Archivo de la etiqueta: naturaleza

Test: ¿Cuanto recuerdas tus clases de biología?

La historia de la biología remonta el estudio de los seres vivos desde la Antigüedad hasta la época actual. Aunque el concepto de biología como ciencia en si misma nace en el siglo XIX, las ciencias biológicas surgieron de tradiciones médicas e historia natural

Los miembros de esta tribu de pescadores aguantan hasta 13 minutos bajo el agua


Se trata de una tribu nómada que vive entre Indonesia y Malasia y que vive en plataformas sobre el mar.

Su dieta está basada en lo que pescan bajo el agua.

Pero la principal característica de los bajau es que aguantan hasta 13 minutos bajo el agua, y pueden descender hasta 70 metros de profundidad, todo esto sin mas ayuda que unas antiparras artesanales.

Ahora, un estudio ha descubierto el motivo por el que los bajau aguantan tanto sin respirar: tienen un bazo más grande de lo normal.

La investigación la ha publicado la revista Cell y en ella se explica que poseen un gen que regula los cambios para que este órgano sea más grande que en el resto de seres humanos.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores tomaron muestras genéticas de miembros de la tribu y realizaron ecografías tanto de los bajau como los de otra tribu vecina, los saluan.

Así, el bazo de los bajau es un 50% más grande que el de los saluan. Además, este hecho se da tanto si los individuos bucean con frecuencia como si no lo hacen.

 

Según Harvard, La carne fue esencial para el desarrollo del cerebro

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Harvard, la incorporación de la carne en la dieta del ser humano jugó un papel importante en el desarrollo del cerebro.

Además, contradice el criterio según el cual el ser humano fue vegetariano por naturaleza o que el fuego fue fundamental para la evolución humana.

Según la investigación “Impacto de la carne y las técnicas de procesamiento de alimentos en el Paleolítico Inferior en la masticación de los humanos”, desde que hace 2.6 millones de años los ancestros del hombre moderno empezaron a comer carne, entraron en el camino evolutivo a las características actuales del homo erectus.

Consumieron la carne sin el uso de fuego y valiéndose de herramientas para molerla. Fue con el ahorro en la masticación lo que permitió que se reduzca el tamaño de la mandíbula, sus músculos y dientes. Asimismo, el consumo de proteína permitió que el cerebro se transformara.

Para probar su tesis, los biólogos especialistas en evolución Katherine D. Zink y Daniel E. Lieberman, solicitaron a los voluntarios que mastiquen carne cruda de cabra y otros vegetales, sin llegar a tragar el bocado.

“Las reducciones en los músculos de la mandíbula y el tamaño de los dientes que evolucionaron hacia el Homo erectus no necesitaron del proceso de cocinar, y deben haber sido posibles por los efectos combinados de comer carne y procesar mecánicamente tanto la carne como los vegetales duros”,  escribieron los investigadores en el texto que se publicó en Nature.

La novedad del estudio radica en que antes del uso del fuego hubo cambios de importancia, como la reducción masiva de los dientes y músculos de la mandíbula, el achicamiento de los intestinos y la expansión del cerebro. ¿Qué opinarán los veganos?

Las estrellas de mar y su enseñanza

En estos días disfruté de un programa de tv que trataba sobre el medio ambiente y su conservación, y me llamó sobremanera la atención, de un biólogo el hecho de devolver al mar las estrellas de mar que quedaban en la orilla cuando la marea las llevaba hasta ella.

La estrella de mar es un animal acuático de los océanos que por su morfología ha llamado la atención y curiosidad de todos los amantes de los animales.  Su cuerpo en forma de estrella de cinco puntas o más, puede encontrarse en más de dos mil especies que se han diferenciado. Siempre que se encuentra una o más deben ayudarlas a regresar, es la ley de su vida natural, aunque algunas no corren con mucha suerte.

El biólogo explicaba que la vida de las estrellas de mar era muy frágil, ellas luchaban por sobrevivir, y su forma les ayudaba de otros depredadores  para seguir viviendo, sin embargo la periodista incrédula le decía: hay cientos de ellas, y ¿Usted  va a salvarlas todas?

