Día del amante | Cómo es tu signo del zodiaco cuando es infiel

Cada 13 de febrero se celebra el Día del Amante, esto se debe a que el 71% de los hombres celebra con su “otra” pareja un día antes de San Valentín, según una encuesta de la casa de citas extramaritales Ashley Madison.

El 69% de los entrevistados dijo que celebrarán con su amante teniendo sexo, según cifras del portal especializado en citas para infieles.

Los infieles gastarán la misma cantidad de dinero con su pareja que con su amante, aunque serán de distintas formas, de acuerdo con el estudio de Ashley Madison.

A demás, las excusas más comunes que los hombres infieles están relacionadas con el trabajo, en cambio las mujeres son más directas, son relacionadas con amigas y familiares.

Estas son algunas razones porque las personas son infieles

Rutina

Con la pareja todo se vuelve igual “sin esa chispa que enciende la pasión” esto hace que tanto hombres como mujeres busquen algo diferente.

La pareja no da lo suficiente

Su pareja no le aporta el suficiente amor, el tiempo ni la atención.

Vacío emocional

Esto pasa cuando la relación es insatisfactoria. El sexo y el romance se utilizan para llenar vacíos exitenciales.

Escape de la responsabilidad

Los infieles buscan un escape a la presión que se ejerce dentro del hogar.

Inseguridad

Para los amantes la infidelidad les funciona para elevar su autoestima.

Venganza

Algunas personas engañan a su pareja por venganza por algún comportamiento que consideran injusto o por infidelidad por la otra parte.

Cada 13 de febrero, un día antes del Día de los Enamorados, se celebra el Día del Amante. Enterate cómo se comporta cada signo del zodiaco.

Aries
Es uno de los signos zodiacales más arriesgados, por lo que tenerlo como amante garantiza satisfacción en la cama y en todos los sentidos.

Tauro
Tiene necesidad de estabilidad en su vida, pero sí es capaz de vivir una aventura amorosa solo por sexo.

Géminis
Tiene un gran poder de atracción y sensualidad, tiene la capacidad de comunicarse y buscará como amante a alguien muy decidido.

Cáncer
Le encanta conquistar a la persona que desea en su cama y siempre se protegerá de los malos entendidos.

Leo
Es muy apasionado; le encanta explorar en la cama y no suelen tener problemas en la intimidad.

Virgo
Detesta correr riesgos, pero cuando decide ser infiel puede ser muy complaciente en la cama y dejarse llevar por una pareja que lo excita.

Libra
Para ser infiel, necesita una persona que lo motive a tomar más riesgos, ya que suelen analizar mucho sus decisiones e incluso son capaces de congelar sus sentimientos.

Escorpio
Tiene mucha potencia sexual, no necesita una conexión especial en la cama, solo deberá estar sin pareja y desear sexualmente a su amante.

Sagitario
Le encanta la aventura y correr riesgos y siempre terminará hechizando a sus amantes.

Capricornio
Es muy discreto con su pasión en la cama, prefiere parecer recatado.

Acuario
Posee grandes dotes de amante, es muy atractivo y puede ser conquistado con facilidad.

Piscis
Tiene un gran apetito sexual, aunque no lo aparenta. Es capaz de generar gran complicidad sexual.

Los signos y el amor: conoce a “tu otro yo” del Zodiaco

Cada signo tiene su lado bueno… Y su otro lado. Del amor al odio, conoce con cuáles te llevas naturalmente bien y con cuáles vas derecho al fracaso. Además, un bonus track con consejos para conciliar y mejorar tus vínculos con el resto del Zodiaco.

La astrología nos ayuda a ser más considerados con nosotros mismos y con los otros. Con-sideral, el contacto con el cielo nos brinda mayor consideración.

Como ya todos sabemos, los signos zodiacales pertenecen a cuatro elementos:
  • Fuego: AriesLeoSagitario.
  • Tierra: TauroVirgoCapricornio.
  • Aire: GéminisLibra y Acuario.
  • Agua: CáncerEscorpioPiscis.

