La edad a la que empezarás a cuestionar toda tu vida

Casi todos hemos escuchado sobre las crisis de mediana edad, cuando las personas se sienten extremadamente presionadas por sus responsabilidades laborales, y en algunas ocasiones sus responsabilidades como padres o esposos.

Esto a veces los lleva a tomar decisiones apresuradas y a sufrir cambios dramáticos de personalidad.
Pero este tipo de crisis de identidad no afecta solo a las personas de mediana edad. De hecho, los expertos están observando que cada vez más personas menores de 30 años están sufriendo de lo mismo, y lo han llamado la “crisis del cuarto de vida”.

Según los especialistas, se define como un periodo de inseguridad, dudas y decepciones con respecto a tu carrera, tus relaciones y tu situación financiera. Estas dificultades provienen de los cambios relacionados con la transición de la adolescencia a la adultez y todas las responsabilidades que esto implica, como la adquisición de una vivienda y el futuro de tu carrera laboral.

Si crees que estás sufriendo una crisis de cuarto de vida o temes que podrás sufrirla, esto es lo que los especialistas te recomiendan.

Deja de compararte con los demás

Esta es una forma segura de sufrir decepciones. Cada quien tiene su camino y su propia forma de alcanzar el éxito. Así que no te compares con los demás, ellos probablemente han sentido lo mismo por ti alguna vez.

Sé amable contigo mismo 

Esta crisis no durará para siempre, serás capaz de superarla y al final seguro resultará una experiencia positiva de la que saldrás fortalecido.

Habla con los demás 

Hablar con los demás sobre lo que sientes te ayudará a encontrar la causa y a calmar tus emociones. Lo ideal sería tener el punto de vista de alguien imparcial, que tenga experiencia en tu industria profesional.

Por supuesto, no todas las personas sufrirán una crisis de cuarto de vida, pero si tú la estás sufriendo o conoces a alguien que la sufre, es importante saber que es un periodo pasajero que, aunque sea difícil, te ayudará a encontrarte a ti mismo y darle dirección a tu vida.

8 claves para superar los tiempos difíciles

Los tiempos o momentos difíciles son eso: momentos. Así como han llegado, en algún plazo más o menos largo, se irán o bajarán su intensidad. ¡Por eso siempre hay que seguir adelante! Aquí podrás ver algunos consejos para ayudarte a atravesar este aprendizaje que la vida te ha puesto adelante para demostrarte que la vida es única y está ahí esperando que la disfrutes en cada minuto que te regala.

1. Distráete

A veces, cuando estamos mal, malhumorados o tristes, no hay nada que pueda sacarnos de ese estado. Por eso, lo mejor es pensar: ¿qué es lo que me haría sentir mejor? ¡Y hacerlo! Puede ser comer algo rico, visitar un amigo, ir a pasear en bicicleta, dormir, mirar una película, ¡o cualquier cosa! Lo importante es desconcentrar la atención que tienes puesta en lo que no anda bien, no porque eso vaya a desaparecer, sino para darte un poco de aire y amor a ti mismo.

2. Acéptalo

Sí, acéptalo. No siempre todo sale como queremos. A veces la vida tiene un aprendizaje para nosotros y a veces no es desde el amor, sino desde el dolor. Negarlo no nos hará atravesarlo. Sobredimensionarlo, tampoco. Aceptarlo es un proceso que puede tomar tiempo, pero es el mejor camino para entender qué podemos entender de esto que nos pasa, crecer y seguir adelante más fortalecidos.

3. Rodéate de quienes más te quieran

Si estás un poco triste, o atravesando un momento difícil, tus amigos, familia y/o pareja serán tu mejor compañía. Ellos te conocen, y saben cómo ayudarte a sobrellevar esto. Pídeles ayuda, aunque ya sea solo salir distraerse un poco, o darte ese abrazo que necesitas.

4. Date permisos

A veces nuestra propia sobreexigencia puede hacer que querramos seguir haciendo todo lo que solemos hacer, y con la misma energía, ¡cuando no nos sentimos así! Los tiempos difíciles a menudo son momentos para hacer silencio, detenerse, mirar hacia adentro, y permitirse estar mal, no tener tantas ganas de hacer algo, querer estar solo, o cualquier otra cosa.

5. Piensa paso a paso, día a día

La mejor manera para destrabar algo que parece muy pesado de atravesar es pensar día a día. Concentrarse en cada momento, en cómo poder hacer un esfuerzo para estar mejor hoy. La práctica de meditación, en eso, puede ayudarte.

