Archivo de la etiqueta: niños

Discurso de Astrid Lindgren en contra de el castigo a los niños

Astrid Lindgren fue una persona fascinante. Resulta que no solo fue escritora de cuentos de hadas sino también una luchadora por la justicia. No temía hablar, y la escuchaban. En los 70 el castigo físico de los niños era parte de la crianza. Sin embargo, Astrid creía profundamente en el daño que causaban en la formación de una persona sana.

En 1978, cuando le entregaron el “Premio Nobel de la Paz” en Alemania, dio un discurso que le dio la vuelta al mundo. Con unas palabras sencillas dijo que las raíces de la agresión que invade nuestro mundo están en el comienzo de nuestra vida: en la infancia. Y el niño que recibe la primera lección de violencia de sus padres, cree que solo con este remedio se pueden resolver todos los problemas.

Esta es una parte del discurso que convirtió a Suecia en el primer país en prohibir las represiones físicas a nivel oficial.

© Astrid Lindgren

Astrid y sus nietos de vacaciones en Tallberg, 1968. Fotógrafo: Bertil Hellstrom.

El mismo tiempo que ha vivido la humanidad en este planeta, ha llevado guerras y se ha peleado. Nuestro mundo frágil siempre está en peligro. ¿No será la hora de preguntarnos si nosotros mismos hacemos algo a diario que nos conduce a conflictos? ¿Cómo podemos mejorar u olvidarnos de la agresión constante?

Creo que debemos empezar desde el principio, ¡desde los niños! Ellos son los que próximamente gobernarán este planeta, ellos tendrán que decidir si continuar con la violencia o vivir en paz y alegría.

Recuerdo lo impactada que me sentí cuando me di cuenta: nos gobiernan personas comunes y corrientes que no tienen el don de la providencia divina ni sabiduría extraordinaria. Son como nosotros, con sus debilidades y pasiones, pero tienen poder. ¿Por qué estas personas toman decisiones tan malas? ¿Acaso es porque son malas debido a su naturaleza?

No lo creo. Los niños no nacen ni buenos ni malos. Entonces ¿qué es lo que determina si será abierto y bondadoso o un lobo solitario cruel y amargo? Somos nosotros, sus padres, las personas que deben enseñarle al niño qué es el amor. O, sin quererlo, enseñarle todo lo contrario.

Un día me encontré a la esposa del cura, quien me contó que cuando era joven y dio a luz a su primer hijo, no creía en los castigos físicos a pesar de que azotar a los niños en aquel tiempo era una práctica común.

Sin embargo, cuando su hijo tenía 4 o 5 años, hizo tal travesura, que ella decidió, a pesar de todos sus principios, azotarlo: por primera vez en su vida. Le dijo al hijo que fuera al patio y buscara un palo para este fin.

El niño se tardó en regresar, y cuando volvió, tenía su rostro mojado en lágrimas. Dijo: “Mamá, no encontré ninguna vara, pero encontré una piedra que me puedes lanzar“.

En ese momento la madre comprendió de golpe cómo lucía la situación desde el punto de vista del niño: si mi mamá quiere lastimarme, no importa cómo lo haga, con el mismo éxito puede hacerlo con una piedra.

La madre sentó al hijo en su regazo y lloraron juntos. Puso la piedra en un estante en la cocina como recordatorio de que la violencia no es una solución.

Tal vez te preguntes: ¿entonces si dejamos de castigar a los niños físicamente, criaremos una nueva especie de Homo Sapiens, todos se volverán bondadosos al instante y las guerras terminarán? Por supuesto que no. Solo los escritores infantiles pueden creer en este tipo de utopia. Este pobre mundo necesita un montón de reformas y cambios.

Pero nuestros hijos ven la televisión, ven cuánta agresión hay en el mundo y, tal vez, crean que es la única manera de resolver todos los problemas. Y ahora mismo, en nuestro hogar, podemos enseñarles que existe otro camino. Y es lo que podemos hacer por el mundo.

A ninguno de nosotros nos vendría mal una piedra en un estante de la cocina para recordar: ”¡No a la violencia!”

A. Lindgren

Astrid Lindgren en un campamento de verano con niños.

Este discurso de Astrid Lindgren inició en Suecia y Alemania fuertes discusiones acerca de los castigos físicos. En 1979 Suecia se convirtió en el primer país del mundo en prohibir completamente los castigos físicos de los niños tanto en la escuela como en casa.

