas razones por las que admirar a las mujeres de más de 40. Por desgracia no puedo decir lo mismo de los hombres. Por cada bella dama que ya ha vivido más de 4 décadas hay un fósil calvo y barrigón con pantalones amarillentos que sabe muy bien cómo hacer el ridículo frente a una camarera de 20 años.

Damas, les pido perdón.

Para todos los hombres a quienes les gusta decir “¿para qué comprar una vaca entera si puedo tener leche así sin más?” tengo una noticia. Hoy en día el 80% de las mujeres no están interesadas en el matrimonio ¿Por qué? Porque saben que no tiene sentido comprar un cerdo entero sólo por un poco de salchichas.

¿Lo sabias? Las personas impuntuales tienden a ser mas optimistas

Las personas optimistas tienen una cosa en común: siempre llegan tarde

Al parecer no es tan malo ser un poco impuntual. 

Si eres de los que la mayoría de las veces llega tarde a cualquier tipo de actividad, seguramente has recibido constantes críticas por esto. Tu tardanza es simplemente una consecuencia de tu psicología y personalidad. Nada más ni nada menos. Pero hay ciertos beneficios escondidos en este rasgo… 

Las personas que están crónicamente atrasadas son optimistas. Ellos creen que pueden hacer más tareas en un tiempo limitado. Y pesar de que son malos estimando el tiempo que necesitarán, su condición tiene ventajas asociadas en otros aspectos.

llegaste-tarde-guia-para-impuntuales-y-sus-victimas-76558d22

Investigadores han descubierto que el optimismo tiene beneficios en la salud ya que reduce el estrés y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, pues el optimismo fortalece el sistema inmune. La felicidad y el positivismo siempre se han relacionado con una vida más larga, en general.

Mantenerse optimista también ayuda al desarrollo personal ya que distintos estudios demuestran que aumenta la productividad, la creatividad y el trabajo en equipo.

chica-andando-en-bicicleta

Un estudio de la Universidad de San Diego ha concluido que el atraso está relacionado con aquellas personas que son más relajadas y fáciles de relacionar. Quienes están siempre tarde ven el futuro como algo lleno de oportunidades. 

Sea como sea, lo cierto es que la puntualidad y el atraso se interpreta de manera distinta en los diferentes países. Por ejemplo, en Estados Unidos llegar tarde a un lugar es visto como un insulto o mala señal de ética. También creen que el tiempo es dinero y el dinero es tiempo. Pero en Europa depende del país. En Alemania la puntualidad es un imprescindible, mientras que en España se toman con más calma el tema.

fotos-645x353

Como sociedad e individuos debemos ser capaces de encontrar el balance perfecto entre la puntualidad y la tardanza. Los horarios son importantes, pero no es el fin del mundo si los rompemos. Es claro, quienes se dan el tiempo de detenerse y oler las rosas en el camino porque la vida hay que disfrutarla, tienen una visión más positiva del mundo, pero también deben aprenden a convivir con el resto y respetar sus normas. Ambos tipos de personas tienen que aprender aspectos del otro para lograr la actitud perfecta y una aceptación adecuada.

¿Sabes el por qué los jóvenes ya no quieren comprar automóviles y vivienda?

Tradicionalmente el éxito se medía en el hecho de tener vivienda propia y un automóvil, pero eso ya no es así. Cada día más jovenes prefieren no adquirir ese tipo de bienes.

Numerosas investigaciones especializadas han mostrado que cada vez menos personas de la así llamada generación “Y“ (que ahora tienen menos de 30-35 años) compran casa, y ni hablar del número aún más reducido de quienes hacen parte de ese grupo y deciden adquirir un automóvil . En realidad ellos no hacen casi ningun tipo de gasto grande, si no tenemos en cuenta los iPhones, por supuesto.

En Estados Unidos los jovenes de hasta 35 años son llamados ”la generación de los arrendadores“ ¿Por qué sucede esto? Algunos sociólogos están seguros de que se debe a que los jovenes en la actualidad están al tanto y deben soportar gran numero de catástrofes financieras y por eso temen tomar créditos de gran calado.