6. Prueba nuevas experiencias

A veces, una buena manera de romper con una “mala racha” es literalmente romperla. Esto quiere decir, hacer algo por fuera de lo habitual. Comenzar una actividad nueva, irse de viaje, probar un nuevo sitio donde ir a pasear, etc. Nuevas experiencias te ayudarán a tener más perspectiva y ver las cosas de otra manera.

7. Observa

Mira a tu alrededor. Observa tu vida, tu familia, y todo lo que te rodea, también material. Todo nace y luego muere, es un ciclo. Y por eso, esto que hoy tanto te aqueja tiene fecha de vencimiento. Verás que pronto pasará y volverás a sentirte bien. ¡Adelante!

¿Estas dispuesto a mudarte por 21.300 euros por mes?

Muchas ciudades intentan superar el problema de la sobrepoblación y las consecuencias que esta acarrea, sin embargo, esta no es la situación de Albinen, donde la mayoría de los pobladores propone pagarles a familias enteras por mudarse a esa ciudad.

Albinen está localizado en Suiza, específicamente en el cantón de Valais, en los Alpes suizos a 1.275 m. sobre el nivel del mar, mide 15.48 km2 y su población actual es de 240 residentes. Para contrarrestar esto, Albinen se propone a 
 pagarle 21,300 euros a cada persona que decida mudarse ahí.

La propuesta 

La meta es evitar que el número de habitantes siga mermando y el pueblo colapse. Por ejemplo, si la escuela local pierde ocho alumnos más se verá obligada a cerrar sus puertas.

La iniciativa fue firmada por 94 personas (casi la mitad del electorado) y fue presentada por un grupo de jóvenes este agosto. El Concejo municipal la aceptó y se votará este 30 de noviembre.

Además de los 25.000 francos por adulto, se incentiva con otros 10.000 francos (8.500 euros) por niño, así que una familia con tres hijos puede recibir alrededor de 50.000 euros

Compromisos 

En caso de aprobarse esta propuesta, las familias que lleguen deberán cumplir ciertos requisitos:

• Vivir en Albinen al menos por 10 años.
• Comprar o construir una casa con un valor de 160 mil euros o más.
• Ser menores de 45 años.

Si alguna de las familias que lleguen bajo este esquema decide irse antes de cumplir los diez años de residencia, tendrá que devolver el dinero recibido por la beca en su totalidad.

FUENTES:

Señales para detectar que estás siendo manipulad@

¿Alguna vez te ha pasado que aunque tenías muchas ganas de hacer algo otra persona logró cambiar tu parecer como “por arte de magia”?
¿O que te sentiste culpable porque opinaste diferente a otro? Quizás te haya pasado algo así, o no. Pero en ambos casos, es importante que sepas que puedes estar frente a un comportamiento manipulador.
Esto puede darse en cualquier ámbito y relación: en una pareja, al interior de la familia, entre amigos, en el trabajo, etc.

En general, una persona con un comportamiento manipulador es tan seductor o persuasivo que puede incluso controlarnos sin que nos demos cuenta directamente. Por eso, en esta nota podrás conocer algunas señales para estar atento y aprender a reconocer si se nos presenta en la vida.

1. No estás haciendo lo que quieres

Una de las cosas más cercanas a ti mismo que puedes reconocer para darte cuenta de que alguien está teniendo un comportamiento manipulador contigo, es frenar y registrar si es que estás sintiendo cierta incomodidad. Puede ser que estés haciendo algo o comportándote de cierta manera sin comprender por qué. Solo preguntándote si lo que estás haciendo es lo que realmente quieres ya estás dando un paso hacia tu propia determinación personal.

2. Sientes miedo, responsabilidad o culpa

Una de las primeras señales que puedes advertir para reconocer que alguien está teniendo un comportamiento manipulador es la propia sensación de miedo, culpa o responsabilidad al no actuar de acuerdo a lo que esa persona espera o desea; incluso a veces llegando a “traicionar” tus propios principios o convicciones, o hacer cosas que no querías. Esto es muy importante porque siempre tienes que defender tu derecho a pensar y sentir como tú mismo eres.


3. Dudas de ti mismo

Si te sientes confuso y comienzas a dudar de lo que crees, piensas y quieres para ti, detente. Una persona con ese comportamiento puede mentir, omitir información o amoldar las circunstancias para que hagas lo que quiere. Incluso es común que te inciten a tomar decisiones apresuradas, tomándote por sorpresa, en situaciones inoportunas o dentro de su terreno de seguridad. Sea como sea, siempre confía en quién eres.