Fuente Swedish book review

El milagro de la canción de un hermano

Como cualquier madre, cuando Karen descubrió que otro bebé estaba de camino, hizo todo lo que pudo para preparar a su hijo de tres años, Michael, para la llegada de un nuevo miembro de la familia que requeriría gran parte de la atención que hasta ahora él había recibido.

Pronto supieron que se trataba de una niña, algo que le pareció estupendo al pequeño Michael, quien se pasaba los días cantando canciones al vientre de su mamá. El embarazo se desarrolló con normalidad, no hubo ningún tipo de problema. Con el tiempo llegaron las contracciones, cada cinco minutos, cada minuto, hasta que llegó el momento de dar a luz y fue ahí donde todo se empezó a complicar.

Tras varias horas de parto y una cesárea, la hermanita de Michael vino al mundo con bastantes problemas. Fue necesario el traslado de la pequeña hasta la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos del Hospital de St. Mary en Knoxville, Tennessee.

Los días pasaban lentamente y la salud de la pequeña iba empeorando. Algunos especialistas le dijeron a los padres que se preparasen para lo peor, ya que había pocas esperanzas de que la niña saliese adelante. Los mismos padres que habían estado preparando una habitación para su hija ahora tenían que hacer los arreglos para su entierro. Michael seguía pidiendo a sus padres que le dejaran ver a su hermana, “quiero cantar con ella” decía a todas horas.

{keyword}
Pixabay

No habían pasado dos semanas desde que Karen diese a luz cuando parecía que la pequeña los abandonaría de un momento a otro. Michael seguía insistiendo en cantar con su hermana, pero a los niños no se les permite entrar en las salas de cuidados intensivos.

Ante la insistencia de su hijo, Karen tomó una decisión. Estaba decidida de hacer realidad el deseo de su hijo. Si no lo hacía ahora, nunca más tendría la oportunidad de verla.

Vistió al niño con ropa de tallas mucho más grandes y lo llevó a la UCI. Por desgracia, la enfermera que estaba de guardia descubrió la estratagema y gritó: ¡Para inmediatamente! Sabes que no está permitida la entrada de menores.

El instinto protector propio de cualquier madre surgió en Karen, quien siempre fue una persona muy educada y tranquila, ahora tenía los ojos llenos de rabia y la voz entrecortada. Con el semblante muy serio le dijo a la enfermera: ¡No se irá hasta que cante con su hermana!

{keyword}
Pixabay

Sorprendentemente, consigue llevar al pequeño Michael hasta la cama de su hermana. El chico que aún no conocía la gravedad del asunto fijó la mirada en su diminuta hermana que desgraciadamente estaba perdiendo su batalla contra la vida. Algunos segundos después empezó a cantar con la voz y la inocencia de un niño de 3 años:

“Eres mi sol, mi único sol, me haces feliz cuando los cielos están grises.”

Al instante, la pequeña reaccionó: su pulso se calmó y se estabilizó.

“Nunca sabrás cuánto te amo, por favor no te lleves a mi sol.”

La respiración entrecortada se conviertió en una respiración suave, como el ronroneo de un gatito.

“La otra noche, mientras dormía, soñé que te tenía en mis brazos…”

Entonces la pequeña se relajó del todo y entró en una especie de estado de descanso reparador, que parecía aliviar todos sus problemas. Las lágrimas comenzaron a brotar en el rostro de la enfermera y la madre.

“Eres mi sol, mi único sol. Por favor, no te lleves a mi sol.”

Los arreglos funerarios fueron cancelados.
Al día siguiente, la niña estaba lo suficientemente bien como para poder ir a casa.
La revista Woman’s Day lo llamó “El milagro de la canción de un hermano”.
El personal médico tan solo lo llamó un milagro.

{keyword}
Suhijo

¡Comparte esta milagrosa historia con todos tus amigos!

Fuente: Hrtwarming

Este pedofilo se encontró con su peor pesadilla

La pedofilia es una des las acciones más perturbadoras que cometemos los humanos, y debemos rechazarla firmemente. En la actualidad,  los niños están cada vez más expuestos debido al continuo uso de las redes sociales y, ¿qué pueden hacer los padres para evitarlo? Desde luego, la confianza es primordial, así que si tienes un hijo es una gran idea ocupar cinco minutos de tu tiempo para conversar sobre estos temas, y si no, están los “Cyberniñeras”. Quizá nunca habías escuchado este término, pero gracias a ellos muchos niños es han salvado de caer en manos de personas peligrosas y el método parece muy efectivo.