Los de FUEGO

  • Aries, Leo y Sagitario. Tienen afinidad entre ellos. Tal como lo es el fuego, estas personalidades serán chispeantes, llamativas, “calientes” y “combustas” o cambiantes. Entre ellos existe una natural afinidad de fuego, se entienden con fluidez pues comparten ritmos similares. Son expresivos, espontáneos y explícitos, necesitan calmar sus deseos de manera inmediata, accionan en la vida de modo franco y directo. Se cansan y se aburren fácilmente, sobre todo, cuando las situaciones llevan demasiado tiempo, requieren desarrollar mucha paciencia o hay que superar demasiadas intrigas.
  • Tienen fluidez con los de aire: Géminis, Libra y Acuario. Las personalidades de fuego se mueven con facilidad con los de aire pues comparten estilos rápidos y tiempos vertiginosos, aunque a veces pueden exasperarlos las excesivas preguntas o dudas de los “aéreos” ya que los de fuego difícilmente se detienen a pensar tantas variantes. Si bien tantas dudas aéreas los demoran, seguro se beneficiarán con sus inteligentes aportes.
  • Tienen confusión con los de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. La velocidad de los de fuego se siente “empantanada” ante la oceánica sensibilidad de estos signos. El valor y la frontalidad de los fogosos resultan incompatibles frente a los temores, desconfianzas y excesivos cuidados del agua. Si logran tolerar esta hipersensibilidad, incorporaran una mirada más compasiva, convirtiéndose juntos en apasionados accionadores solidarios. Corazón e intuición, incitación y coraje es una excelente alquimia para vivir motivado ante cada situación que se presente.
  • Tienen tensión con los de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. La primera sensación será de freno y lentitud por su excesivo realismo y permanentes cuestionamientos a su intrépido andar. Aunque frustran y demoran la acción de los inquietos e impacientes fogosos, también los conectan con el registro a tiempo de peligros o situaciones conflictivas que nunca hubieran advertido por sí mismos. Para tolerar incluirlos amorosamente en su vida, el fuego deberá desarrollar lo que más le cuesta “paciencia y austeridad” a fin de registrar la realidad objetiva necesaria para convertirse en personas más eficientes. Juntos construyen proyectos creativos y redituables.

Los de TIERRA

  • Tauro, Virgo, y Capricornio. Tienen afinidad entre ellos. Tal como la tierra, estas personalidades serán constantes, quietas, sólidas, seguras y estables. Entre ellos existe una natural afinidad, son excelentes observadores, incorporan las experiencias de vida de a poco, asimilan cada situación y cada vínculo lentamente, serán cautos para añadir algo o alguien diferente en su entorno así como tampoco serán de abandonar o darse por vencidos precipitadamente. Comparten la necesidad de comprometerse y son coherentes entre lo que hacen y dicen, tienen cadencias serenas y perciben la vida de maneras muy similares: comparten la valoración de la percepción corporal.
  • Tienen fluidez con los de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. Se vinculan con facilidad con la receptiva sensibilidad de la gente de agua. Comparten ritmos pausados pues ambos elementos necesitan tiempo para abrirse a los otros y confiar. Sin embargo, los de tierra pueden chocar contra la excesiva emocionalidad acuática ante temores infundados o afirmaciones demasiado cargadas de subjetividad personal. Si logran tolerar postergar sus urgentes necesidades de logros visibles y eficientes, en vínculo con los de agua adquirirán mayor riqueza emocional y compromiso humano. Esto los terminará conduciendo a lo que tanto valoran: “mejores ganancias” en todos los aspectos de su vida.
  • Tienen Confusión con los de aire: Géminis, Libra y Acuario. Aunque comparten una mirada objetiva y realista de la vida, es posible que padezcan el eterno e incesante movimiento de los de aire que los vivirán como excesivamente ágiles, livianos y poco estables. Los de tierra verán poco comprometidos a los de aire cunado ejercen su libertad e independencia. Los tildaran de mentirosos e influenciables ante la facilidad para el cambio de ideas u opiniones. Si toleran tantos cambios e imprevistos, al lado del aire las personalidades de tierra adquieren cintura, capacidad de negociación, desapego y apertura mental.
  • Tienen tensión con los de fuego: con Aries, Leo y Sagitario. Les inquieta el acelere de los de fuego y les irritan sus melodramáticas personalidades. Sensatos y cautos, los tierra deben aprender a tolerar del fuego características diametralmente opuestas a su naturaleza austera y precavida. Si soportan este cambiante dinamismo, los de fuego encenderán sus cautelosas vidas con situaciones creativas y llenas de alegrías. El gran aprendizaje de incluirlos en su predecibilidad, los llenará de originalidad para ir concretando sueños -que antes de encontrarse con el fuego- parecían imposibles utopías o delirantes fantasías.