Pero no es eso lo principal. Lo fundamental es que la generación “Y” se diferencia de la generacion de sus padres por sus valores. Son muy diferentes.

Los jovenes han revalorado la definicion de éxito. Antes se decia que alguien exitoso era aquel dueño de su propia vivienda y al menos un automóvil, pero ahora se valora a quienes han invertido su dinero en experiencias, viajes y aventuras.

Los jovenes rechazan conscientemente comprar bienes raíces y hasta muebles, prefieren tomarlos en arriendo. Ahora la gente quiere un horario de trabajo flexible, independencia económica y geografica, antes que prosperidad (como se la conocía) y estabilidad.

Las cosas materiales están dejando de interesar a la gente.
¿Para qué tener un automóvil si puedes andar en taxi? Si se mira desde el ángulo correcto, un taxi también es un automóvil personal y con conductor, además usarlo no es mucho más caro que tener un medio de transporte motorizado propio.

¿Para qué comprar una casa en un lugar lindo e ir allá a descansar si puedes encontrar una vivienda a través de ”Airbnb“ en cualquier rincón del planeta? No se necesita pagar demasiado por el alquiler, ni comprar un domicilio en el pais en el que se esté interesado en el momento. Es lo mismo que ocurre con los bienes raíces en la ciudad natal. Primero que todo, la persona no sabe por cuánto tiempo más vivirá en el lugar donde reside actualmente; segundo: ¿para qué comprometerse con una hipoteca a 40 años si uno se puede hacer a la idea de que vivirá siempre en una casa o apartamento de alquiler? Al fin de cuentas lo más probable es que la persona cambie de lugar de trabajo varias veces durante los próximos años y si se vive en alquiler no hay nada que lo detenga para mudarse a un sector más cercano a la nueva oficina o lugar de trabajo. Forbes ha dicho que los jovenes contemporáneos cambian de trabajo en promedio tres veces al año.

El concepto mismo de propiedad de las cosas ya no es la misma de antes.

El crítico James Gamblin columnista de Atlantis explica el fenómeno de la siguiente manera: ”Durante los últimos diez años los psicólogos han hecho gran cantidad de investigaciones que demuestran que desde el punto de vista de la felicidad y la sensación de bienestar es mucho mejor gastar el dinero para adquirir una nueva experiencia y no cosas nuevas. Eso produce más felicidad“

Un extracto de un artículo de Gamblin:

“Tal parece que la gente no quiere escuchar historias acerca de dónde compraste una casa sino que prefieren escuchar lo fantástico que lo pasaste el fin de semana. Incluso una mala experiencia puede ser al final una historia fascinante.

La interacción social entre las personas juega un papel muy importante en si serán o no felices. Así pues, ellos deben hablar con otras personas y tener muchos amigos. Obviamente los demás les gustará más escuchar acerca de un viaje loco e inesperado o cómo alguien vivió en un país desconocido, que oír cuántas casas ha podido comprar una persona en especifico”

Y hay algo más. Lo que sucede es que las cosas que poseemos, especialmente si son muy costosas nos obligan a preocuparnos por ellas. Basta con comprar un automóvil para saltar cada vez que se oiga una alarma de un vehiculo. Si se compra una casa y muchos electrodomésticos para que sea cómoda se tendrá el miedo constante de ser víctima de los ladrones. Eso, sin hablar de que los automóviles se raspan, se golpéan, y los televisores de costos exorbitantes suelen dañarse al haber pasado sólo un año de servicio. En cambio, las experiencias y aventuras vividas estarán ahí siempre. Como dicen en algunos países, “nadie te quita lo bailado”.

En su mayoría, nuestros padres no tenían la posibilidad de viajar tanto y tan lejos como nosotros, ellos no tenían la posiblidad de divertirse como lo hacemos ahora. No tuvieron tantas posiblidades de empezar un nuevo negocio, por eso invirtieron en bienes raíces y automóviles, pero nosotros no tenemos la intención de seguir sus pasos en ese sentido. Al fin y al cabo cualquier compra -que no sea una casa o un apartamento- perderá su valor con el tiempo, e incluso si se echa un vistazo al decrecimiento y la recesión en el mercado inmobiliario todo se vuelve aún más obvio.