Los llamados “Dark Justice”o “Cyberniñeras” son grupos asociados a la policía que trabajan buscando pedófilos en línea a través de las redes sociales. Lo que hacen, es crear perfiles falsos para hacerse pasar por niños y adolescentes, y poder capturar a los criminales que intenten algo. Gracias a esta nueva técnica, muchas personas han caído tras las rejas y siguen sumando.

Richard Hewitt ,de 40 años, fue atrapado con las manos en la masa justo cuando iba a encontrarse con una niña de 13 años.

ad_223084060-e1476857884822
MetroUK

Hewitt, hizo amistad con una niña de 13 años por medio de un chat, y pronto comenzó a pedirle fotografías de su cuerpo desnudo, enviarle mensajes de texto con alto contenido sexual y decirle que “él sería su primera vez”. Sin embargo, no se dio cuenta de que el perfil era falso.

Le decía a la niña que “él sería su primera vez”

ad_223084078-e1476857873961
MetroUk

“¿Puedes sacarte selfies desnuda?”

“No mando fotos como esas, lo siento. No nos conocemos siquiera, espero no te molestes”.

“Desnúdate para mi, ¿ok?”

“No mando esa clase de cosas a gente que no conozco”.

Esta foto la envió mientras iba camino a la cita

ad_223084101-e1476857860264
MetroUK

Ambos acordaron juntarse en Newscastle, y cuando Hewitt llegó a la dirección pautada fue emboscado por la policía. Curiosamente, su primera reacción fue intentar romper el teléfono celular, lo que resultó más sospechoso aún. Este hombre ya tenía 26 llamados de atención en su contra y una vez admitió haber seguido a un niño.

ad_223084126-e1476857918104
MetroUK

A pesar de que Richard no alcanzó a hacer nada “malo”, ya que le niña en realidad era la policía, fue condenado a dos años de prisión por su largo historial sobre acoso sexual y preferencia hacia niños y adolescentes. Durante el juicio solo repetía:

“Lo siento, necesito ayuda”.

MetroUK

El equipo de “Dark Justice” señala que ya cumplen dos años trabajando junto a la policía y este es caso número 64, pero solo la mitad de los arrestados han recibido penas de cárcel.

Mira el video

No sé ustedes, pero creo que la cárcel es poco para un pedófilo o cualquier otro tipo de abusador.

El terrible caso de la niña que pensaba que su nombre era “idiota”

Cuando los empleados del Departamento de Servicios Humanos de Arkansas examinaron a una pequeña de 4 años, la única conclusión posible era que había sido abusada.

La niña mostraba “varios moretones profundos en el trasero, espalda baja y piernas; hinchazón en la mejilla derecha; una magulladura en la frente; lesiones en proceso de curación en toda la espalda y sangre seca en la esquina de la boca”, se lee en el informe de la policía de Hot Springs.

La pequeña también tenía “marcas de ligaduras sobre las muñecas que indican que había sido sujetada y parecía estar malnutrida”.

Según el informe de la policía, cuando se le preguntó a la niña cómo se llamaba, ella respondió “idiota”.

El novio de la madre, Clarence Reed, admitió posteriormente que utilizaba ese calificativo para llamar a la niña, pero alegó que “sólo era de broma”.

Delitos graves

Según informa el diario The Sentinel Record, de Arkansas, “otro menor en la residencia confirmó que la niña había sido atada y se le llamaba ‘idiota’”.

2

La niña está ahora bajo custodia de los servicios sociales del estado y tanto su madre, Jennifer Diane Denen, de 30 años, como su novio, Clarence Eugene Reed, de 47, fueron detenidos.

Están acusados de los delitos graves de violencia doméstica en primer grado, permitir el abuso de un menor y poner en riesgo el bienestar físico de un menor en primer grado.

Los cargos pueden conducir a una condena de hasta 20 años en prisión. Ambos están detenidos con una fianza de US$500.000 y deberán aparecer en la corte el 23 de agosto.