Los de AIRE

  • Géminis, Libra y Acuario. Tienen afinidad entre ellos. Tal como el aire, serán personalidades etéreas, livianas e inasibles. Entre ellos existe una natural afinidad y se entienden con fluidez pues comparten la necesidad de vincularse y de conocer personas diferentes. Son naturalmente inquietos, abiertos y buscadores, difícilmente se queden con la primera respuesta que consigan. Les molesta la rutina, tienden a cuestionar las imposiciones sociales o los mandatos familiares. Les cuesta seguir reglas o permanecer en lugares o situaciones por demasiado tiempo.
  • Tienen fluidez con los de fuego: con Aries, Leo y Sagitario. Comparten la valoración de lo activo y veloz. “El aire aviva al fuego”, juntos se agilizan y retroalimentan, redundando en mayor creatividad y alegría. De estilos de vida afines, los de aire deberán aprender a tolerar los exagerados fanatismos o insólitos desbordes egóicos del fuego. Disimular exabruptos personales o subjetivos enojos fogosos que para la objetiva mirada de aire resultan innecesarios, ridículos e infantiles. La gente de aire logra superar la tendencia al aburrimiento fácil, pues con el fuego ganan en divertimento y alegría. Las personalidades aéreas se descubren en un mayor compromiso genuino y de corazón, el vínculo con los de fuego se les hace liviano y tolerable, ya no necesitarán escabullirse y escapar del contacto.
  • Tienen tensión con los de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. El aire y el agua son elementos diametralmente antagónicos, el aire rápido, objetivo y racional en contraposición con el agua sensible, intuitiva y subjetiva. Para el aire las emociones acuáticas son inentendibles y excesivamente demandantes. El aire tendrá que hacer grandes esfuerzos para sumergirse en el mundo de lo indescifrable y desde allí adquirir maestría en decodificar gestos, miradas y expresiones. El aire necesita que le expliciten y que le hablen, mientras que el agua necesita ser intuido sin necesidad de palabras. Si el aire mantiene su claridad y objetividad se convertirá en un hábil comunicador y adquiere maestría en la correcta utilización de palabras para describir y entender cada sutil sentimiento.
  • Tienen confusión con los de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. Aunque muy diferentes en tiempos pues el aire es híper rápido y la tierra lenta y pausada, comparten un criterio objetivo y realista de la vida. El aire se encontrará con la dificultad de realizar actividades sin planificar ya que la tierra lo tildará de arriesgado e insólito, viendo frustradas sus ideas creativas o futuristas ante los precavidos comentarios de la tierra. Si aquietan sus aceleradas mentes irán logrando junto a la tierra, madurar en sus ideas y sostener y comprometerse en sus vínculos.