Lo importante es que las experiencias no se devalúan y no es posible robárselas.

Fuente de material: lifter.com.ua

20 Hermosas frases de “La vida de Pi -Una aventura extraordinaria-“

La vida de Pi es una novela escrita por el autor canadiense Yann Martel. Hace poco tiempo, la conmovedora historia que relata este libro fue llevada a la pantalla grande por Ang Lee, un director que apostó todo por esta historia. La vida de PiUna aventura extraordinaria ganó 11 permios Óscar que incluyen mejor director, mejor película y mejor fotografía. Los paisajes creados en estudio son absolutamente fascinantes y esto hace de la cinta algo único en el cine.

Si tuviésemos que elegir un aspecto para verla, escogeríamos su guión: lleno de frases reflexivas y cargado de un humor sutil y una mirada profunda hacia el mundo, la vida y las capacidades del ser humano. Por eso queremos compartirte 20 de las mejores frases que pronuncia Pi, el náufrago protagonista del libro y la película que narra su travesía en una balsa por el Océano Pacífico en compañía de un tigre de bengala.

1. Las cosas no salieron como debieron, pero ¿qué se le va a hacer? Hay que aceptar la vida como venga y sacarle el mejor partido posible.

2. No tengo nada qué decir acerca de mi vida laboral, sólo que una corbata no es más que una soga, y por muy invertida que esté, acabará por colgar a un hombre si se descuida.

3. La vida es tan bella que la muerte se ha enamorado de ella, un amor celoso y posesivo que agarra todo cuanto puede.

4. La melancolía no es más que la sombra de una nube pasajera.

5. Yo me burlo de la calavera. La miro y le digo: «Te has equivocado de hombre. Tú quizás no creas en la vida, pero yo no creo en la muerte».

6. Es cierto que en la vida conocemos a personas que pueden cambiarnos, a veces de forma tan profunda que nunca volvemos a ser los mismos.

7. No es justo que la ternura tenga que darse la mano con el horror.

8. Tal vez pienses que en ese momento perdí todas las esperanzas. Pues sí. Y a raíz de ello, me animé y me sentí mucho mejor.

9. Cada vez que me encontraba en la más desesperada de las situaciones desesperadas, ante un porvenir funesto, algo, un pequeño detalle, se transformaba y lo veía en mi mente con otros ojos.

10. Ahora convertiré el milagro en rutina. Lo increíble será mi pan de cada día.

11. Quisiera decir algunas palabras acerca del miedo. Es el único y auténtico adversario de la vida. Sólo el miedo puede vencer a la vida.

12. Si hubiera podido pedir un deseo, aparte de que me rescataran, hubiera pedido un libro. Un libro largo que contara una historia interminable.

13. Los caminos hacia la liberación son múltiples, pero la orilla siempre es la misma.

14. Todo ya está aquí y está claro si sabemos mirar con la atención debida.

15. ¿Sabes cuál es el animal más peligroso del zoológico? Había una flecha que señalaba una pequeña cortina. Tantas eran las manos curiosas e impacientes que tiraban de ella que cada dos por tres teníamos que cambiarla. Detrás de la cortina había un espejo.

16. La vida se defenderá por muy pequeña que sea.

17. La memoria es un océano y él se mece en sus olas.

18. El principio fundamental de la existencia es lo que llamamos amor.

19. No existe grandeza sin bondad.

20. Estoy ciego y no tenemos comida ni agua, pero nos tenemos el uno al otro. Eso ya es algo. Algo precioso.

15 razones que demuestran que el hermano del medio es el más fuerte

Suelen tener la mínima atención de sus padres, pues casi se la llevan casi toda el hermano mayor y el más pequeño, por lo que desarrollarán una personalidad que los hará ser únicos. Los hermanos del medio tienen características increíbles que suelen obtener gracias a la crianza que viven y, aunque no reciban toda la atención y cariño de sus padres, eso no les impide ser grandes personas y, por qué no, los más fuertes.