4. Te sientes “desnudo/a” emocionalmente

Por lo general, una persona con ese comportamiento sabe reconocer fácilmente los puntos débiles de una persona y no dudará en apelar a ellos como una manera de lograr lo que se proponga. Por eso, si sientes que el otro está dando justo en tus aspectos íntimos o personales y tú eso no lo percibes como una manera de ayudarte, sino que te está dejando aún más vulnerable, puede que estés frente a alguien con el que debas replantearte si quieres seguir estando.

Actitudes que te ayudarán a detectar en el otro un comportamiento manipulador

  • No asume su responsabilidad. Suele culpabilizar a los demás. 
  • Va cambiando de opinión y forma de actuar de acuerdo a dónde está o en qué situación se encuentra.
  • Puede ser muy lógico, muy seductor o muy carismático. 
  • Se enfada si no los demás no responden de la manera que quisiera. 
  • Puede victimizarse. 
  • Sabe utilizar los principios morales de los demás para satisfacer sus necesidades.
  • Gusta de mostrar superioridad. 
  • Puede mentir o falsear las cosas. 
  • Es egocéntrico. 
  • No admite críticas.
  • No es empático.
  • Sus demandas son imperativas.
  • En una relación pueden ser celosos y/o controladores.

¿Qué hacer?

Lo más importante para hacer frente a estas situaciones es estar en conexión con nosotros mismos, desarrollar nuestra propia seguridad, delimitar lo que queremos y lo que no queremos que entre en nuestra vida, y actuar con determinación. Eso no implica perder ningún vínculo, sino, por el contrario, hacer crecer los que nos nutran y vengan desde el amor genuino, y aprender a separarnos de los que no.

Si crees que te está costando poder reconocer o superar estas situaciones, pide ayuda a un profesional. Estas cosas pueden cambiarse y estás a tiempo de hacerlo.

 

4 enfermedades que revivieron gracias a los antivacunas

Es dramático pero el daño de los Antivacunas está hecho, suman 62 mil casos de males que pudieron haber sido prevenidos con una sola inyección.

Esto comenzó en la década de los noventa, cuando el médico británico, Andrew Wakefield, dio a conocer un estudio donde “demostraba” que la triple vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubeola provocaba en realidad, autismo.
Asustados, los padres dejaron de llevar a sus hijos a los centros de salud.
Sin embargo, casi 20 años después, el Consejo Médico General de Reino Unido estudió estos casos y descubrió que el investigador había manipulado los resultados para llegar a esa conclusión.
Su objetivo: ganar una demanda contra las farmacéuticas.

Aunque se confirmó que lo dicho no tenía sustento y que todo era un juego de manipulación por este científico, ya era demasiado tarde, pues millones de padres habían privado a sus hijos de las vacunas por el temor que la investigación metió en sus cabezas. El daño estaba hecho.

Naturalmente, fue imposible juzgarlos. Nadie expondría a sus hijos a un peligro inminente. Sin embargo, las consecuencias no sólo se vieron en primera persona, sino que un conjunto de enfermedades regresaron a la población en general.

Como puede apreciarse en el estudio, sarampión, las paperas, la poliomielitis, la rubéola o la tos ferina, son las enfermedades que más han despuntado a partir de la antivacunación. En total, suman 62 mil casos de males que pudieron haber sido prevenidos con una sola inyección.

Para 2017, estos fueron los resultados: con sarampión se reportaron 34.000 personas; con tos ferina, 2.200 ; 7.660 con paperas y 49 con poliomelitis.
La poliomelitis, según la Organización Mundial de la Salud, ya estaba erradicada en el mundo en un 99 %.
Este mapa fue elaborado tomando como base la «información publicada por las noticias, los gobiernos y las organizaciones mundiales de salud para trazar los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación a lo largo del tiempo».
Puedes consultarlo aquí.

Los niños son los más afectados. Ellos no tienen la capacidad de elección ni el conocimiento para saber si es o no conveniente vacunarse. Por eso, es necesario que los adultos disipen todos los rumores infundados y procuren informarse sobre la realidad.