Los medios locales informan que durante el interrogatorio de la policía, la madre afirmó que “vio a Reed golpear a la niña de 4 años en el trasero con un bate de plástico”.

Otros menores en las casa indicaron que la madre les había dicho Reed amarraba a la niña a una silla utilizando ataduras de plástico.

3

Tal como informa el diario Washington Post, un portavoz del Departamento de Policía de Hot Springs indicó que en la casa vivían seis niños, todos hijos de Denen.

Sólo el más pequeño, un bebé de 11 meses, es hijo de ella y Reed.

“En todo el país”

El caso de Arkansas, del que se ha informado extensamente en los medios estadounidenses, no es el único que conmueve al país.

En julio pasado se informó que un oficial de policía de la ciudad de Franklin, en Ohio, encontró a un menor de 7 años tratando de vender su oso de peluche frente a una tienda.

Cuando el oficial se acercó al niño éste le dijo que no había comido en varios días.

4

Cuando otros dos policías acudieron a la casa del menor encontraron a dos hermanos del menor viviendo en una casa “en condiciones deplorables”, según le dijo el jefe de la policía de Franklin, Russell Whitman, al diario local Journal News.

El informe de la policía indicó que los padres habían creado “un riesgo sustancial de salud y seguridad al descuidar la limpieza en la residencia, tener grandes cantidades de microbios y comida podrida en toda la residencia”.

También se los denunció por “no tener alimentos apropiadamente preparados y empacados para que los niños menores comieran y permitir que un menor de 7 años deambulara lejos de la residencia sin su permiso o conocimiento, en un intento de localizar comida“.

Tal como indicó el jefe de policía Russell Whitman, los padres del menor, Tammy y Michael Bethel, fueron detenidos y acusados de cinco cargos de negligencia infantil, todos delitos de primer grado.

Asimismo, los cinco hijos de la pareja fueron colocados bajo custodia de los servicios sociales del condado.

Según el jefe de policía Whitman, este tipo de casos no son aislados.

“Los oficiales ven esto a lo largo de todo el país, todos los días”, le dijo el oficial al Journal News. “En cualquier departamento de policía del país puedes encontrar historias como estas”.

1 de cada 4

Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., indica que en 2014 hubo 702.000 víctimas de abuso o negligencia infantil reportados a los servicios de protección a la infancia (CPS).

5

“Los niños más pequeños son los más vulnerables”, dice el informe. “Casi 27% de las víctimas reportados tienen menos de 3 años de edad”.

Y agrega que “unos 1.580 niños murieron de abuso o negligencia en 2014”.

Pero el organismo admite que estas cifras podrían ser mucho más altas debido a los casos de abuso infantil que nunca llegan a ser reportados.

EE.UU. tiene uno de los peores récords de abuso infantil en el mundo industrializado.

Estudios independientes calculan que uno de cada cuatro niños experimentan algún tipo de abuso o negligencia a lo largo de su vida en este país.

Fuente: bbc

8 Actitudes que terminarán sembrando inseguridades en los niños

Tal vez hemos escuchado por ahí que los niños son como esponjas, todo lo que miran y escuchan, bueno o malo, ellos suelen absorberlo, por eso es sumamente importante que influyamos en su desarrollo de manera positiva, que prediquemos con el ejemplo y por supuesto, que seamos un modelo a seguir para ellos.

Si bien existen estímulos positivos que los ayudan a avanzar porque los motivan, pero también hay otros que podrían marcarlos de manera negativa para siempre.

En especial los padres deben tener cierto cuidado de lo que hablan enfrente de sus pequeños y eliminar por completo algunas acciones que podría perjudicarlos.

A continuación de dejamos una lista de las 8 acciones que definitivamente no debes hacer para que tus hijos no crezcan acomplejados.

  1. Utilizar adjetivos calificativos negativos o agresivos, tales como: tonto, feo, débil, etcétera.

No es para nada recomendable que utilicemos palabras ofensivas cuando los niños no obedecen en algo, por ejemplo: ¨si no haces tú tarea serás un burro¨, ¨nada sabes hacer, parece que estas tonto¨, ¨si no te acabas la comida te harás feo¨, porque al final de cuentas sólo estarán manipulando sus ideas, mismas que sembrarán miedos e inseguridades en él. Evitar quitar por completo estos adjetivos de tu vocabulario.