Él muy tranquilo le contestó: las estoy salvando, y devolvió una estrella más al mar. Ella  insistió de nuevo y le dijo: pero hay miles de estrellas de mar, y usted no puede salvarlas a todas. ¿No le parece que lo que está haciendo en realidad, no tiene una razón de ser, porque son demasiadas?

Simplemente el biólogo sonrió, tomó otra estrella, la lanzó con fuerza al mar, y dijo con mucha alegría: para ésta, y todas las que he devuelto, ya mi vida tiene un gran sentido.

Esto nos sirve de una gran enseñanza, ya que hay que intentar hacer algo por alguien, si no se puede todo, hay que intentarlo, al final encontraremos el verdadero sentido de nuestra vida. la de servir a otros de alguna manera.

Mis palabras mágicas, es mi forma de ayudarles y la suya ¿cuál es?

Grandes mitos y verdades sobre la Luna que desconocias

En un mundo lleno de incógnitas, el cielo fue el primer calendario que tuvo la humanidad.
Para los primeros humanos, mirar sobre sus cabezas en una noche estrellada servía para retomar la calma, pues funcionaba como un reloj preciso que se dibujaba en los cielos. La bóveda celeste mostraba frecuentemente su relación con algunos fenómenos ocurridos en la Tierra, alimentando la idea de que todo lo que ocurría allá arriba tenía una repercusión en la terrenalidad.
La curiosidad que despertó nuestro satélite natural llevó a crear algunas historias y mitos que fueron transmitidos a través de la narración oral. Algunos aún nos acompañan hasta hoy; sin embargo, es preciso diferenciar en todo momento entre la tradición cultural y la influencia real de la Luna:

Fertilidad

Distintas culturas antiguas solían creer que la relación entre la Luna y las mujeres iba más allá que su coincidencia temporal con el ciclo menstrual femenino: algunos rituales utilizados en el este de Europa durante el Medievo en la Antigüedad persisten hasta nuestros días; sin embargo, no existe evidencia alguna que demuestre que influya en la fecundación humana.

Epilepsia

La historia de los licántropos tuvo su origen en las civilizaciones que aseguraban que la Luna Llena era capaz de surtir efectos nocivos en los hombres, como hacerlos agresivos y provocar un comportamiento fuera de sí. No obstante, se ha comprobado que los ataques epilépticos no tienen relación alguna con la Luna Llena ni con ninguna otra fase de nuestro satélite natural.

Las mareas

Dos cuerpos se atraen en la medida de su masa y la distancia entre ambos: se trata de un principio básico para comprender qué es la fuerza de gravedad y cómo los objetos masivos interactúan entre sí. En el caso de la Luna, una de las nociones más populares sobre su poderosa influencia en las mareas de los océanos del mundo es completamente cierta: la fuerza gravitacional de nuestro satélite regula las mareas en la Tierra.

El insomnio

¿Alguna vez has escuchado que la causa por la que no pudiste dormir anoche se debía a las fases de la Luna? Este tema ha intrigado a distintos científicos en las últimas décadas y numerosas investigaciones han tratado de dilucidar si existe una relación entre el insomnio y la Luna Llena. Un estudio de 2013 arrojó una correlación positiva entre ambos factores alertando a la comunidad científica; sin embargo, se analizó la metodología y el sesgo por el pequeño número de personas que habían participado en él (33). Otras investigaciones más recientes negaron que el satélite natural de la Tierra tuviera implicaciones en el descanso humano.

Los nacimientos

Otra creencia popular afirma que la Luna Llena está íntimamente relacionada con los nacimientos, a tal grado que es capaz de provocar labores de parto en las mujeres que están a pocas semanas o días de llegar a la fecha calculada de nacimiento. Tres estudios realizados durante casi una década en Nueva York analizaron detenidamente el aumento en la tasa de natalidad durante las noches de Luna Llena y fueron incapaces de demostrar relación alguna entre ambos fenómenos.

7 cosas que seguramente no sabias del bostezo

Un bostezo es la acción incontrolada de abrir la boca, con separación muy amplia de las mandíbulas, para realizar una inhalación profunda a la que sigue una espiración de algo menos de lo inhalado, con cierre final de la apertura bucal.