Si quieres saber más sobre salud descubre los Mitos sobre salud que debes conocer

Grandes mitos y verdades sobre la Luna que desconocias

En un mundo lleno de incógnitas, el cielo fue el primer calendario que tuvo la humanidad.
Para los primeros humanos, mirar sobre sus cabezas en una noche estrellada servía para retomar la calma, pues funcionaba como un reloj preciso que se dibujaba en los cielos. La bóveda celeste mostraba frecuentemente su relación con algunos fenómenos ocurridos en la Tierra, alimentando la idea de que todo lo que ocurría allá arriba tenía una repercusión en la terrenalidad.
La curiosidad que despertó nuestro satélite natural llevó a crear algunas historias y mitos que fueron transmitidos a través de la narración oral. Algunos aún nos acompañan hasta hoy; sin embargo, es preciso diferenciar en todo momento entre la tradición cultural y la influencia real de la Luna:

Fertilidad

Distintas culturas antiguas solían creer que la relación entre la Luna y las mujeres iba más allá que su coincidencia temporal con el ciclo menstrual femenino: algunos rituales utilizados en el este de Europa durante el Medievo en la Antigüedad persisten hasta nuestros días; sin embargo, no existe evidencia alguna que demuestre que influya en la fecundación humana.

Epilepsia

La historia de los licántropos tuvo su origen en las civilizaciones que aseguraban que la Luna Llena era capaz de surtir efectos nocivos en los hombres, como hacerlos agresivos y provocar un comportamiento fuera de sí. No obstante, se ha comprobado que los ataques epilépticos no tienen relación alguna con la Luna Llena ni con ninguna otra fase de nuestro satélite natural.

Las mareas

Dos cuerpos se atraen en la medida de su masa y la distancia entre ambos: se trata de un principio básico para comprender qué es la fuerza de gravedad y cómo los objetos masivos interactúan entre sí. En el caso de la Luna, una de las nociones más populares sobre su poderosa influencia en las mareas de los océanos del mundo es completamente cierta: la fuerza gravitacional de nuestro satélite regula las mareas en la Tierra.

El insomnio

¿Alguna vez has escuchado que la causa por la que no pudiste dormir anoche se debía a las fases de la Luna? Este tema ha intrigado a distintos científicos en las últimas décadas y numerosas investigaciones han tratado de dilucidar si existe una relación entre el insomnio y la Luna Llena. Un estudio de 2013 arrojó una correlación positiva entre ambos factores alertando a la comunidad científica; sin embargo, se analizó la metodología y el sesgo por el pequeño número de personas que habían participado en él (33). Otras investigaciones más recientes negaron que el satélite natural de la Tierra tuviera implicaciones en el descanso humano.

Los nacimientos

Otra creencia popular afirma que la Luna Llena está íntimamente relacionada con los nacimientos, a tal grado que es capaz de provocar labores de parto en las mujeres que están a pocas semanas o días de llegar a la fecha calculada de nacimiento. Tres estudios realizados durante casi una década en Nueva York analizaron detenidamente el aumento en la tasa de natalidad durante las noches de Luna Llena y fueron incapaces de demostrar relación alguna entre ambos fenómenos.

¿Por qué tantas naciones se disputan Jerusalén?

Jerusalén es considerada como una ciudad sagrada por los fieles de las tres grandes religiones monoteístas: judíos, cristianos y musulmanes. Paradójicamente, esto convirtió a Jerusalén en objeto de numerosas disputas que derivaron en reiteradas conquistas, reconquistas y sobre todo, muchas muertes.

Jerusalén está localizada en lo que conocemos hoy como el Estado de Israel, su nombre hebreo significa “Ciudad de Paz” y en árabe, “La Santa”. Lamentablemente, las guerras ocurridas en ese territorio no le hacen honor a ninguno de sus nombres.

Es considerada una ciudad sagrada por las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

Para el judaísmo es allí donde el rey David estableció la capital del Reino de Israel y lugar de asentamiento del Arca de la Alianza, donde su hijo Salomón construyó el Templo, hacia donde deben dirigirse las plegarias.

Para los cristianos es allí donde predicó Jesús, fue crucificado y resucitó. Además, es también la tercera ciudad sagrada del islam, Para los musulmanes el profeta Mahoma subió al cielo, y hacia la que se orientaban al rezar, antes de pasar a hacerlo de cara a La Meca, en Arabia Saudita.

Entonces, la Knesset (el Parlamento israelí) aprobó una ley de protección a los lugares sagrados, en la que garantizaba el acceso a éstos por parte de los fieles de las distintas religiones.

La tolerancia hacia otras religiones monoteístas se acabó cuando el islam se convirtió en una religión de Estado más rígida bajo el califa Abdalmálik, quien construyó el Domo de la Roca encima de la base fundacional del templo judío.