  1. Compararlos con nosotros.

El ¨cuando yo tenía tu edad…¨ está de más, por favor papás ya bórrenla de su mente. Lo único que conseguirán es que el niño se exija tanto a si mismo que al final de cuentas no logrará nada y esto sólo hará que se llene de frustración e inseguridades. Dejemos de crearles barreras y permitamos que crezcan a su ritmo y a sus maneras, así no sentirá todo el tiempo que está compitiendo con el que fuiste de pequeño.

  1. Ponerle apodos en lugar de llamarlo por su nombre.

No importa que sea el apodo más tierno u original del mundo, ¡llámalo por su nombre! Sabemos que no lo hacen con mala intención, al contrario, para ustedes es como una manera de demostrarle su amor, sin embargo, al omitir su nombre y llamarle por un apodo, le están restando importancia a la identidad que el pequeño está forjando. Claro que pueden hacerlo de vez en cuando pero no a diario y a todas horas y en todos los lugares, pues es quitarle una característica única que lo diferencia de los demás.

  1. Acusar su mal comportamiento con seres que no existen.

Es muy común que cuando los pequeños se portan mal digamos que se lo va a llevar ¨el señor del costal¨, esto lo único que logrará es hacer crecer la desconfianza en él y en las personas que ama, pues no podrá entender porque sus propios padres permitirán que alguien se lo lleve y quizás lo lastime, fantasioso ¿cierto? Pero la mente del niño lo es, así que dejemos de acusar su mal comportamiento con seres que no existen.

  1. Compararlo negativamente con el progenitor.

No tienes por qué hacer partícipe a tus hijos de los problemas que hay entre papá y mamá, mucho menos confundirlos comparándolos con características negativas de alguno de los dos pues esto definitivamente no es sano para tu pequeño y además debemos recordar siempre que las comparaciones nunca son buenas, así que evitémoslas.

  1. Comparaciones denigrantes.

A veces muchos padres exigen a sus hijos excelentes calificaciones y cuando estos no las consiguen, suelen hacer comparaciones con otros compañeritos del niño, tal vez no de mala intención, tal vez sólo para motivarlos aunque cabe señalar que esto resulta todo lo contrario pues como ya mencionamos, las comparaciones nunca son buenas y algunas son muy hirientes, así que debes tener presente que en lugar de impulsar a tus pequeños sólo lograrás un retroceso en ellos y la próxima vez no se sentirán capaces de lograrlo pues estarán con el miedo de que no lo hagan mejor que sus compañeros, mejor a la próxima vez dile algo como: ¨no está mal hijo, pero sé que la próxima vez lo harás mucho mejor, eres muy capaz y confío en ti¨, lo motivaría más ¿cierto?

  1. Poner en riesgo tus sentimientos hacia él.

Pasa con frecuencia que cuando algunas situaciones respecto a los hijos se nos salen de las manos digamos: ¨si continuas haciendo (tal cosa) ya no te voy a querer¨, ¿en verdad dejarías de quererlo?, claro que no, así que elimina por completo esta frase de tu cabeza. Entiende que tu hijo es único y tiene características muy particulares que lo diferencian de los demás, no permitas que con este tipo de comentarios él deje de ser quien es y adopte actitudes de alguien más.

  1. Hacerle sentir que te avergüenzas de él.

Por nada del mundo le digas a tu pequeño ¨no me avergüences¨. Permítele equivocarse, exponer sus sentimientos y pensamientos, permite simplemente que sea él, no importa que creas que hace el ridículo, ¡déjalo! Entiende que es niño, deja que se empape de imaginación y creatividad, pues sólo así le permitirás crecer.

Sabemos perfectamente que ser padres es una labor muy difícil y complicada, pues nadie nos enseña a hacerlo, sin embargo, permite que tus pequeños disfruten la vida, permíteles equivocarse y apoya sus locuras y fantasías, finalmente son niños, en algún momento crecerán y desearás echar el tiempo atrás pero sabes que eso no es posible, así que disfrútalos y cuida mucho tus palabras frente a ellos.

Ayuda a cambiar la forma de criar a los pequeños compartiendo este artículo para que muchos padres la lean y reflexionen. 🙂

Comparte este artículo

Conservar los dientes de leche de tus hijos podría salvarles la vida en el futuro

Uno de los símbolos de crecimiento definitivo es el cambio de los dientes de leche por sus sucesores permanentes. Esta transición suele vincularse con todo tipo de rituales, desde el intercambio de dinero dejado por el imaginario ratón Perez hasta la confección de piezas de joyería con alguno de los dientes… pero no siempre se tiene la precaución de preservar las partes de esta dentadura primaria. Aunque, según expertos, deberían conservarse.