Cuando se bosteza, además, se estiran los músculos faciales, se inclina la cabeza hacia atrás, se cierran o entornan los ojos, se lagrimea, se saliva, se abren las trompas de Eustaquio del oído medio y se realizan muchas otras, aunque imprecisas acciones cardiovasculares, neuromusculares y respiratorias.

Lo que sabemos a ciencia cierta es que el bostezo es contagioso y que lo hacen mamíferos y reptiles por igual.
A pesar de que el bostezo es una de las funciones que nuestro cuerpo realiza de manera involuntaria y que disfrutamos mucho, incluso desde que estamos en el vientre materno, aún no hay un estudio contundente que nos explique qué es lo que motiva un bostezo. Sin embargo, existen algunas pistas que nos indican qué pasa en el cuerpo cuando bostezamos.

1. Disminuye tu temperatura corporal

Un estudio encabezado por Adrew Gallup en la Universidad de Princenton asegura que al bostezar, se expanden y contraen las paredes del seno maxilar (pómulos), las cuales bombean aire para enfriar tu cerebro, es por ello que bostezamos tanto en épocas calurosas.

El estudio de Gallup publicado en la revista Medical Hypotheses señala que lo que ocurre en tu cuerpo al bostezar es que la temperatura corporal disminuye por un pequeño lapso de tiempo.

2. Signo de vínculo emocional y empatía


Otro estudio del Museo de Historia Natural de Pisa, en Italia, señala que los bostezos ocurren por empatía. Con aquellas personas con las que tenemos fuertes vínculos emocionales podemos desatar una cadena de bostezos, aunque este puede surgir incluso, cuando estamos leyendo al respecto, mirando un video o una fotografía con gente bostezando.

3. El bostezo nos relaja

Algunos expertos piensan que el bostezo actúa como un mecanismo de relajación natural. Es común bostezar después de una situación estresante y es el preámbulo del sueño. El bostezo no siempre está vinculado al aburrimiento o a la falta de atención.

4. Te ayuda a oxigenarte

Cuando tenemos cansancio o extrema relajación respiramos con menor intensidad, lo que provoca un intercambio menor de oxígeno o un exceso de dióxido de carbono en nuestro cuerpo, el bostezar nos ayuda a tomar aire profundamente y compensar la falta de oxígeno.

5. Incrementa tu presión arterial

Tras un bostezo, se incrementa la presión arterial y la frecuencia cardíaca más de un 25%.

 

6. Es un intenso gasto de energía 

Muchas partes de tu cuerpo entran en acción cuando bostezas y tus músculos reaccionan de manera intensa, en primer lugar, tu boca se abre y la mandíbula cae y permite que una enorme cantidad de aire entre a tus pulmones, los músculos abdominales se flexionan, y el diafragma es empujado hacia abajo.

7. Bostezo por problemas de salud

Se sabe que el bostezo es natural, pero si bostezas excesivamente, al grado de generarte incomodidad y sobre todo cuando has descansado lo suficiente, tu cuerpo podría estar enviándote algunas señales sobre tu salud cómo:falta de células rojas en la sangre o una capacidad pulmonar deficiente.

La ciencia dice que en el 2018 habrán mas terremotos

Es imposible predecir dónde y cuándo será el próximo terremoto; sin embargo, un ambicioso estudio propone prestar atención a la velocidad de la Tierra como determinante en el aumento de sismos anuales.

El centro y sur de México, la frontera entre Irán e Irak y el centro de Italia pasaron momentos especialmente difíciles durante 2017: cuatro poderosos terremotos dejaron más de mil víctimas fatales en conjunto, mientras otros miles vieron con impotencia y miedo cómo el sustento material de su vida terminaba hecho añicos ante el poder de la naturaleza.

Lo hemos escuchado hasta el cansancio: es imposible predecir dónde y cuándo será el próximo terremoto.
Después de cada sismo durante 2017, una y otra vez se comprobó que aún es poco lo que sabemos sobre la forma en que las placas tectónicas liberan energía sobre la corteza terrestre; sin embargo, un ambicioso estudio elaborado por Roger Bilham y Rebecca Bendick de las universidades de Colorado y Montana respectivamente, propone prestar atención a la velocidad de la Tierra como determinante en el aumento de sismos anuales.