1. Se hicieron más independientes al no ser el centro de atención

2. No sienten tanta presión para lograr sus metas

3hnos2

3. No se agobian enormemente cuando algo no les resulta

4. Son de mentalidad más abierta y menos prejuiciosa

5. Es sorprendente su capacidad de negociar y convencer a alguien

6. Suelen ser muy buenos líderes

3hermanos

7. Como se vieron opacados por sus hermanos mayores y menores, siempre saben cómo destacar en un grupo

8. Son conscientes a la hora de solucionar problemas

9. Saben como controlar sus propias emociones

10. Saben adaptarse con mucha facilidad

11. No necesitan de alguien que los defienda, pues saben hacerlo solos

3hermanos3

12. Saben cómo arreglárselas por sí solos

13. Pueden compartir sus cosas sin ningún problema

14. No necesitan que alguien les diga lo increíbles que son, pues ya lo saben

15. Aunque no crecieron en el foco de la atención, siempre se preocupan por sus otros hermanos

 

Esta es la Razón por la cual perdemos amigos con el tiempo

En la adolescencia los amigos representan para nosotros un mundo entero, pero cuando nos convertimos en adultos, lastimosamente, pasan a un segundo plano. Sin embargo, siempre los necesitamos y cuando nos encontramos con ellos no podemos dejar de hablar.

¿Por qué todos los amigos con el tiempo se alejan? ¿Qué hacer para no perderlos por siempre? hoy publicamos un artículo de la periodista Julie Beck en el cual se despejan estas inquietudes.

La amistad es la libertad, la cual es su belleza y su debilidad a la vez.

En la jerarquía de relaciones, la amistad se ubica en el fondo. Nos importan más nuestra pareja, padres, hijos… todos ellos están por encima de cualquier amistad que tengamos.

La amistad es una relación única porque a diferencia de los lazos familiares (padres/hijos), a los amigos sí los escogemos nosotros. La amistad tampoco parece a un matrimonio o romance porque no tiene una estructura formal. Si no hablas con tus padres o con tu esposo/esposa durante un mes, algo anda mal; sin embargo, tener una pausa tan larga en la comunicación entre amigos es algo común.

No obstante, un sinnúmero de estudios comprueban cuánta importancia tienen los amigos para la felicidad e incluso para la salud física y mental de una persona. A pesar de que la amistad cambia conforme las personas involucradas en ella van creciendo y envejeciendo, las expectativas siguen siendo las mismas.

“Tanto un adolescente de 14 años como un anciano de 100 describen a un amigo cercano de la misma manera. Es una persona con la cual podemos hablar, de la que dependemos y con la cual nos sentimos bien. Sólo cambian las circunstancias en las que se manifiestan esas cualidades de la amistad”, dice William Rawlins, profesor de la Universidad de Ohio.

El carácter voluntario de la amistad hace que sea más vulnerable a comparación con otros vínculos más formales. Las personas sacrifican sus amistades cuando se ven obligadas por las circunstacias, porque siempre la prioridad es la familia y el esposo/esposa. Además, si cuando eras niño, para jugar con Juanita o con Panchito sólo tenías que tocar la puerta de su casa, ahora únicamente puedes dedicarles un par de horas al mes para tomar cerveza o vino juntos.

Lo más hermoso en una amistad es la libertad. Nosotros mismos escogemos a nuestros amigos y mantenemos la relación, no por obligación sino por gusto. Sin embargo, la libertad tiene su lado oscuro: con la misma facilidad la amistad puede terminar en cualquier momento.

Cómo cambia la amistad con la edad.

En la infancia un amigo es aquel con el que puedes jugar, en la adolescencia entre los amigos se manifiesta el apoyo y la comprensión mutua. La juventud es el mejor tiempo para la amistad, es entonces cuando la relación amistosa se torna más profunda e importante. En esa edad la gente busca a aquellas personas que comparten sus valores y su manera de pensar. También en esa época les puedes dedicar todo tu tiempo a tus amigos.

De acuerdo a las investigaciones recientes, los jóvenes pasan con sus amigos de 10 a 25 horas a la semana. Es la época más activa para construir vínculos sociales. A la edad de 20 a 24 años casi todo el día los jóvenes están afuera de su casa interactuando con diferentes grupos de personas: compañeros de la escuela, amigos, etc.