5365840335_1dbebc3649_o
April Griffus

Un estudio hecho en 2003 señaló que estos dientes son una fuente importante de células madre.

Las células madre tienen la capacidad de renovarse en diferentes tipos de células que pueden usarse en diversos tratamientos de enfermedades.

5034082089_80581ac19a_o
Amber Strocel

Así que si un paciente necesita que alguno de sus tejidos sea remplazado, las células madre presentes en sus dientes de leche podrán ser usadas con este fin.

De manera que un diente podría salvar la vida de quien solía tenerlo en su boca.

El diente debe ser almacenado de forma adecuada, tan pronto como sea posible.

4202339116_78ec46a8c4_o
Jinx!

En el mundo ya existen bancos especializados en la preservación de dientes de leche, para conservar las células madre.

Allí son guardados en una cámara de criopreservación con nitrógeno líquido.

Cuando quiera que se necesiten las células, allí estarán disponibles.

Esta conmovedora historia te mostrará lo que es el VERDADERO AMOR de un hermano

Ella pagó el precio más alto para hacer feliz a su hermana

Un anciano estaba de pie a la entrada de su tienda en la que además era el vendedor. Una pequeña niña se acercó y al ver la vitrina sus pequeñas manitas literalmente se adhirieron a ella. Cuando vio lo que buscaba sus ojos brillaron de emoción. Entró al establecimiento y pidió al anciano que le mostrara un collar de turquesas.

— Quiero comprar este collar para mi hermana. ¿tiene un estuche bonito? — preguntó.

El hombre la miró desconfiado por sobre sus lentes y le preguntó:

—¿Cuánto dinero tienes?

La pequeña sacó de su bolsillo un pañuelito, lo desdobló descubriendo así una montaña de moneditas y otros pequeños tesoros infantiles, luego preguntó con voz esperanzada:

—¿Me alcanza?

Había por todo un par de monedas de baja denominación, pero ella agregó:
—¿Sabe?, quiero regalarle este collar a mi hermana. Hace tiempo que mi mamá murió, desde entonces es mi hermana quien nos cuida y no le queda tiempo para ella misma. Hoy es su cumpleaños y estoy segura que se pondrá muy feliz de que yo le de un collar tan bonito y que va muy bien con el color de sus ojos.

El hombre suspiró, agarrró el collar y se dirigió al fondo de la tienda, tomó un bello estuche color ámbar, colocó dentro el collar, le amarró un listón y le hizo un moño.
—¡Toma! — le dijo a la niña — ¡llévalo con cuidado!

Feliz, la niña salió corriendo de la tienda y se dirigió a casa.
Al final del día a la entrada de la misma tienda llegó una bella joven. El anciano notó de inmediato su parecido con la pequeña que había venido a comprar el collar ese día. Ella sacó de su bolso el estuche ambar con el collar, y colocó el listón a un lado.

— ¿Este collar fue comprado aquí? ¿Cuánto costó?
—¡Ah! —exclamó el anciano — El precio de cualquiera de los objetos comprados en mi tienda es un secreto que sólo yo y mi cliente sabemos.

La joven agregó:
—Pero mi hermanita sólo tenía un par de monedas y este collar es de turquesa legítima, seguramente es algo muy caro y no hay forma que puediera pagarlo.

El hombre se acercó a la vitrina y tomó el collar, con ternura y cuidado cerró el cofre, rehizo el moño y se lo entregó a la preocupada chica diciendo:
—Ella pagó el precio más alto, mucho más de lo que cualquier adulto hubiese podido pagar: ella dio todo lo que tenía.

El silencio se apoderó de la pequeña tienda y dos lágrimas enjugaron las mejillas de la joven que abrazaba con fuerza el regalo de su hermana menor…

“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor, recuerda: Si eliges el mundo, perderás el amor… pero si eliges el Amor, con él conquistarás el mundo” .