El estudio toma en cuenta los datos disponibles desde hace un siglo, momento en que comenzamos a medir la magnitud y registrar la ubicación de los sismos. A partir de estos datos, los científicos analizaron los fenómenos sísmicos mayores de magnitud 7 desde 1900 y encontraron cinco periodos específicos en los que el número de terremotos anuales había aumentado considerablemente: de los 15 sismos intensos que se presentan cada año, la cifra se había disparado de 25 a 30 en estos periodos extraordinarios.

Después de buscar una relación en común entre estos lapsos que ayudara a explicar tal aumento en la actividad sísmica, los científicos encontraron un factor que podría ser el principio de una investigación a fondo: cada vez que la velocidad de rotación terrestre disminuye ligeramente, los terremotos intensos aumentan en frecuencia.

La Tierra gira sobre su propio eje dando paso al día y la noche; sin embargo, en ocasiones su velocidad varía en unos cuantos milisegundos (apenas perceptible con relojes atómicos). Según esta teoría, es probable que tales variaciones sean las culpables de periodos de sismicidad intensa:

«La correlación entre la rotación de la Tierra y la actividad sísmica es fuerte y sugiere un aumento en el número de terremotos intensos el próximo año», afirmó Roger Bilham en entrevista para The Observer.

A pesar de que la razón de la correlación entre terremotos y la velocidad de rotación terrestre no está del todo clara, algunas hipótesis afirman que esto podría deberse a las modificaciones que sufre el núcleo de nuestro planeta ante tales cambios

Bilham y Bendick estimaron una media de 5 años de duración para cada periodo, caracterizado por un lustro en que disminuye la velocidad de rotación de la Tierra.
Una vez cumplido este proceso, aparece un segundo periodo de idéntica duración donde los terremotos son más comunes. Para ambos científicos, se trata de un “aviso del planeta para futuros terremotos”

«El próximo año deberíamos ver un aumento significativo en el número de terremotos intensos (…) hasta ahora solo hemos tenido alrededor de seis terremotos intentos; fácilmente podríamos tener 20 al año a partir de 2018»

Ante tales cifras, la mejor forma de prevención que tenemos al momento es estar preparados en todo momento para el siguiente terremoto, con especial atención en las áreas con alta actividad sísmica y aquellas a través del Cinturón de Fuego del Pacífico en las que hace décadas no se ha presentado un sismo de gran magnitud, como es el caso de la Brecha de Guerrero

 

fuente

10 grandes mitos sobre el cerebro, que seguramente creías verdaderos.

El cerebro humano cumple funciones tan distintas como el control hormonal, la memoria, los movimientos corporales y los estados mentales. Estas funciones son el resultado del “diálogo” (conexiones neuronales o sinapsis) entre las casi 90 mil millones de neuronas que lo forman.

Las Neurociencias son un grupo de disciplinas abocadas al estudio del cerebro y sus funciones. El desarrollo de nuevas tecnologías, como la Resonancia Magnética Funcional y la Tomografía por Emisión de Positrones, permitió visualizar la actividad cerebral de las personas cuando están “haciendo algo” en particular y así estudiar el funcionamiento del cerebro en vivo y en directo.

Sin embargo, algunos hallazgos son malinterpretados y dan lugar a falsas creencias y concepciones.

¿Qué es cierto y qué es falso respecto al cerebro?

1. Usamos el 10% de nuestro cerebro

Falso

Usamos todo el cerebro, todo el tiempo. Si bien algunas áreas están más implicadas en determinadas funciones (por ejemplo, el hipocampo en la memoria, el área de Brocca en el habla) se sabe que el cerebro actúa todo junto y a la vez. En la película Lucy (2014), la actriz Scarlett Johansson ingiere una droga que le permite incrementar el uso de su cerebro siendo capaz de recordar absolutamente todo, no sentir dolor, desmaterializarse y más. Entonces, si llego a usar el 100% de mi cerebro, ¿me convertiré en una supercomputadora líquida? La verdad es que no amigo, vos ya estás usando todo lo que tenés.

2. Neuronas que no se usan se mueren

Falso.

