Archivo de la categoría: Ciencia

Científicos han descubierto un nuevo órgano del cuerpo humano

Investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York (EE UU) han identificado un componente previamente desconocido del cuerpo humano que clasifican como un órgano nuevo.

El intersticio, como se llama, es una red de cavidades rellenas de líquido que yace bajo la piel y recubre muchos otros órganos.

Hasta ahora se hablaba de un “espacio intersticial” entre las células, pero no de un órgano. Ha pasado desapercibido porque los conductos se vacían y allanan por completo al fijar las muestras anatómicas en láminas de microscopio, dando la impresión de un tejido denso y macizo.

Los científicos sugieren que el intersticio podría actuar como un amortiguador, para evitar que se desgarren los tejidos por el movimiento de los músculos, las vísceras y los vasos sanguíneos. Según describen en la revista Scientific Reports, las cavidades están formadas por una estructura externa de colágeno y elastina, dos proteínas que le confieren resistencia y elasticidad, respectivamente.

Además, el líquido que producen las células del intersticio alimenta el sistema linfático, encargado de generar la respuesta inflamatoria y de mantener los glóbulos blancos del sistema inmune.

El intersticio se encuentra bajo la piel, entre los músculos y en el revestimiento de los pulmones, de los vasos sanguíneos, del sistema digestivo y del sistema excretor. Al conectar casi todo el cuerpo por oquedades con líquido en movimiento, los científicos creen que puede tener un papel importante en la proliferación del cáncer. Además, los autores del estudio explican que, con la edad, el deterioro de las proteínas que forman la estructura externa de las cavidades puede contribuir a la formación de arrugas en la piel, rigidez de las extremidades y la progresión de fibrosis y enfermedades esclerosas o inflamatorias.

“Este descubrimiento tiene el potencial de impulsar avances radicales en medicina, incluida la posibilidad de que tomar muestras del fluido intersticial se convierta en una potente herramienta de diagnóstico”, afirma el autor principal del estudio, Neil Theise, en un comunicado. Junto con la piel, el intersticio es uno de los órganos más grandes del cuerpo.

Los médicos David Carr-Locke y Petros Benias observaron las cavidades del intersticio por primera vez en 2015, mientras examinaban los conductos biliares de un paciente de cáncer, en el hospital de Mount Sinai Beth Israel (EE UU). Pudieron verlas gracias a una técnica moderna conocida como endomicroscopia por láser confocal, en la que se inserta en el cuerpo un tubo flexible equipado con un láser y sensores que detectan reflejos fluorescentes de los tejidos. Así pudieron apreciar en vivo los espacios huecos que desaparecen bajo el microscopio.

Los investigadores repitieron la exploración con endomicroscopia láser durante 12 operaciones de páncreas y de conductos biliares. También tomaron biopsias de estos tejidos para aprender a identificar las cavidades aplastadas del intersticio en láminas de microscopio. Gracias a estas muestras han podido identificar la presencia del intersticio por todo el cuerpo, donde los tejidos sufren compresión o están sometidos al movimiento de órganos cercanos.

Los científicos todavía no han sido capaces de identificar las células que recubren las cavidades, aunque sugieren que podrían ser necesarias para crear y mantener las paredes de colágeno. Theise apunta que también podrían ser células madre mesenquimales, que contribuyen a la respuesta cicatrizante.

No obstante, la comunidad biomédica responde con moderación y escepticismo. El descubrimiento es interesante y, seguramente, sea importante, pero aún queda mucha tela que cortar y mucho que investigar. A partir de aquí, se abren muchas vías de investigación: los investigadores sostienen que este nuevo mecanismo podría ser fundamental en la metástasis del cáncer. Eso es lo realmente interesante.

Clonación: ¿Qué es y qué aplicaciones tiene?

¿Qué sabes realmente sobre la clonación? Existen muchos mitos alrededor de esta técnica, sus orígenes y su alcance. En vista del avance de ciencia y la tecnología, es importante saber distinguir entre la realidad y la imaginación. A continuación, repasaremos algunos aspectos importantes para aclarar qué es la clonación y qué aplicaciones tiene.

¿Qué es un clon?

El término clon procede del griego κλών que significa rama, esqueje y se utilizaba para referirse a cualquier organismo engendrado asexualmente(sin que exista fecundación) y cuya información genética proviene de un único progenitor, no de la combinación de los genes del padre y de la madre.