Los de AGUA

  • Cáncer, Escorpio y Piscis. Tienen afinidad entre ellos. Tal como el agua, serán permeables, volubles, cambiantes tanto de estado como de temperatura. Entre ellos se entienden con fluidez, tiene ritmos y tiempos similares: comparten la sensibilidad, la empatía y la natural intuición. Solidarios y sentimentales, rechazan los tiempos acelerados y frenéticos e intentan preservarse en ámbitos familiares, artísticos o de autoconocimiento. En su natural tendencia al cambio de estado y temperaturas saben intuirse y tolerarse en sus ciclotimias emocionales sin juzgarse.
  • Tienen fluidez con los de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. El agua y la tierra tienen estilos similares y afinidad. Comparten una mirada receptiva y pausada sobre los acontecimientos, se mueven de forma intuitiva y prefieren manejarse en terrenos conocidos antes que arriesgar o exponerse excesivamente. La mayor dificultad para el agua será una tendencia de la tierra a querer sacar beneficio personal o económico en cada situación. A su lado aprenderán a ser más realistas, objetivos y eficientes. Se ejercitarán en la generación de recursos y en la consolidación profesional, contando así con más herramientas para ayudar a los que más quieren.
  • Tienen confusión con los de fuego: con Aries, Leo y Sagitario. Aunque comparten un estilo pasional e histriónico, a los de agua suele irritarles la mirada autocentrada de los melodramáticos fogosos. Si superan sentirse heridos por el egóico estilo del fuego, a su lado ganan en carisma y vitalidad, asegurándose no caer en su acuática tendencia a la melancolía o la depresión. De exagerada y desbordante vitalidad, los de fuego son el mejor antídoto contra los sinsabores o las faltas de estímulo que la gente de agua suele tener que enfrentar en sus vidas.
  • Tienen tensión con los de aire: Géminis, Libra y Acuario. Opuestos y antagónicos, el agua siente la objetiva y racional mirada del aire como fría, distante y calculadora y vive como abandono las necesidades aéreas de espacio y discriminación. Este encuentro puede resultar difícil para ambos si no se dejan modificar por la opuesta mirada del otro. El agua debe superar su exagerada subjetividad y su vulnerable emocionalidad para incorporar las sugerencias del aire como acertadas observaciones que aportan objetividad. Con el aire adquieren herramientas racionales para analizarse y entenderse mejor. Maduran hacia una sensibilidad mas conectada con lo real y adquieren mayor capacidad de contener pues logran poner palabras a lo que sucede. Sensibilidad y entendimiento en máxima sintonía.

Numerología: ¿Cómo es su personalidad según los números?

La Numerología es el arte expresado a través de los números. Su origen se pierde en la noche de los tiempos, muchos se lo atribuyen a Hermes Thot de Egipto. Si bien es bastante difícil conocer sus inicios con precisión, es necesario reconocer tres orígenes esenciales: las enseñanzas de Pitágoras, la cábala numérica y el simbolismo cristiano de la Edad Media.

Los árabes y los celtas estudiaban la energía de los números y los consideraban como “reflejo de lo divino”. Pero se sabe que su paso al mundo occidental se debe al gran matemático y filósofo griego Pitágoras, que vivió en el siglo VI antes de Cristo. Sabemos, además, que Pitágoras hizo muchos viajes a Oriente en busca del “conocimiento superior” y que, a su regreso, fundó numerosas hermandades entre las que -entre otras disciplinas- se enseñaba la Numerología en relación al comportamiento y las vivencias humanas.

Es así como le debemos a Pitágoras comprender que los números tienen una significación interna muy distinta del valor de sus signos. Los signos representan cantidades, pero los números significan cualidades. Y, según Pitágoras, los dígitos del 1 al 9, simbolizan la evolución cíclica del universo.

¿Qué nos indica?

La Numerología es una respuesta rápida a todos los interrogantes de la vida cotidiana. Mediante las diferentes técnicas podremos saber :

– Aspectos positivos y negativos de nuestra personalidad.

– Acontecimientos importantes de vida y los ciclos de ésta.

-Desaveniencias y aciertos en el amor, el matrimonio y las relaciones en general.

-Nuestra economía.

-Los viajes que realizaremos.

-Enfermedades o posibles patologías.

-La profesión y la vocación.

-Las energías de la vivienda y de una empresa.

-La compatibilidad en una pareja

Tu número, tu personalidad

Cada número posee valores negativos y positivos que les confieren un significado particular de orden físico, metafísico o moral. Según Carl Jung, “el número es la forma de expresión más primitiva del espíritu”. Platón dijo “los números gobiernan al mundo” y de allí surge su relación de causalidad.

Pero tanto, Astrología como Numerología se hallan íntimamente ligadas por su conexión a través de los estudios basados en los números: es por eso que se hallan correspondencias entre planetas y vibraciones numéricas .

A manera de sintetizar sus significados, conectados a arquetipos universales de personalidad, se puede describir una lista simple y resumida de cada valor asignado a los dígitos.