Esto solo se aplica para cerebros en formación. Durante el desarrollo se generan muchas más neuronas de las que efectivamente usaremos. En los primeros años de vida, algunas de ellas se conectarán siguiendo un plan genético determinado influenciado por el ambiente. Aquellas neuronas que no se conectaron con otras entran en apoptosis, una especie de “suicidio celular programado”. En cerebros adultos, el mecanismo principal de cambio es la plasticidad sináptica, proceso mediante el cual se crean nuevas conexiones, se eliminan algunas, se refuerzan o debilitan otras. Si tenemos en cuenta que cada neurona recibe entre mil y diez mil conexiones sinápticas, las posibilidades de poda neuronal son interminables.

3. El alcohol mata tus neuronas

Falso.

Las neuronas no mueren por exposición al alcohol, aunque sí cambian su funcionamiento y conexiones. Más de una vez hemos oído que una noche de juerga puede dejarnos el cerebro como un colador. Lo cierto es que el alcohol actúa sobre distintos tipos de receptores presentes en las neuronas, cambiando el funcionamiento de las mismas. Esto produce desbalances en la comunicación neuronal y puede causar déficit cognitivo. La exposición al alcohol en ciertas etapas del desarrollo cerebral puede provocar retraso mental y cuadros muy complejos como el Síndrome Fetal Alcohólico.

4. El cerebro de los viejos ya no aprende

Falso.

El cerebro es un órgano cuya estructura fina, las conexiones neuronales, es extremadamente plástica durante toda la vida. Esta capacidad de crear o cambiar las conexiones entre las neuronas se ha asociado a los procesos de memoria y aprendizaje. Y si bien esta plasticidad disminuye con los años, eso no significa que en la vejez ya no se aprendan cosas. Al contrario, aprender cosas nuevas es un muy buen ejercicio para el cerebro. Así que ya sabés, enseñale a tu abuelo a tocar la batería.

5. Escuchar música clásica nos hace más inteligentes

Falso.

El mito proviene de algunas publicaciones donde se mostraba que escuchar a Mozart mejoraba el desempeño en algún test cognitivo. Muchísimos otros trabajos no encontraron ventajas cognitivas por escuchar música clásica. Sin embargo, tocar un instrumento mejora algunas funciones ejecutivas, la memoria y la atención. Podés escuchar a la Mona, Charly García, Chopin o James Blunt, pero no vas a rendir mejor en tus exámenes.

6. El tamaño del cerebro determina la inteligencia

Falso.

Tener un cerebro más grande no necesariamente te hace más inteligente. La inteligencia no es dependiente de la cantidad de neuronas, sino más bien de las conexiones neuronales. Como explicamos antes, las evidencias sugieren que la plasticidad sináptica se relaciona con mejoras en la memoria y el aprendizaje. De hecho, el cerebro del delfín es mayor que el cerebro humano, y si bien los delfines son muy inteligentes, es más importante qué tipos de “diálogos” tienen esas neuronas en lugar de cuántas neuronas hay.

7. Usamos un hemisferio del cerebro más que el otro

Falso.

Ha sido ampliamente difundido que las personas “lógicas y analíticas” utilizan más su hemisferio izquierdo y que los “creativos y artísticos” usan más el derecho. Estudios con imágenes de resonancias magnéticas muestran que usamos los dos hemisferios cerebrales por igual, y que ambos trabajan juntos y coordinados. Un ejemplo claro es el habla: si bien las áreas del cerebro implicadas en este proceso se encuentran preferentemente en el hemisferio izquierdo, es el hemisferio derecho el encargado de otros aspectos del lenguaje, como la entonación y el énfasis. O sea que si te encanta pintar paisajes y sos aficionado a las matemáticas, ¡no sos la oveja negra del rebaño!

8. El cerebro está inactivo mientras dormimos

Falso.

El periodo de descanso es uno de los más necesarios del día. Pero esto no implica que el cerebro “se desconecte”, sino que aprovecha esas horas de sueño para llevar a cabo funciones que consumen mucha energía y que no podría realizar cuando estamos despiertos prestándole atención a nuestras actividades cotidianas. Recientemente se descubrió que, mientras dormimos, el cerebro aprovecha para “limpiar” aquellas sustancias de desecho que fueron generadas durante el día, se consolida la memoria y se “debilitan conexiones neuronales que tuvieron lugar para que las neuronas estén ‘listas’ para empezar un nuevo periodo de vigilia”. Acordate cuando vayas a la cama esta noche, ¡tu cerebro nunca descansa!