Si nos referimos al ámbito de la ingeniería genética, clonar es aislar y multiplicar en un tubo de ensayo un determinado gen o, en general, un trozo de ADN.

Empleando una acepción más amplia, un clon es una copia exacta de su original biológico. No constituye una manipulación genética ya que no se altera el ADN del individuo engendrado. En contraposición a la reproducción asexual, a partir de la cual se generan clones, la reproducción sexual implica la participación de dos progenitores.

En los animales superiores, la única forma de reproducción es la sexual. Cada progenitor aporta un gameto (óvulos y espermatozoides), los cuales fusionan su material genético dando lugar al cigoto, proceso conocido como fecundación.

En seres humanos, los clones idénticos se conocen como gemelos monocigóticos o univitelinos. Son el resultado de la fisión de un embrión temprano dando lugar a dos individuos idénticos del mismo sexo. La probabilidad de que esto ocurra de forma natural en base al total de nacimientos en una población es de aproximadamente un 0,4%.

Los mellizos, por el contrario, no constituyen copias idénticas de un mismo individuo. Se originan como consecuencia de la fecundación de dos o más óvulos por distintos espermatozoides. En este caso, los individuos pueden ser de igual o diferente sexo. La probabilidad de que ocurra de forma natural es de un 0,6%, algo mayor que en el anterior caso pero aun así muy baja.

Tipos de clonación

En cuanto a la clonación artificial que se puede realizar en un laboratorio de modificación genética —como hemos dicho antes, clonar no implica la manipulación del material genético, que no nos confunda el término— podemos distinguir entre tres tipos:

  • Clonación por partición de embriones tempranos. Constituye la analogía con la gemelación natural explicada anteriormente. Es preferible emplear la expresión gemelación artificial y no debe considerarse como clonación en sentido estricto. Ocurre naturalmente en plantas e invertebrados.
  • Clonación verdadera. Consiste en transferir el núcleo (orgánulo de una célula eucariota que contiene la información genética) de una célula de un individuo ya nacido a un óvulo o cigoto al que previamente se le ha extraído el núcleo (enucleación).Este tipo de clonación da lugar a individuos casi idénticos entre sí y muy parecidos al donante de la célula que aportó la información genética.El primer científico que demostró que esto era posible fue John Gurdon en 1970, el cual clonó a una rana empleando el núcleo de una célula de la piel y transfiriéndoselo a un óvulo enucleado de otro individuo de la misma especie. Otro ejemplo es el sonado caso de la oveja Dolly, clonada en 1997 en el instituto Roslin de Edimburgo.
  • Paraclonación. Es similar al proceso de clonación verdadera. La única diferencia es que en este caso el núcleo que contiene el material genético del individuo que se desea clonar procede de un blastómero (etapa embrionaria temprana) o de células fetales en cultivo. Es decir, el progenitor de los clones es el embrión o feto.

Utilidad terapéutica de la clonación

En primer lugar, la clonación y experimentación con seres humanos está totalmente prohibida en Europa y en la mayor parte del mundo a raíz del Convenio sobre Derechos Humanos y Biomedicina  impulsado por el Consejo de Europa y celebrado en 1997.

En dicho acuerdo, se establecieron nuevos criterios para la promoción y defensa de los derechos humanos en referencia a los avances de la biomedicina. España ratificó este mismo convenio dos años más tarde en Oviedo, pasando a ser conocido con el nombre de: Convenio de Oviedo.

Pese a ello, no son pocas las evidencias de las utilidades terapéuticas de la clonación. Sin embargo, el proceso implica generar embriones que posteriormente serán descartados, por lo que aun hoy en día es un tema de debate y actualidad entre la comunidad científica.

Entre las muchas utilidades de la clonación, destacan la obtención de células madre pluripotentes con objeto de diferenciarlas posteriormente a tejidos sanos que puedan utilizarse para trasplantes. Otro ejemplo sería la obtención de células madre hematopoyéticas con objeto de curar defectos del sistema inmunológico.

De hecho, este fue el objetivo de un ensayo realizado en ratones hace casi dos décadas. En él se consiguió reparar parcialmente el sistema inmunológico de ratones inmunodeficientes gracias al trasplante de células madre hematopoyéticas obtenidas a partir de embriones clónicos.

A día de hoy no son pocas las demostraciones del potencial de la clonación terapéutica. Teóricamente, podría curarse casi cualquier enfermedad no congénita empleando este tipo de técnicas.