Albert Einstein

 

Toma nota de estos 7 motivos por los cuales no deberías subir fotos de tus hijos a Internet

En nuestro siglo de las redes sociales muchos sienten un deseo incontrolable de subir las fotos de sus hijos a sus perfiles, mostrar lo bonitos, tiernos e inteligentes que son, lo mucho que nos enorgullecen. Sin embargo, pocos se ponen a pensar que hoy en día las personas más peligrosas para los niños «trabajan» precisamente en Internet.

Por la seguridad de tus hijos, Sonrie Para Vivir Mejor preparó una lista de medidas que pueden parecer exageradas, sin embargo, pueden evitar riesgos.

Te advertimos que esto no debe volverte paranoico y hacer que ocultes a tus hijos. No. Simplemente sé prudente y toma medidas en esta era de Instagram.

No indiques la ubicación en tus fotos

No publiques datos acerca de dónde pasa tu hijo la mayor parte del tiempo. Ya sea la escuela, el gimnasio o alguna clase extracurricular. Algunos individuos pueden usar esta información con fines malos y rastrear fácilmente el trayecto que tu hijo recorre por lo general.

No subas fotos que revelen las aficiones de tu hijo

Al saber qué le gusta a tu hijo y cuáles son sus hobbies, se vuelve fácil de engañar y hacer que llegue a cualquier lugar.

Elimina las imágenes que pueden proporcionar datos oficiales de tu hijo

 

Pareciera que es un punto absurdo. Sin embargo, existen personas que adoran presumir en Internet las visas recién tramitadas, pasaportes u otros documentos. Teniendo en su posesión el nombre completo o el número del documento, es fácil investigar dónde estudia o vive el niño.

No subas fotos de tus hijos junto a un auto en movimiento

Esta información es más importante para la seguridad de los padres. Además de que puedes proporcionarles a los delicuentes información valiosa, puedes ponerte en riesgo también. Por ejemplo, estos padres después de publicar esta foto terminaron tras las rejas.

No subas fotos donde tus hijos salen semidesnudos, por más tiernas que puedan parecer

Tal vez a ti y a tu familia estas fotos puedan parecerte increíblemente divertidas, sin embargo, algunas personas enfermas mentalmente pueden verlas desde otra pespectiva. ¡No pongas en riesgo la seguridad de tu hijo!

No compartas fotos que en un futuro podrían avergonzar a tus hijos

Seguramente también tienes este tipo de fotos de tu infancia, y al verlas no entiendes qué estaban pensando tus padres al tomarlas. En nuestra infancia no había Internet, y solo las personas más cercanas podían verlas. Sin embargo, nuestros hijos ya no están tan protegidos: cualquier foto se puede volver un dato comprometedor o un mal recuerdo para toda su vida.

Evita publicar las fotos de tu hijo con otros niños

Antes de subir fotos de tu hijo con sus amigos o compañeros de la escuela, piensa si los padres de esos niños no estarían en contra. Asumes toda la responsabilidad por sus hijos, y no te incumbe a ti decidir si publicar sus fotos en Internet o no.

Recuerda que cuando subes la foto de tu hijo a una red social, incluso si solo la compartes con tus amigos, debes estar consciente de que a partir de ese minuto la foto deja de ser tuya, se vuelve de dominio público y cualquiera puede usarla en sus intereses. Sé cauteloso y siempre piensa en la seguridad de tus hijos.

Estas son las 10 cosas que todos los niños deben saber acerca de sus madres

Embarazada. Estaba más que claro, dos líneas azules se veían en la prueba de embarazado que había comprado. Volví a chequear: Una línea= no embarazada, dos líneas= embarazada. ¡Sí, definitivamente estaba embarazada!. Mi corazón no dejaba de latir, cada vez se me hacía más difícil respirar, estaba nerviosa, emocionada, asustada y feliz al mismo tiempo. Llegó el día. Ahí estabas, tras años de soñarlo,de prepararme para este día, al fin llegó. Al fin iba a ser mamá.

Estas son las 10 cosas que tu madre nunca te dijo…

3

1. Las has hecho llorar y mucho

Lloró cuando se enteró que estaba embarazada. Lloró mientras daba a luz. Lloró cuando por primera vez te tuvo entre sus brazos. Lloró de alegría. Ella gritó de miedo. Lloró por la preocupación. Lloró porque sentía tu dolor y tu felicidad.