Uno de los procedimientos más sencillos es sumar la fecha completa de nacimiento hasta reducirla a un dígito. Este número final es el significado asignado a cada tipo de personalidad. Por ejemplo, para alguien nacido el 1/12/1955 se sumará:

  • 1 + 1 + 2 + 1 + 9 + 5 + 5= 24
  • 2+4 =6

por lo tanto su número de personalidad corresponderá al 6.

A continuación, los significados de cada número:

Número 1.
Vibra con el Sol. Representa la creatividad, los inicios, la protección y la benevolencia. Es el número de la acción originaria.
Las personas 1 son líderes naturales, inventivos, creadores y originales. Protegen a los débiles pero no soportan las críticas. Su punto débil: el orgullo.

Número 2.
Vibra con la Luna. Representa la imaginación, la maternidad y la sensibilidad.
Las personas 2 son soñadoras, románticas, intuitivas y sobreprotectoras. Sus puntos débiles: la indecisión y los miedos.

Número 3.
Vibra con Júpiter. Representa el idealismo, la educación, los viajes y la filosofía.
Las personas 3 son liberales, optimistas, curiosas, francas e inquietas. Sus puntos débiles: la ingenuidad y la impaciencia.

Número 4.
Vibra con Urano. Representa el individualismo, la originalidad, la inventiva y la tolerancia.
Las personas 4 son independientes, anticonvencionales y amigos leales. Su punto débil: su fuerte tendencia a la soledad.

Número 5.
Vibra con el planeta Mercurio. Representa la comunicación, el movimiento y las versatilidades el número del intelecto y la expresión.
Las personas 5 son carismáticas, espontáneas, viajeras, investigadoras y ágiles. Sus puntos débiles: son naturalmente hipercríticos y detallistas.

Número 6.
Vibra con Venus. Representa la esencia femenina, el amor, el arte, y la belleza.
Las personas 6 son románticas, seductoras, coquetas, compasivas y muy creativas. Sus puntos débiles: la terquedad y la melancolía.

Número 7.
Vibra con el planeta Neptuno. Representa la espiritualidad, la sensibilidad la simpatía y el misterio.
Las personas 7 son soñadoras, místicos, discretas, intuitivas y solidarias. Poseen temperamento artístico. Sus puntos débiles: son solitarios, híper sensibles y tímidos.

Número 8.
Vibra con Saturno. Representa la sabiduría, la experiencia, la estabilidad y la paciencia.
Las personas 8 son cautelosas, reservadas, consejeras, confiables y sacrificadas. Sus puntos débiles: son poco demostrativas y ambiciosas.

Número 9.
Vibra con el planeta Marte. Representa la agresividad, el coraje, la originalidad y la iniciativa.
Las personas 9 son confiadas, sinceras, impulsivas, transgresoras, inmaduras y generosas. Sus puntos débiles: la vanidad y la impaciencia.

 

Este Test de percepción psicológica determinará tu personalidad

Este test de percepción psicológica se usa para determinar con éxito las características de la personalidad. Primero observa la imagen. Luego lee, piensa, y escoge la que mejor se ajuste a lo que has pensado. ¿Estás preparado para ver cómo es tu personalidad?

 

 

Sólo 1 de cada 8 personas son altamente perceptivas

Desafía tus habilidades de percepción con esta complicada prueba

Decúbre lo que dice sobre tí el siguiente Test

 

 

Test: Sólo el 5% de la población puede pasar este Test de visión

¿Qué colores son los que más ves?
¿Tienes una visión 20/20?
¡Atrévete con esta prueba visual que sólo el 5% de la población es capaz de superar! 

 

 

Test de inteligencia, únicamente el 5% logra terminarlo

Este Test de inteligencia lógica es tán dificil que unicamente el 5% logra resolver todas las preguntas antes de los 15 minutos.

 

 

Test: ¿Sabes hablar correctamente?

Ponemos a prueba tus conocimientos sobre la lengua española, sobre el significado de las palabras y el curioso origen de conceptos tan empleados por los ciudadanos como desconocidos por éstos.

 

 

Test: ¿Qué tipo de energía vital tienes?

Nuestros cuerpos se rigen por una energía vital que presentamos al mundo. ¿Qué energía habita dentro de ti?