Si además incluimos en el proceso la manipulación genética de las células madre obtenidas a partir de embriones clónicos podríamos, incluso, hacer frente a enfermedades congénitas genéticas como la anemia falciforme, la hemofilia o la diabetes mellitus.

Para la OMS estas son las 8 enfermedades mas peligrosas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar el listado de enfermedades en las que cree que se deberían concentrar los esfuerzos de innovación y desarrollo de vacunas, medicamentos y métodos diagnósticos por parte de empresas, gobiernos y grupos de investigación ya que representan el mayor riesgo para la salud pública mundial.

Debido a su potencial epidémico y las pocas o nulas armas para contrarrestarlas, este conjunto de enfermedades podrían generar una calamidad regional, nacional o mundial.
La primera lista de enfermedades priorizadas de la OMS se publicó en diciembre de 2015. En 2017 se revisó y este año ha vuelto a actualizarse.

Entre las ocho enfermedades más peligrosas figuran:

  • 1. Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo 
  • 2. Enfermedad del virus del Ébola y enfermedad del virus de Marburgo
  • 3. Fiebre de Lassa
  • 4. Coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente y síndrome respiratorio agudo severo (SARS)
  • 5. Nipah y enfermedades henipavirales
  • 6. Fiebre del Valle del Rift 
  • 7. Zika
  • 8. Enfermedad X

La inclusión de la “enfermedad X” es una de las novedades de este nuevo listado. Con este término los expertos quisieron representar la posibilidad de una epidemia internacional grave causada por un patógeno desconocido actualmente.

“Estas enfermedades plantean riesgos importantes para la salud pública y se necesita más investigación y desarrollo, incluida la vigilancia y el diagnóstico. Deben ser observados cuidadosamente y considerados nuevamente en la próxima revisión anual. Se alientan los esfuerzos intermedios para comprenderlos y mitigarlos”, anotaron los expertos de la OMS en un comunicado.

Fuente: elespectador

Homeopatía: ¿engaño o medicina?

Corren malos tiempos para la homeopatía.
Hace unos meses, Australia impuso la retirada de los productos de medicina alternativa de las farmacias y Estados Unidos anunció la obligación de comercializarlos con la advertencia de que no son medicamentos.

¿Medicina? Definitivamente, no. Ambas tuvieron un origen común hace tres siglos, pero hoy los métodos pseudocientíficos se acercan más a la superstición que a la curación.

En 2015, un niño murió en Italia porque sufría otitis y se le trató con los métodos de esta pseudociencia.
Hay lectores que pueden sorprenderse al leer estas noticias porque aparenta ser un tratamiento seguro. De hecho, hay facultativos que se anuncian como homeópatas. En Madrid existe un hospital que se rige por la filosofía de este dudoso sistema curativo. Incluso hay universidades que ofrecen másteres en esta disciplina. Y por supuesto, en muchas farmacias encontrará este rótulo en letras grandes.

La realidad es que la homeopatía es a la medicina lo que la astrología a la astronomía o la alquimia a la química.

Todas tuvieron un origen común hace tiempo, pero la medicina es una ciencia y la homeopatía sigue siendo una superstición. Surge de las ideas de Samuel Hahnemann. A finales del siglo XVIII ingirió una sobredosis de quinina como experimento para cuestionar los postulados del libro del médico escocés William Cullen que estaba traduciendo. Esto le produjo unos síntomas que asoció con la malaria.

A partir de ahí desarrolló los postulados de que lo similar cura lo similar y que cuanto más diluido esté un principio activo es más potente. Ninguna de estas ideas era correcta. Para em­pe­zar, los síntomas de un envenenamiento por malaria no son los que él describía, por lo que posiblemente lo que sufrió fue algún tipo de alergia. Lo similar no cura lo similar.

La mejor prueba es que el dolor no es como una amapola, pero de esta planta se extraen potentes analgésicos.
Tampoco algo es más potente cuanto más diluido, y lo puede comprobar cualquiera que le eche agua al whisky.
Sin embargo, en su momento, la propuesta de Hahnemann podía tener sentido. En aquella época anterior a los ensayos clínicos, la medicina “oficial” utilizaba terapias agresivas y sin ninguna eficacia como lavativas, sangrados, inducir vómitos o administrar productos tóxicos como el arsénico, el mercurio y el plomo. Era más probable que el paciente se muriera por el tratamiento que por la propia enfermedad. En ese contexto, un método basado en dar agua o pastillas de azúcar, es decir, en no hacer nada, evitaba el daño que provocaba la propia medicina, y los resultados, para afecciones que podían curarse solas, eran muy satisfactorios. Por eso triunfó hace 200 años.