Buscando la paz 

Cuando en 1947 la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución 181 para la partición de Palestina en un Estado judío y otro árabe, se pensó en considerar a Jerusalén como una “entidad aparte”, una ciudad internacional que sería administrada durante diez años por la ONU antes de realizar un referendum para definir su destino.

Para no tomar posición y buscando la paz del territorio, desde 1980, por recomendación de la ONU la mayoría de los países han tenido sus embajadas en Tel Aviv. Este mes, Donald Trump cumplió una promesa de su campaña: anunció la relocalización de la embajada de ese país a Jerusalén, desencadenando nuevamente un gran conflicto político-religioso.

4 pasos para terminar una relación sin que se terminen odiando

Las cosas no funcionaron y saben que no pueden volver a lo que alguna vez fueron. Tal vez aún hay amor, pero simplemente las cosas no funcionan, sin embargo ninguno toma acción y termina la relación, aunque ambos saben que es lo mejor que podrían hacer.

Hay muchos factores que se deben tomar en cuenta al terminar una relación –si es algo mutuo o personal, la urgencia con que se termina, la situación en la que se encuentran e incluso la personalidad de cada uno, pero aunque no hay una forma perfecta de terminar (no se trata de ganar un juego sino de despedirse del potencial amor de la vida), sí hay ciertos caminos que se aconsejan tomar.

1. Confronta directamente

 Un análisis de la doctora Susan Krauss demostró que de varios métodos para terminar una relación entre los que se encuentran dejar de hablar con la parejamanipular a la pareja para que termine la relación esperar a que la pareja haga algo imperdonable para entonces terminar con excusas, el de confrontar directamente y tener “la plática” es siempre la más efectiva.

2. No huyas

Hablar con tu pareja no implica que las cosas serán fáciles. Tal vez tú sabes lo que quieres y sabes que todo se acabó, pero la otra persona tiene que procesarlo y no importa cuánto uses la lógica, el dolor y el sentimiento de traición puede activarse en cualquier momento, por lo que debes soportar los reclamos y seguir ahí.

3. No involucres a otras personas

La verdad siempre es importante, pero si la relación se termina por alguien más, no la menciones en ese momento. No hagas a alguien más desdichado en su momento más bajo. El problema es entre ustedes dos y no debes arrastrar a alguien más a esa tormenta que no acabará nada bien.

4. No mantengas contacto después

Deja de hacerle daño a la otra persona al seguir como un fantasma. Tal vez te quieres asegurar que está bien y crees que si te alejas poco a poco así será mejor, pero en estos casos lo mejor es arrancar el pasado de forma rápida. Sal de su vida y deja que esa persona sea feliz sin ti. Esto también implica no sugerir ser amigos.

Seguramente será una de las cosas más difíciles que tengas que hacer. Tal vez recuerdes el dolor cuando te lo hicieron a ti y si es así, recuerda que no quieres que nadie se sienta de esa forma por tu culpa. Acepta las consecuencias y encuentren la felicidad lejos uno del otro.

7 cosas que seguramente no sabias del bostezo

Un bostezo es la acción incontrolada de abrir la boca, con separación muy amplia de las mandíbulas, para realizar una inhalación profunda a la que sigue una espiración de algo menos de lo inhalado, con cierre final de la apertura bucal.

Cuando se bosteza, además, se estiran los músculos faciales, se inclina la cabeza hacia atrás, se cierran o entornan los ojos, se lagrimea, se saliva, se abren las trompas de Eustaquio del oído medio y se realizan muchas otras, aunque imprecisas acciones cardiovasculares, neuromusculares y respiratorias.

Lo que sabemos a ciencia cierta es que el bostezo es contagioso y que lo hacen mamíferos y reptiles por igual.
A pesar de que el bostezo es una de las funciones que nuestro cuerpo realiza de manera involuntaria y que disfrutamos mucho, incluso desde que estamos en el vientre materno, aún no hay un estudio contundente que nos explique qué es lo que motiva un bostezo. Sin embargo, existen algunas pistas que nos indican qué pasa en el cuerpo cuando bostezamos.

1. Disminuye tu temperatura corporal

Un estudio encabezado por Adrew Gallup en la Universidad de Princenton asegura que al bostezar, se expanden y contraen las paredes del seno maxilar (pómulos), las cuales bombean aire para enfriar tu cerebro, es por ello que bostezamos tanto en épocas calurosas.

El estudio de Gallup publicado en la revista Medical Hypotheses señala que lo que ocurre en tu cuerpo al bostezar es que la temperatura corporal disminuye por un pequeño lapso de tiempo.