9. Las neuronas no se regeneran

Falso.

Hasta no hace mucho tiempo, la evidencia indicaba que las neuronas que se perdían no podían regenerarse. Hoy se conoce que existe “neurogénesis”, o sea, el nacimiento de nuevas células en el sistema nervioso adulto. Pero no es algo que ocurra a gran escala sino preferencialmente en el hipocampo, el bulbo olfativo y el epitelio olfativo. Recientemente se ha observado que también ocurre en distintas zonas de la corteza cerebral de monos. Quizás con nosotros ocurra lo mismo, ¡al fin y al cabo somos bastante similares!

10. Las mujeres tienen un sexto sentido

Falso.

Siempre se ha dicho que las mujeres tienen una especie de “intuición femenina” o “sexto sentido”, lo que las define como criaturas esencialmente empáticas, telépatas, expertas en gestualidad, escrutadoras de los estados emocionales y demás. Sin embargo, lo que se cree es que poseen la capacidad de entender mejor ciertas situaciones que para un varón pueden pasar desapercibidas. Esto puede deberse a que las mujeres usan mayormente la empatía, es decir, responder de manera adecuada en una situación infiriendo el estado mental, los sentimientos de las personas intervinientes. Los hombres suelen sistematizar, esto es, descifrar la mecánica de un sistema infiriendo las reglas que lo dominan. Quizás gracias a este “lenguaje” que las hace más sensibles y susceptibles pueden “leer y entender” gestos y señales, percibir mejor las cosas y estar más pendientes de los que las rodean.

10 asombrosos datos sobre los oceanos

Durante toda la historia de la humanidad solo hemos logrado explorar un 2-5% de los océanos. Incluso los datos nuevos no nos dan la imagen completa sino que comprueban una vez más que el elemento de agua es el más misterioso de todos.

Hoy traemos para ti los datos más enigmáticos acerca de los océanos que no dejarán a nadie indiferente.

Cascada submarina

© depositphotos/GoodOlga
Este espectáculo impresionante se puede observar en la costa de la península Morne Brabant, la cual es parte de la Isla Mauricio. Las corrientes subacuáticas fuertes constantemente mueven capas de arena y limo por el fondo desnivelado cubierto de corales. Los torbellinos de arena bajan de la superficie al fondo, por lo cual surge el efecto de una verdadera cascada acuática.

Mar de leche


Desde hace 400 años entre marineros existen leyendas acerca de las aguas misteriosas del Océano Índico que se vuelven blancas azuladas y relucientes. En 2005 un grupo de científicos decidió investigar este fenómeno misterioso. Lograron identificar el lugar donde el agua de verdad lucía como una leche reluciente. Científicos descubrieron que este efecto surge debido a la actividad de las bacterias bioluminiscentes Vibrio harveyi. Con su resplandor las bacterias atraen a los habitantes marinos y, de esta manera, entran a su hábitat favorito: los intestinos de los peces.

Pozo de Thor (o Pozo de Torá)


Este pozo inusual se encuentra en el cabo Perpetua en la parte central de la costa del estado de Oregon. Este embudo de piedra, durante las mareas, se llena de aguas del Océano Pacífico. Con la marea alta se convierte en un géiser que lanza columnas de niebla salina. Los científicos aún no pueden explicar la aparición de esta cavidad e investigar su fondo. Se cree que el pozo está conectado con una red de cuevas subacuáticas.

Marea roja


La marea roja es un fenómeno de reproducción excesiva de microalgas, que producen una coloración roja debido a una serie de mecanismos. Los productos de la actividad vital de estas algas bloquean todo el oxígeno, por lo tanto, los peces en este tipo de agua se mueren rápidamente. Este fenómeno bonito pero peligroso es típico para la temporada de lluvias.

Flores de hielo


Este paisaje floral se puede observar en la parte central del Océano Ártico. Estas esculturas de hielo, que se forman entre el aire y el agua, aparecen solo si hay aire muy seco, cuya temperatura es más baja que la temperatura del agua. Los científicos dicen que estas flores surrealistas “crecen” justo enfrente de tus ojos y pueden alcanzar 6-7 cm de diámetro.