No obstante, en dos siglos la ciencia ha avanzado mucho. La aplicación del ensayo clínico ha conseguido logros como la vacunación o los antibióticos, además de fármacos efectivos contra muchas afecciones que en tiempos de Hahnemann eran mortales y que hoy se consideran problemas menores. ¿Y qué ha hecho la homeopatía en este tiempo? ¿Alguien conoce algún tratamiento pseudocientífico que haya desplazado a alguna medicación convencional? Ninguno. Y no será porque no se ha probado. Se han hecho cientos de experimentos para ver si tiene algún tipo de efectividad. De momento, sin éxito.
¿Y por qué se vende en farmacias? La homeopatía se beneficia de una excepción de la ley del medicamento según la cual para venderse no tiene que demostrar que es efectiva sino que es inocua, algo que no tiene problema en superar puesto que es agua y azúcar.
Hace unos años se planteó una regularización, pero acabó en el limbo y ahora mismo los productos homeopáticos viven en un vacío legal. Por lo tanto, esta disciplina pseudocientífica pudo tener sentido hace 200 años, pero en la actualidad es como esas series que se alargan demasiado, una broma pesada de la medicina.

Y si alguien quiere hacer un sencillo experimento sobre su efectividad, la próxima vez que vaya al dentista que pida un anestésico homeopático. A ver si siente dolor o no.

El mito de la pseudociencia

Los productos homeopáticos son prácticamente agua.
En los preparados se utiliza la nomenclatura CH (centesimal hahnemanniana) para indicar las veces que se ha diluido el producto original.
1 CH implica que se ha diluido una parte de tintura en 99 de agua.
2 CH, una parte en 9999 de agua. Es decir, las disoluciones que aplican están fuera de toda lógica científica.
Hay especialidades homeopáticas de 30 y 40 CH que equivalen a disolver una molécula en una esfera de agua del tamaño del sistema solar o del universo, es decir, no hay nada, solo agua. Los homeópatas argumentan que el agua retiene la memoria de lo que ha disuelto y eso explica su efectividad.
El misterio es cómo consiguen que recuerde solo lo que el pseudocientífico quiere que recuerde y olvide lo demás.

 

Artúculo publicado en EL PAÍS

Los efectos que tienen las pantallas en los ojos de los niños

La escena se repite con más frecuencia y durante más tiempo. En la actualidad niños y adolescentes pasan muchas horas del día frente a las pantallas. Su acceso es variado, ya sea para jugar, mirar una película, escuchar música, buscar información o para comunicarse con los demás. Pero su uso desmedido implica graves consecuencias, según han alertado distintas organizaciones mundiales, ONGs y especialistas.

En el informe “El estado mundial de la infancia 2017”, elaborado por Unicef, se analizó por primera vez de manera integral las diferentes formas en las que la tecnología afecta la vida y el desarrollo de los más chicos. Un detalle de los peligros y las oportunidades de los tiempos digitales que corren.

Un estudio realizado en 2015 por Ruth Milanaik (pediatra científica estadounidense), reveló que el 58% de los menores de 2 años había utilizado un dispositivo móvil. Por su parte, Aric Sigman (licenciado en Ciencias de la Psicología y Neurofisiología del Comportamiento) publicó en 2012 un trabajo que estimaba que los pequeños pasarían 360 días pegados a las pantallas antes de cumplir los 7 años.

En este contexto, ¿el temor de los adultos es injustificado? La respuesta es no. “Recientemente, la Academia Americana de Pediatría recomendó que ningún menor de 18 meses use dispositivos electrónicos.
Dimitri A. Christakis (pediatra, epidemiólogo y miembro de la Academia Americana de Pediatría) reveló que la exposición a pantallas a tan corta edad genera un impacto negativo en el desempeño académico y social, porque reduce la capacidad de atención. En segundo lugar, investigadores de la Universidad de Wisconsin demostraron que estos chicos presentan dificultades para conciliar el sueño y tienen fases REM (sueño profundo) de menor duración”