Cuando las personas entran a la edad adulta, cuentan con menos tiempo para sus amistades debido a las obligaciones que tienen en su trabajo o en la familia. Claro, es más fácil cancelar una cita con tu amigo que una reunión de negocios o la comunicación con tu hijo. Muchas veces la verdadera amistad nos ayuda a madurar, a entender quiénes somos y en qué dirección ir, pero cuando crecemos ya no tenemos tiempo para las personas que nos ayudaron a tomar decisiones importantes en nuestras vidas. Y eso es muy triste.

A la edad adulta cambiamos también la manera de hacer nuevos amigos, encontramos cosas en común con nuestros compañeros, con los amigos de nuestros hijos, y no porque nos agraden mucho sino porque pasamos con ellos bastante tiempo. Como resultado, la habilidad para hacer amigos sólo porque sí, escuchando la voz de nuestro corazón, se puede extinguir.

Con el tiempo, cuando las personas se jubilan y sus hijos crecen grandes, nuevamente empiezan a valorar las alegrías simples de la vida y prefieren gastar tiempo en lo que los hace felices: en la comunicación. Mucha gente restablece el contacto con los amigos que tenían antes e incluso entablan nuevas amistades.

¿Cómo hacer nuevos amigos?

A lo largo de toda la vida las personas entablan amistades y mantienen la relación de diferentes maneras:

  • Las personas independientes hacen nuevos amigos donde sea que aparezcan. Tienen más conocidos que realmente buenos amigos.
  • Las personas exigentes tienen un par de amigos realmente cercanos y durante años mantienen su relación. Esta manera no es la más perfecta porque el hecho de perder a un amigo puede convertirse en una prueba difícil.
  • La justa medida. Lo mejor es combinar los dos métodos anteriores: no perder el vínculo con tus viejos amigos y hacer nuevas amistades a lo largo de toda tu vida, al cambiar de casa o trabajo.

¿Qué ayuda a mantener la amistad?

Muchas personas pueden mantener sus relaciones amistosas toda la vida. ¿Pero cómo logran pasar por la etapa más peligrosa que es la edad adulta con todos sus compromisos y obligaciones?

El futuro de una amistad depende de la devoción que sienten los amigos entre sí y del tiempo que ambos están dispuestos a invertir en la comunicación. El sociólogo Andrew Ledbetter de la Universidad de Ohio estudió las relaciones de varias docenas de mejores amigos y determinó que cuanto más tiempo pasaban juntos en la juventud, en 1983, más profunda era su relación 15 años después, en 2002. Es decir, cuanto más tiempo le dedicas a tu amistad hoy, mas fuerte será con el tiempo.

Otra investigación reveló que es muy importante que las personas sientan que su contribución a la amistad es equivalente: que reciben lo que dan. Si ambos amigos sienten devoción y son capaces de dar, su amistad va a durar para siempre.

La comunicación en las redes sociales no es suficiente.

El desarrollo de las tecnologías modernas les permite a los amigos comunicarse no sólo mediante los encuentros frente a frente. Cuanto más tipos de comunicación uses (mensaje de texto, correo electrónico, compartir hipervínculos divertidos en las redes sociales y reunirse en persona), más fuerte será su vínculo. Si toda la comunicación entre ustedes se resume a Facebook, con mayor probabilidad se puede decir que esta amistad está condenada.

Existen varios niveles para mantener las amistades. La primera es dar un mínimo de pasos para que la relación no se rompa. Para esto sí es suficiente la comunicación en línea. Enviar una felicitación de cumpleaños o hacer clic en “me gusta“ en alguna fotografía de tu amigo, también son formas de presevar tu amistad. Sin embargo, son métodos mecánicos que se asemejan al aparato de respiración artificial.

El siguiente nivel es mantener cierto tipo de contacto más íntimo. Para esto también a veces basta con comunicarse en línea, especialmente si ambos viven lejos el uno del otro: un correo electrónico, un mensaje de texto con palabras de apoyo, etc.

Sin embargo, si quieres una amistad de alto nivel, una que te dé un auténtico placer, la comunicación por Internet ya no es suficiente. Una conversación ”viva“ con tu amigo nunca podrá ser reemplazada con mil mensajes en la red. Sólo hablando cara a cara podrás experimentar aquella sensación de intimidad y apoyo que tanto necesitas.

