Archivo de la categoría: Inspiran

Salva tu relación con algunos “peros”

En toda pareja hay cosas que no nos gustan del otro, la clave para salvarla,  es hacer balance… Pero, ¿Cómo lo hacemos?

Negativo y Positivo:
Comienza con una queja y completa la frase con un “pero” y un aspecto positivo. Así podrás darte cuenta de todas las cosas que te gustan de tu pareja.

Ejemplos:

  • “Ella no cocina muy bien pero disfrutamos mucho el compartir nuestros sueños”.
  • “El es muy celoso pero me es fiel y respetuoso”.
  • Ella es un poco aburrida pero disfruto de su compañia cuando estamos solos.
  • “Él es muy perezoso pero siempre encuentra la manera de hacerme reir”.
  • No esta siempre de acuerdo pero sé que me quiere mucho.

A tener en cuenta:
Cuando estamos confundidos, enojados y hasta cansados, nos solemos olvidar de aquellas cosas hermosas que nos hacen querer a nuestra media naranja.

No todo es blanco, ni negro ni… ni siquiera gris!
Ese tono único, a tus sentimiento; lo determinas solamente tú!

Cabe recalcar que la idea no se trata de “conformarse” sino de no olvidar los aspectos positivos de tu pareja.

y recuerda: “Sonrie para Vivir Mejor!”

3 Secretos que debes mantener casi siempre

1- Tus Planes Futuros:

Si bien es tremendamente hermoso hablar sobre nuestros planes y proyectos futuros, ten mucho cuidado en comentarlos a personas negativas o que no entiendan lo importantes que son para ti.  Sería muy triste que te desanimen en intentar lograrlos.

2- Tus obras de caridad:

No confundas el sentirte bien “haciendo caridad” que el sentirte bien “contando” sobre la caridad que hiciste.

Si hiciste algo bueno y no lo contaste, tienes un regalo reservado, si lo cuentas ya fué pagado. Además es de muy mal gusto hablar sobre tus buenas obras.

3- Tus conflictos de hogar y vida familiar:

Preguntate lo siguiente:
A- ¿Quieres que te escuchen y nada más?
B- ¿que te den soluciones o consejos?
C- o simplemente quejarte y dejar en claro que tu vida es dificil?

Cuando tengas la respuesta vas a saber con quien debes hablar y sobre qué vas a hablar.

Si te preguntan: ¿Porque esa cara? y tu respondes: “porque mi marido tal y tal y tal”... Ten cuidado a quien se lo dices y qué esperas recibir al decirlo.

Aveces cuando contamos nuestros conflictos nos exponemos demasiado, y los de “afuera” son de “palo”.

y recuerda: Sonrie para vivir mejor!