Problemas oculares

Otro tema no menor en la precoz exposición a las pantallas es la alta incidencia de miopía (defecto refractivo que dificulta la visión de lejos). “En países del extremo oriente donde la incidencia de miopía rondaba el 40%, subió al 80% en menos de 20 años. En Argentina y la región, el índice ronda el 30%. Esta patología se produce por un aumento del reflejo de acomodación/convergencia y su acción sobre el músculo ciliar, fenómeno que facilita el aumento del largo del globo ocular y, por lo tanto, de la miopía”

Pautas para tener en cuenta

  • Las pantallas no son recomendadas para los menores de dos años, cuanto más tiempo se pueda restringir el acceso a ellas mejor será su desarrollo
  • Hasta los cuatro años sería ideal no superar la hora diaria de exposición y luego de los cinco años hasta dos horas por día.
  • Descansar la vista cada 20 minutos. Para eso basta con mirar a un objeto lejano y parpadear varias veces durante 20 segundos.
  • Evitar que usen dispositivos lumínicos antes de dormirse.
  • Comunicar a los chicos que un adulto estará al tanto de sus actividades en línea. Una opción para facilitar esto es ubicar la computadora en un lugar común del hogar como el living donde la pantalla sea visible.
  • Elegir un sitio adecuado como “página de inicio”. Armar y supervisar una lista de sitios favoritos.
  • Enseñar a los niños a consultar antes de facilitar datos personales mediante e-mails, chats, foros o formularios.
  • Intentar navegar y chatear de manera frecuente junto a aquellos que se inician en Internet.
  • Conversar con los niños acerca de las actividades que realizan en línea del mismo modo que de otra actividad cotidiana. Hablar también sobre situaciones desagradables que hayan vivido en relación a Internet.
  • Lo principal es que los padres estén atentos a lo que los chicos informen, es importante escucharlos y acompañarlos en estas etapas de descubrimiento.

¿Cómo funciona la anestesia en nuestro cuerpo?

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2 …black out

Una parte de ti ha sido anulada. No recuerdas, no puedes moverte. Respiras y tus signos vitales continúan con regularidad pero no estás soñando, ni pensando, ni sintiendo… estás anestesiado.

En lo siglos pasados, más de la mitad de los pacientes morían a causa del dolor producido por las heridas y el trauma que causaba una intervención quirúrgica, no por la enfermedad en cuanto tal —sólo hay que imaginar lo que significaría para alguien ver y sentir cómo un cuchillo atraviesa su piel hasta llegar a sus órganos—.

 Debido al horrible suplicio que vivían los pacientes, se buscaba un estupefaciente que aniquilara las sensaciones por un rato, sin que eso expusiera la vida. Así, se ensayó con alcohol, opio, mandrágora e incluso se propinaban fuertes golpes en la cabeza para llegar al estado de inconsciencia.

Más tarde se dio con el primer anestésico general: el éter dietílico. Al principio, fue usado como una droga, pronto se percibió que cuando los consumidores estaban en este estado no sentían dolor. Así pasaron los siglos y los anestesistas perfeccionaron los medicamentos y métodos para llevar a alguien a no sentir nada. En nuestros tiempos se combinan agentes inhalatorios e intravenosos para llegar a este efecto deseado.

¿Cómo funciona?

Tal vez no te guste esta respuesta pero… no se sabe. Es decir, la ciencia conoce cuáles son las reacciones orgánicas con la interacción de los anestésicos, pero aún se desconoce cómo es que esto funciona. La explicación más aceptada es que los anestésicos disuelven parte de la grasa presente en las células cerebrales, modificando las actividades celulares. Eso impide la actividad normal de los neurotransmisores sin afectar las funciones vitales del organismo.

Ahora bien, hay que distinguir entre anestesia local y anestesia general. La primera es mucho más estudiada y no implica tanto alboroto porque sólo se inhibe la percepción de una parte del cuerpo. Los anestésicos locales, como la Novocaína, logran bloquear los impulsos nerviosos de una parte específica no lleguen hasta el cerebro pues impide la transmisión a los centros del dolor localizados en el sistema nervioso central.

 En cuanto a la general, se sabe poco, pero se conoce que producen reducción en la transmisión nerviosa en las sinapsis, lo que hace que no se reciba ningún tipo de estímulo en ninguna parte del cuerpo. Aunque sí se conocen los efectos, todavía se desconocen los mecanismos moleculares que interactúan.