El Mar del Diablo


Este lugar también se llama “Triángulo del Dragón“. Así los pescadores bautizaron las aguas alrededor de la isla Miyakejima en Japón. Los marineros le tienen miedo e intentan no pasar por ese lugar. En el Mar del Diablo no viven ni peces ni aves. En cambio, a menudo se observan tormentas fuertes que empiezan literalmente de la nada. Por algo los investigadores llaman este lugar el triángulo de las Bermudas.

Haloclina


Haloclina es una capa de la columna de agua en la que la salinidad del agua cambia rápidamente con la profundidad. Debido a las densidades, los niveles de sal y las temperaturas de agua diferentes, aparece una línea divisiva entre dos mares que casi no se mezclan. En la ciudad danesa Skagen, desde la costa se puede ver cómo se juntan los mares del Norte y Báltico.

Las estructuras de Yonaguni


Estas estructuras encontradas en la isla japonesa de Yonaguni siguen provocando mucha polémica. Los científicos intentan descubrir si fueron creadas por humanos o si se trata de un fenómeno natural. Lo que pasa es que estas pirámides podían haber sido construidas por las civilizaciones que existían durante la última era de hielo.

Remolino de agua


El agua, girando a una velocidad alta, forma remolinos que no solo pueden llevar al fondo a las personas sino también las naves enteras. Muchas veces los remolinos de agua se forman en los golfos estrechos. Después de la marea alta, empieza la marea baja pero el agua no logra retirarse rápidamente. Entonces las corrientes chocan y empiezan a girar en un espacio reducido, creando así el remolino.

Pyrosoma


Las pyrosomas son criaturas subacuáticas raras. Los buzos las comparan con unicornios. Una pyrosoma luce como un organismo entero, aunque en realidad consiste de varios unidos entre sí: los zooides que reproducen copias exactas de sí mismos. Las pyrosomas pueden alcanzar el tamaño de una ballena.

5 técnicas orientales para liberar tu Qi y así vencer el mal humor

Para la medicina tradicional china, el mal humor y la irritación que una y otra vez nos molestan tienen que ver con la obstrucción de nuestro Qi (fuerza vital) en el hígado.

Este órgano es el responsable de la fluidez del Qi en todo el cuerpo y su bloqueo puede expresarse no solo a nivel emocional, sino también con dolor abdominal, estreñimiento, insomnio, y otros síntomas. Cuanto más frecuente se hace puede incluso generar otros problemas como trastornos digestivos o depresión.

¿Qué podemos hacer para desbloquear esta obstrucción, volver a dejar que la energía fluya libremente y así recuperar el buen humor? Toma nota de estos consejos que la medicina tradicional china tiene para ti. 

1. Haz estiramientos
Solo estirando estarás ayudando a que la energía estancada vuelva a circular, ya que el hígado controla los tendones. Según la medicina oriental, este órgano almacena la sangre durante el descanso y la libera en los períodos de actividad, asegurando la flexibilidad y nutrición en los tendones.
Si detectas que estás de mal humor, tómate unos minutos y estira.

2. Descansa tus ojos
Para la Medicina Tradicional China, el hígado “se abre” en los ojos.
A menudo, la irritabilidad puede estar causada por estar mucho tiempo frente a una pantalla. Tómate unos minutos, descansa los ojos y realiza ejercicios oculares por lo menos cada 2 horas.

3. Consume alimentos verdes
Los vegetales de color verde, como la espinaca, ayudarán a desbloquear la energía del hígado. Si estás de mal humor, inclúyelos en tus comidas.  También, alimentos y bebidas con sabores agrios y ácidos estimulan el Qi del hígado.

4. Presiona tu dedo del pie
Tu dedo gordo del pie está conectado con tu hígado, por eso puedes ayudar a desbloquear la energía allí contenida presionándolo en un punto y luego masajeando hasta llegar al centro de la planta del pie.

5. Respira
Para quitarte el mal humor, la respiración es vital. Eso te hará enfocarte en llevar oxígeno a tu cuerpo y, al exhalar, deshacerte mentalmente de las presiones y el bloqueo de energía.

¡No dejes que te gane el mal humor!

Visto en La bioguía