2. Signo de vínculo emocional y empatía


Otro estudio del Museo de Historia Natural de Pisa, en Italia, señala que los bostezos ocurren por empatía. Con aquellas personas con las que tenemos fuertes vínculos emocionales podemos desatar una cadena de bostezos, aunque este puede surgir incluso, cuando estamos leyendo al respecto, mirando un video o una fotografía con gente bostezando.

3. El bostezo nos relaja

Algunos expertos piensan que el bostezo actúa como un mecanismo de relajación natural. Es común bostezar después de una situación estresante y es el preámbulo del sueño. El bostezo no siempre está vinculado al aburrimiento o a la falta de atención.

4. Te ayuda a oxigenarte

Cuando tenemos cansancio o extrema relajación respiramos con menor intensidad, lo que provoca un intercambio menor de oxígeno o un exceso de dióxido de carbono en nuestro cuerpo, el bostezar nos ayuda a tomar aire profundamente y compensar la falta de oxígeno.

5. Incrementa tu presión arterial

Tras un bostezo, se incrementa la presión arterial y la frecuencia cardíaca más de un 25%.

 

6. Es un intenso gasto de energía 

Muchas partes de tu cuerpo entran en acción cuando bostezas y tus músculos reaccionan de manera intensa, en primer lugar, tu boca se abre y la mandíbula cae y permite que una enorme cantidad de aire entre a tus pulmones, los músculos abdominales se flexionan, y el diafragma es empujado hacia abajo.

7. Bostezo por problemas de salud

Se sabe que el bostezo es natural, pero si bostezas excesivamente, al grado de generarte incomodidad y sobre todo cuando has descansado lo suficiente, tu cuerpo podría estar enviándote algunas señales sobre tu salud cómo:falta de células rojas en la sangre o una capacidad pulmonar deficiente.

¿Qué significa soñar con insectos?

Muchas personas temen a los bichos e insectos. Son seres pequeños y un poco insignificantes que, sin embargo, tienen el poderoso poder de inquietarnos. Su sola presencia puede resultar increíblemente incómoda.
Dime, ¿Has intentado dormir con un mosquito en la habitación? Si lo has hecho, sabrás perfectamente de lo que hablo. No importa su tamaño, los insectos tienen una enorme capacidad para perturbarnos.

Pero… ¿Qué tiene que ver esto con los sueños? Bueno, es que esta cualidad de los insectos tiene mucho que ver con su representación en el subconsciente. 

Por eso, si has soñado alguna vez con bichos o más aún, si aparecen en tus pesadillas constantemente, e incluso puedes  sentir cómo caminan sobre ti en sueños, esto es lo que deberías saber.

Pequeños grandes problemas

Soñar con muchos insectos está vinculado generalmente al estrés que ocasiona tener muchos pequeños problemas.

Tal vez no la pasas mal en la vida, y no tienes demasiados inconvenientes graves.  Pero eso no quiere decir que nada te agobia. Está el trabajo, la casa, la familia…

No sabes por qué, ¡ya que lo tienes todo!, pero te sientes permanentemente intranquilo, estás cansado y de mal humor. Justo como cuando hay un mosquito en la habitación.

Seguramente es que tu cabeza está llena de pequeños problemas que te está ocasionando estrés. La boleta de luz que se hace difícil de pagar, el cumpleaños del niño, el arreglo que hay que hacer en la casa, unas cuantas reuniones de trabajo que preferirías evitar, etc.

Como son problemas relativamente pequeños, conscientemente no les das suficiente importancia. Pero tu subconsciente, con esos sueños de bichos, te está enviando un contundente mensaje: ¡Resuelve esos problemas!

Cambios necesarios

Soñar muy seguido con bichos, de una forma u otra, indica que en tu vida hacen falta algunos cambios. Pequeños pero necesarios. Debes cambiar algunos hábitos o costumbres, pues tu cabeza está pidiendo ayuda.

Cambios pequeños para dejar atrás estas pesadillas

  • Trata de tomarte unos momentos para analizar tu vida, y descubrir qué es lo que está ocasionando tanto estrés. Una vez hecho este ejercicio, intenta buscar maneras de solucionarlo.
  • Tal vez debas simplemente empezar a organizarte mejor. O llevar una agenda, de modo tal que no tengas que forzar a tu cabeza a recordarlo todo. Muchas veces, tratar de recordar lo que tienes que hacer es más estresante que tener que hacerlo.

Ahora que lo sabes… ¿Qué estás esperando para resolver tus problemas y dejar de soñar con bichos?