 La anestesia general no sólo evita el dolor, también produce hipnosis, analgesia, estabilidad hemodinámica y relajación muscular. Esto es un combo perfecto: quita el miedo, la tensión y el dolor físico —claro, aparece luego de despertar—.

A muchos les preocupa la falta de conocimiento de las consecuencias que la anestesia pueda tener a largo plazo. Algunos han cuestionado su aplicación. Sin embargo, gracias a ella se han salvado millones de vidas. ¿Imaginas cómo sería un transplante de riñón la extracción de una muela, un parto o una operación a corazón abierto sin anestesia?.

Con información de Cultura colectiva

Una vida sin azúcar es posible y… NECESARIO

El adulto promedio consume mucha más azúcar de la necesaria, por lo que reducir la ingesta de azúcar es una buena idea para la mayoría de las personas.
Algunas personas dan un paso más e incluso cortan de raíz su relación con el azúcar.

Últimamente, la dieta sin azúcar ha ganado en popularidad a medida que las personas buscan formas efectivas de mantenerse sanas o de perder peso. Sin embargo, no todos están convencidos de que la dieta sin azúcar funcione.

Puedes ver las cantidades de azúcar libre de cada producto comercial en sinazucar.org

Ya sea que eliminemos por completo el azúcar de la dieta o simplemente reduzcamos la cantidad que tomamos, existen consejos prácticos para ser tomados en cuenta:

1. Hazlo gradualmente

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta al cambiar la dieta es hacerlo gradualmente. Pasar de una dieta llena de azúcar a una que no contenga azúcar debería ser un proceso lento.

Podemos comenzar eliminando las fuentes más obvias de azúcar, dulces y bebidas azucaradas.

Reducir la cantidad de azúcar que le ponemos al café o al té también es esencial.

2. Lee las etiquetas

Leer las etiquetas puede ayudar a identificar los tipos de azúcares que se deben evitar. El azúcar tiene muchos nombres (al menos 61) y se encuentra en muchos jarabes y concentrados diferentes. Los más comunes incluyen: azúcar de caña o azúcar moreno, jarabe de maíz o jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, azúcar de remolacha, azúcar de coco, sirope de ágave, concentrado de zumo de manzana o uva, miel o panela. Además, cualquier cosa que termine con el sufijo “-osa” también conforma un tipo de azúcar, como la sacarosa, la glucosa, la dextrosa o fructosa.

3. Evita los carbohidratos simples

Muchas dietas sin azúcar también recomiendan que las personas eviten los carbohidratos simples. Los carbohidratos simples incluyen harina blanca, pasta blanca y arroz blanco. Los carbohidratos en estos alimentos se pueden descomponer rápidamente en azúcar en el cuerpo, lo que puede causar que aumenten los niveles de azúcar en sangre aumenten.

4. Planifica las comidas

Seguir una dieta sin una planificación es difícil. Cuando tenemos hambre, es más probable que busquemos un refrigerio poco saludable si no tenemos comidas nutritivas y tentempiés a mano.

5. Evita los azúcares artificiales

Son mucho más dulces que el azúcar, pero contienen poca o ninguna cantidad de calorías. Sin embargo, tomar azúcares artificiales puede engañar al cuerpo haciéndole creer que en realidad está comiendo azúcar. Esto puede exacerbar los antojos de azúcar de una persona, haciendo que sea más difícil para ellos seguir una dieta sin azúcar.

También evita tomar edulcorantes Si buscas el nombre químico de estos en las etiquetas de ingredientes los encontrarás como: aspartamo, sucralosa o sacarina.

6. Céntrate en alimentos integrales

Los alimentos procesados tienen más probabilidades de contener ingredientes refinados o azúcares añadidos, así que debemos inclinarnos hacia alimentos como: vegetales, frutas, carnes magras, aves de corral o tofu, pescado, granos enteros, sin procesar y legumbres y nueces y semillas.

Estudios revelan daños en el cerebro

De acuerdo con un nuevo y pequeño estudio conducido por la University of Otago, en Nueva Zelanda, el azúcar común puede afectar el modo en que tu cerebro trabaja y obstaculizar las habilidades cognitivas

Los investigadores estudiaron el desempeño cognitivo de 49 personas que consumieron bebidas con glucosa, sucrosa (azúcar de mesa), fructosa (el azúcar de las frutas), o sucralosa (endulzante artificial). Los participantes fueron evaluados en pruebas de reacción, aritmética y la interferencia de Stroop, que es un examen psicológico que mide el procesamiento cognitivo.