2. Sí quería ese último pedazo de pastel

Pero cuando vio cómo mirabas el pedazo y las ganas que tenías de comerlo, ella no pudo. Sabía  que sería mucho más feliz viéndote comer a ti y que tu pequeña barriga este llena y su corazón contento.


3. Le dolió

Le dolió que cuando halaste su cabello, cuando la agarrabas con tus pequeñas uñas que no podía cortar. Sus costillas sentían dolor cuando la pateabas por dentro, le dolió cuando saliste de su vientre para venir a este mundo. Tenerte aquí le dolió.


4. Siempre tuvo miedo

5

Desde el momento en que fuiste concebido, ella hizo todo  para protegerte. Ella era tu mayor protectora del mundo real. La que se quedaba hasta la madrugada despierta viendo que estuvieras bien cuando estabas enfermo, la que te cuidaba de cualquier persona que ella sentía podría hacerte daño.


5. Sabe que no es perfecta

Ella es la primera en reconocer que no es perfecta, que se equivoca, contigo, con ella misma, que se equivoca con el mundo entero. Pero que sus errores son basados en el amor por ti.


6. Ella te ve cuando duermes

Te mira mientras dormías porque no hay nada que le brindara más paz que eso. Se quedaba despierta hasta la madrugada por ver cómo tu tus ojitos descansaban por todo lo que jugaste ese día.


7. Te cargó mucho más que nueve meses

2

Sí,  aunque no lo creas, aún cuando saliste de su vientre necesitabas que ella te cargara, que te llevara en sus brazos a descubrir el mundo. Dejaste su vientre sí, pero no dejarás sus brazos nunca.


8. Su corazón se rompió cada vez que lloraste

Cada una de tus lágrimas se convertían en pequeñas punzadas en su corazón. Hacía todo por contener tus lágrimas, pero cuando no lo lograba su alma se partía en mil pedazos.


9. Siempre te puso a ti primero.

Primero incluso por encima de ella y de lo que quería lograr en su vida. Puso tus necesidades por encima de las suyas cada vez que pudo o debió hacerlo.


10. Lo haría de nuevo sin pensarlo dos veces

4

Claro que sí, ser mamá es definitivamente la experiencia más hermosa de la vida de una mujer. Independientemente de todo el dolor, el sacrificio, las malas noches, etc. El amor que sientes por tu hijo te haría volver a hacerlo todo de nuevo. Quizás un hermano es la respuesta.

Este bebé rescatado en chile demuestra que la justicia no siempre esta a la altura

Es terrible, pero a veces la realidad llega a ser así de insólita. Un bebé en horribles condiciones fue rescatado por la policía en Antofagasta, Chile, luego de que vecinos del lugar denunciaran que escucharon llantos durante gran parte del día. Según informaron los oficiales posteriormente, el recién nacido se encontraba durmiendo al interior de un refrigerador y en estado de peligro absoluto. Estaba sucio, desnutrido, tenía las uñas largas y signos evidentes de infección. Además, había circulado por distintos puntos de consumo de pasta base. 

Al llegar al lugar, ni los gritos de los uniformados ni el uso del megáfono lograron que alguien abriera la puerta del recinto. Entonces, luego de conseguir una orden con el Juzgado de Familia para poder socorrer al bebé, la policía entró de lleno en el lugar. Ahí lo vieron, llorando junto a un hombre de 66 años en estado de ebriedad.

Tras ser detenido e interrogado, el hombre señaló que en el lugar también vivía la madre del lactante, quien no se encontraba presente en el momento del rescate. El bebé no tenía ningún grado parentesco con el hombre borracho.

house-1423862_960_720 2

Rápidamente, y en una situación de euforia, la policía traslado al menor al centro asistencial más cercano, donde los profesionales de la salud comenzaron a brindarle atención médica. Ahí fue cuando además de la desnutrición, la suciedad, y las infecciones, descubrieron que el pequeño tenía conjuntivitis en ambos ojos y eritema por pañal. 

Patricio Reyes, director regional del Servicio Nacional de Menores (Sename) derivó al pequeño al centro “Amor y Vida” para mayores cuidados.

Luego de la intervención policial, el representante del Sename felicitó a los carabineros, señalando que “Le salvaron la vida a un bebé”.

La madre, por otro lado, quedó injustamente en libertad y a la espera de ser citada por la fiscalía.

Esto demuestra que la justicia simplemente no está a la altura. 

¿Tú qué opinas al respecto?