Los enemigos principales de una amistad son: cortesía y circunstancias.

“Es importante entender cuánto depende una amistad de las circunstancias de la vida”, dice Rawlins. ”Piensa cuánto tenemos que hacer en la vida: trabajar, cuidar de nuestros hijos y padres. Sin embargo, los amigos son personas adultas, independientes y pueden cuidarse de sí mismos, por lo tanto los excluimos de nuestro itinerario tan agitado“.

La investigación de Emily Langan, profesora de interacciones sociales de la Universidad de Wheaton, demostró que las personas creen que tienen que ser corteses con sus amigos y temen imponer su compañía. Ya no podemos gritar, como en la infancia, bajo las ventanas de la casa de nuestro amigo: ”Luis, ¡ven a jugar conmigo!” o simplemente visitarlos sin aviso como en la juventud.

Las personas se dan cuenta de que cada quien tiene sus compromisos y ya no pueden exigir tanta atención hacia sí. Lo más triste es que sea un proceso recíproco. Así es como los amigos empiezan a alejarse, incluso si no es su intencion. Simplemente por cortesía.

Sin embargo, el mismo detalle que vuelve a una amistad frágil, la hace flexible. Los participantes de la investigación de Rawlins aceptaron que seguían considerándose amigos íntimos, a pesar de experimentar periodos prolongados de “silencio”.

Es triste que cuando crecemos, pasemos menos tiempo con nuestros amigos y no contemos con su apoyo. Pero a cambio aprendemos un nuevo tipo de amistad, la “amistad adulta” que, a pesar de muchos compromisos, nunca se obstruye. No es una relación perfecta, pero así es la vida.

Al fin de cuentas, la amistad es libertad.

Y tú, ¿tienes amigos verdaderos? ¿Qué tan seguido pasas tiempo con ellos?

Quien mas quisiera una vejez así?

Jeanne Louise Calment batió el record de longevidad: 122 años y164 días. Por lo que parece, al destino le gustaba cómo vivía Mme Calment.

Ella era francesa, nació en Orly. Cuando estaban construyendo la Torre Eiffel tenía 14 años y en ese tiempo era novia de Van Gogh. “Era sucio, siempre estaba mal vestido y era sombrío“ dijo la señora acerca del pintor durante una entrevista en 1988, cuando celebraban sus cien años de vida.

A los 85 años practicaba esgrima, a los 100 aún andaba en bicicleta.

Jeanne Luise salió en una pelicula cuando tenía 114 años, a los 115 fue sometida a una operación en la cadera y a los 117 dejó de fumar. Y no porque se sintiera mal por su habito, sino que como para entonces estaba casi ciega, se sentía incomoda de pedirle el encendedor a los demás.

Cuando tenía 90 años Jeanne Luise, quien ya no tenía herederos, firmó con André-François Raffray (un abogado de 47 años) un contrato en el que se estipulaba que heredaría su casa si le pagaba mensualemente una renta de 2500 francos.
El valor original de la casa estuvo saldado al cabo de 10 años, pero el destino tenía otro as bajo la manga: Raffray no solo le pagó a Madame Calment durante 30 años, sino que murió antes que ella, a los 77 años, y su viuda continuó pagando ”la renta“ hasta la muerte de su propietaria.

Hasta sus últimos días, Madame Calmant gozó de lucidez y agudeza para pensar. Cuando en su cumpleaños número 120 le preguntaron su opinión acerca del futuro, ella dio una respuesta genial: “Muy corto”.