Después de analizar su desempeño, se determinó que aquellos que consumieron glucosa o sucrosa tuvieron un peor desempeño que aquellos que consumieron fructosa o sucralosa.

“Nuestro estudio sugiere que el ´coma hipoglucémico´, en cuanto a glucosa, es un fenómeno verdadero, donde los niveles de atención parecen disminuir después de la ingesta de azúcar con glucosa”, dijo Mei Peng, autora del estudio, al PsyPost.

Aunque es importante que el cuerpo tenga glucosa para funcionar correctamente, tener altos niveles de esta sustancia debido al consumo de bebidas azucaradas puede dañar las células corporales, explicó a Psychology Today, Teresa Aubele, profesora asistente de psicología del Saint Mary´s College de Indiana.

Esto puede “a la larga afectar tu capacidad de atención, tu memoria a corto plazo, y la estabilidad de tu humor”, añadió.

Investigaciones previas han asociado el consumo de glucosa con las mejoras de la memoria, pero el PsyPost aclara que otros estudios han tenido resultados mixtos al analizar los efectos de la glucosa en las habilidades cognitivas.

Por lo tanto, la autora Peng cree que se necesitan más investigaciones para progresar.

“Las investigaciones futuras deberían ampliar el conocimiento de cómo las diferentes regiones del cerebro cambian después de consumir azúcar, utilizando técnicas de neuroimagen”, dijo al sitio. “Esto nos ayudará a comprender mejor cómo los déficit de atención aumentan después de consumir glucosa”.

Con solo mirar tus ojos los doctores pueden saber esto de tu salud

La vista es un sentido muy importante y garantizar una buena visión debería ser una prioridad a controlar con regularidad.

Pero el chequeo de la vista no solo tiene que ver con los ojos, al parecer hay enfermedades que afectan a todo el cuerpo, que los oftalmólogos pueden detectar en un simple examen ocular.

Señales de diabetes, enfermedades cardiovasculares, déficits nutricionales y daños a los nervios, son algunos de los problemas de salud que los doctores pueden identificar a través de los ojos.

Enfermedades cardiovasculares

Los oftalmólogos son capaces de detectar enfermedades cardiovasculares por la aparición de vasos sanguíneos con forma anormal o de color, que pueden ser indicios de hipertensión.

Se pueden ver pequeños vasos sanguíneos en los ojos que indiquen si hay problemas o no en otras zonas como el corazón.

El colesterol alto puede ocasionar que se formen anillos blancos alrededor de los ojos, así como protuberancias amarillentas en los párpados.

Inflamaciones en el cuerpo

Cuando un halo marrón rodea la pupila, la abertura en el centro del ojo se ve de color negro, es un trastorno que se llama sinequia posterior y ocurre cuando la parte de color del ojo (iris) se une al lente del ojo, a través de la pupila.

Además de ser una condición ocular, la sinequia es a menudo un indicador de inflamación en otras zonas del cuerpo.

Estrés

Ya es sabido que el estrés tiene graves consecuencias para nuestra salud y así como afecta diferentes partes de nuestro organismo, también afecta nuestra visión.

El estrés causa que las células detrás del ojo goteen líquido generando la sensación de tener una ampolla en la retina.

Diabetes

Las manchas rojas o puntos de sangre en el ojo, pueden ser señal de diabetes. Cuando el azúcar en la sangre se acumula demasiado alto, los vasos sanguíneos se bloquean o se hinchan y como consecuencia pueden reventar los pequeños vasos sanguíneos en la retina, causando sangrado.

Si esto no se trata, puede derivar en una visión deteriorada o hasta ceguera.

Alergias

Cuando los ojos experimentan picazón, hinchazón o están rojos, suelen ser una señal común de alergia, más que nada ocasionadas por el polen, el polvo o la caspa de las mascotas.

Esto suele aliviarse con gotas especiales, especialmente si tienen antihistamínicos.

La policía de China comenzó a usar lentes con reconocimiento facial

La policía de China comenzó a usar lentes equipados con tecnología de reconocimiento facial para identificar a posibles delincuentes.

Los anteojos permiten a los agentes de policía tomar una fotografía de una persona sospechosa y luego compararla con imágenes almacenadas en una base de datos interna. Si hay una coincidencia, el oficial recibe información personal de la persona, incluyendo su nombre y dirección domiciliaria.