arrugas01

Frases y reglas de la vida de Mme. Calment

  • La juventud es un estado del alma, no del cuerpo, por eso yo sigo siendo una chica. Sencillamente no he lucido tan bien los últimos 70 años.
  • Tengo una sola arruga y estoy sentada en ella.
  • Todos los jovenes son maravillosos.
  • Dios se olvidó de mí.
  • Estoy enamorada del cine
  • Sonreír siempre. Creo que esa es la razón de mi longevidad.
  • Si no puedes hacer nada con respecto a algo, no te preocupes por eso.
  • Tengo un gran deseo de vivir y buen apetito, especialemente para las golosinas.
  • Nunca uso rimel porque me río hasta llorar con mucha frecuencia.
  • Veo mal y oigo mal y me siento mal, pero eso todo es una tontería.
  • Creo que me moriré de risa
  • Tengo piernas de hierro, pero para ser sincera han empezado a oxidarse de a poco.
  • Siempre he disfrutado de casi cualquier situación. He respetado los princincipios morales y no tengo nada de que arrepentirme. He tenido suerte.
  • En una entrevista un periodista le dijo ”¡Nos vemos! puede ser el próximo año…“ a lo que Mme Calment respondió ”¿Y por qué no? ¡Usted no se ve tan mal después de todo!”

 

El método del “bolígrafo verde”

En este artículo queremos contarte la experiencia de una mamá que decidió cambiar la técnica de educación en el que se resaltan sólamente los errores, y analizó en la práctica las consecuencias que esto podría llegar a tener en el punto de vista del niño en el futuro.

“Empezaré desde el principio. Mi hija casi nunca iba a la escuela de estimulación temprana, yo misma siempre fui quien se encargó de eso. Cuando estábamos entrenando su mano antes del ingreso a la escuela regular, nuestro cuaderno se veía algo así:

metodo

¿Ves la diferencia? Yo no resaltaba con bolígrafo rojo los errores, sino que destacaba con el verde las letras y bolitas que le habían salido bien. A ella eso le gustaba mucho y siempre, después de terminar un renglón me preguntaba: ¿Mami, cuál de todas me salió mejor?“ Y se alegraba aún más cuando yo rodeaba la letra más bonita con las palabras ”muy bien”.

¿Cuál es la diferencia entre ambas técnicas? ¿Lo has entendido ya?

  1. En el primer caso nos concentramos en los errores.¿Qué se ha quedado grabado en la mente? Exacto, las letras que quedaron chuecas, es decir, lo que es incorrecto. ¿Alguna vez has visto letras o respuestas correctas rodeadas de tinta roja? ¡No! Aún así, queramos o no, nuestro subonsciente recuerda lo que ha sido resaltado.
  2. En el segundo caso nos concentramos en lo que está bien hecho. Experimentamos emociones completamente diferentes y una actitud diferente. Lo queramos o no, nuestro subconsciente tenderá a repetir lo que hemos logrado hacer bien (y quedó resaltado). Se trata de una motivación interna completamente diferente: ya no intentamos evitar los errores, sino que nos esforzamos por hacer lo que está bien. Parece lo mismo, pero hay un cambio en la estructura del pensamiento.

La siguiente pregunta: ¿Cómo afectan los errores resaltados en la futura vida adulta?
La respuesta es evidente: desde pequeños nos acostumbramos a concentrarnos en los defectos, y en lo que no es correcto, en lo que nos parece mal. Nos han enseñado a pensar así desde la escuela con el bolígrafo rojo. Nos enseñaron a pensar así desde nuestros hogares en donde con mayor frecuencia nos hacían ver lo que estaba mal, que felicitarnos por lo que habíamos hecho bien.

De veinte bolitas que había en el renglón tachamos sólo uno, es decir, 19 estaban bien hechos, y 1 no lo estaba.
¿Por qué concentrarnos en él?

Esta costumbre (la de resaltar con boligrafo rojo lo que no es correcto y a la que estamos acostumbrados desde la tierna infancia) se queda ahí hasta la vida adulta, y es casi imposible de desterrar. Esa es una de las razones de nuestra sensación de insatisfacción en la vida.

Crecerá eso, en lo que nos concentramos. El centro de atención tiende a tomar un lugar cada vez más importante en nuestras vidas. Desde su niñez, empezamos a tallar la vida de nuestros hijos con el mismo troquel con el que fue tallada la nuestra, y eso no siempre es positivo.

Si pones en práctica el principio del “bolígrafo verde” verás que incluso si no le muestras al niño sus errores, estos irán desapareciendo paulatinamente: él intentará hacerlo bien porque así le place.

Autor: Tatiana Ivanko