El nuevo elemento de los pertrechos policiales ha generado controversia ya que los críticos temen que otorgue demasiado poder al gobierno. El sistema, que es particularmente útil para analizar multitudes en poco tiempo, puede llegar a ser utilizado abusivamente para rastrear a disidentes políticos o a minorías étnicas.

Pero según los medios de comunicación estatales, las gafas ya han contribuido a capturar a siete sospechosos en una estación de tren en la ciudad de Zhengzhou. Los detenidos están acusados de varios atropellos con fuga en la vía pública y de tráfico humano.

También lograron identificar a 26 personas que cargaban documentación falsa, reportó el periódico estatal People’s Daily.

La tecnología permite analizar grandes multitudes en poco tiempo

 Si hay una coincidencia entre la lectura facial de los lentes y la base de datos de las autoridades, los agentes de policía reciben información del sospechoso

China es líder mundial en tecnología de reconocimiento facial y recuerda regularmente a sus ciudadanos que este tipo de equipos hará casi imposible eludir a las autoridades.

El país ha estado desarrollando lo que llama “la red de cámaras de vigilancia más grande del mundo”.

Se estima que ya se han instalado 170 millones de cámaras de vídeovigilancia y se espera instalar unas 400 millones de cámaras nuevas en los próximos tres años.

Un “marcapasos cerebral” para la pérdida de memoria

Un grupo de científicos liderado por investigadores de las universidades de Pensilvania y Thomas Jefferson y que a la vez contó con el apoyo del departamento de Defensa de los EEUU, ha desarrollado un implante cerebral que durante el período de pruebas demostró mejorar la memoria de los pacientes. Los hallazgos del ensayo clínico podrían llegar a revolucionar los tratamientos médicos de numerosos problemas vinculados al cerebro, como el traumatismo craneal y la demencia.

El dispositivo fue probado en 25 pacientes con epilepsia que estaban siendo evaluados para ser sometidos a una operación y los resultados arrojados fueron muy alentadores, con una mejoría del 15 por ciento en la evocación de palabras o lo que equivale al porcentaje de memoria perdido por el Alzheimer en el transcurso de dos años y medio.

u funcionamiento aparenta ser muy sencillo. Al momento de intentar aprender algo nuevo o recordar una cantidad considerable de data, el cerebro recibe un impulso eléctrico que le da un shock a las neuronas y las incentiva a “entrar en acción y prestar atención”, lo que aumenta las probabilidades de poder recordar la información cuando sea necesario.

La tecnología combina una técnica única llamada estimulación cerebral profunda o DBS por sus siglas en inglés, con el monitoreo en tiempo real de la actividad neuronal.  El “marcapasos” envía pulsos eléctricos al cerebro cuando detecta que está teniendo dificultades para almacenar información pero permanece inactivo cuando nota que la función cerebral es normal.

Los resultados del test fueron publicados el martes en la revista científica Nature Communications. De cualquier manera, numerosos expertos destacaron que el porcentaje de mejoría es relativamente modesto.

“Lo emocionante de esto es que puede ser replicado y extendido por lo que podremos aplicar el mismo método para entender qué funciones de la actividad cerebral predicen buen rendimiento” compartió al periódico The New York Times Bradley Voytek, profesor asistente de ciencia cognitiva para la Universidad de California.

“Acercamientos muy similares podrían ser relevantes para otras aplicaciones, como el tratamiento de síntomas de depresión y ansiedad” dijo el Dr. Edward Chang, profesor de neurocirugía de la universidad de California.

De momento, el implante requiere que múltiples electrodos sean colocados en el cerebro, lo que lo convierte en un proceso altamente delicado, reportó el New York Times.

“Idealmente, deberíamos encontrar otras formas menos invasivas para poder cambiar el estado de funcionamiento del cerebro de bajo a alto rendimiento” compartió Voytek. “No se cuales serían, pero eventualmente deberemos trabajar sobre las cuestiones éticas y de política pública vinculadas al uso de esta tecnología”.

Si bien es cierto que médicos han usado durante años implantes similares para tratar a pacientes que sufren de Parkinson y epilepsia, es la primera vez que hallazgos de tal magnitud fueron confirmados.

El dispositivo todavía se encuentra en su etapa de desarrollo y una aplicación comercial esta lejos de ser aprobada. Las preocupaciones en torno a que la tecnología sea utilizada como un potenciador de la memoria serán una gran traba a nivel regulatorio.