Archivo de la etiqueta: salud

Logran potenciar la memoria con un implante cerebral

Por primera vez, un grupo de científicos logró potenciar la memoria humana mediante el uso de un implante cerebral. Se trata del primer dispositivo en ser eficaz en mejorar la memoria del hombre. Este hallazgo podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de enfermedades como el alzheimer o la demencia.

El dispositivo mejoró la memoria a corto plazo en aproximadamente un 15%, y la memoria de trabajo en un 25%​

El dispositivo fue diseñado por el investigador Dong Song, profesor de ingeniería biomédica en la Universidad de California, en Estados Unidos. Song y su equipo presentaron su hallazgo, denominado como “prótesis de memoria”, durante la reciente reunión de la Society for Neuroscience en Washington.

Para probar el dispositivo, el equipo reclutó a 20 voluntarios que tenían una serie de electrodos cerebrales implantados para el tratamiento de la epilepsia. Una vez implantado, el dispositivo podría recopilar datos sobre la actividad cerebral durante las pruebas diseñadas para estimular la memoria a corto plazo o la memoria de trabajo.

Posteriormente, los investigadores determinaron el patrón asociado con el rendimiento óptimo de la memoria y utilizaron los electrodos del dispositivo para estimular el cerebro siguiendo ese patrón durante las pruebas posteriores. Por ejemplo, el equipo usó el dispositivo para recopilar datos sobre patrones de actividad en el cerebro cuando las personas estaban aprendiendo. Cada voluntario realizó una prueba de memoria, en la que tuvieron que recordar qué formas se les habían mostrado entre 5 y 10 segundos antes.

Según los científicos, dicha estimulación mejoró la memoria a corto plazo en aproximadamente un 15%, y la memoria de trabajo en un 25%. Es más, cuando los investigadores estimularon el cerebro al azar, el rendimiento empeoró.

Estamos escribiendo el código neural para mejorar la función de la memoria. Esto nunca se ha hecho antes, es histórico”, explica Song y agrega que “el dispositivo proporciona pequeñas descargas eléctricas al hipocampo, una región del cerebro vital para el aprendizaje y la memoria. Al liberar ráfagas de electricidad en un patrón que imita los patrones normales y saludables de la actividad cerebral, se espera que el dispositivo ayude con trastornos que involucran problemas de memoria, como la demencia o la enfermedad del Alzheimer, e incluso se adapten a otras áreas del cerebro para estimular otros tipos de funciones del mismo.

10 grandes mitos sobre el cerebro, que seguramente creías verdaderos.

El cerebro humano cumple funciones tan distintas como el control hormonal, la memoria, los movimientos corporales y los estados mentales. Estas funciones son el resultado del “diálogo” (conexiones neuronales o sinapsis) entre las casi 90 mil millones de neuronas que lo forman.

Las Neurociencias son un grupo de disciplinas abocadas al estudio del cerebro y sus funciones. El desarrollo de nuevas tecnologías, como la Resonancia Magnética Funcional y la Tomografía por Emisión de Positrones, permitió visualizar la actividad cerebral de las personas cuando están “haciendo algo” en particular y así estudiar el funcionamiento del cerebro en vivo y en directo.

Sin embargo, algunos hallazgos son malinterpretados y dan lugar a falsas creencias y concepciones.

¿Qué es cierto y qué es falso respecto al cerebro?

1. Usamos el 10% de nuestro cerebro

Falso

Usamos todo el cerebro, todo el tiempo. Si bien algunas áreas están más implicadas en determinadas funciones (por ejemplo, el hipocampo en la memoria, el área de Brocca en el habla) se sabe que el cerebro actúa todo junto y a la vez. En la película Lucy (2014), la actriz Scarlett Johansson ingiere una droga que le permite incrementar el uso de su cerebro siendo capaz de recordar absolutamente todo, no sentir dolor, desmaterializarse y más. Entonces, si llego a usar el 100% de mi cerebro, ¿me convertiré en una supercomputadora líquida? La verdad es que no amigo, vos ya estás usando todo lo que tenés.

2. Neuronas que no se usan se mueren

Falso.

Esto solo se aplica para cerebros en formación. Durante el desarrollo se generan muchas más neuronas de las que efectivamente usaremos. En los primeros años de vida, algunas de ellas se conectarán siguiendo un plan genético determinado influenciado por el ambiente. Aquellas neuronas que no se conectaron con otras entran en apoptosis, una especie de “suicidio celular programado”. En cerebros adultos, el mecanismo principal de cambio es la plasticidad sináptica, proceso mediante el cual se crean nuevas conexiones, se eliminan algunas, se refuerzan o debilitan otras. Si tenemos en cuenta que cada neurona recibe entre mil y diez mil conexiones sinápticas, las posibilidades de poda neuronal son interminables.

3. El alcohol mata tus neuronas

Falso.

Las neuronas no mueren por exposición al alcohol, aunque sí cambian su funcionamiento y conexiones. Más de una vez hemos oído que una noche de juerga puede dejarnos el cerebro como un colador. Lo cierto es que el alcohol actúa sobre distintos tipos de receptores presentes en las neuronas, cambiando el funcionamiento de las mismas. Esto produce desbalances en la comunicación neuronal y puede causar déficit cognitivo. La exposición al alcohol en ciertas etapas del desarrollo cerebral puede provocar retraso mental y cuadros muy complejos como el Síndrome Fetal Alcohólico.

4. El cerebro de los viejos ya no aprende

Falso.

El cerebro es un órgano cuya estructura fina, las conexiones neuronales, es extremadamente plástica durante toda la vida. Esta capacidad de crear o cambiar las conexiones entre las neuronas se ha asociado a los procesos de memoria y aprendizaje. Y si bien esta plasticidad disminuye con los años, eso no significa que en la vejez ya no se aprendan cosas. Al contrario, aprender cosas nuevas es un muy buen ejercicio para el cerebro. Así que ya sabés, enseñale a tu abuelo a tocar la batería.

5. Escuchar música clásica nos hace más inteligentes

Falso.

El mito proviene de algunas publicaciones donde se mostraba que escuchar a Mozart mejoraba el desempeño en algún test cognitivo. Muchísimos otros trabajos no encontraron ventajas cognitivas por escuchar música clásica. Sin embargo, tocar un instrumento mejora algunas funciones ejecutivas, la memoria y la atención. Podés escuchar a la Mona, Charly García, Chopin o James Blunt, pero no vas a rendir mejor en tus exámenes.

6. El tamaño del cerebro determina la inteligencia

Falso.

Tener un cerebro más grande no necesariamente te hace más inteligente. La inteligencia no es dependiente de la cantidad de neuronas, sino más bien de las conexiones neuronales. Como explicamos antes, las evidencias sugieren que la plasticidad sináptica se relaciona con mejoras en la memoria y el aprendizaje. De hecho, el cerebro del delfín es mayor que el cerebro humano, y si bien los delfines son muy inteligentes, es más importante qué tipos de “diálogos” tienen esas neuronas en lugar de cuántas neuronas hay.

7. Usamos un hemisferio del cerebro más que el otro

Falso.

Ha sido ampliamente difundido que las personas “lógicas y analíticas” utilizan más su hemisferio izquierdo y que los “creativos y artísticos” usan más el derecho. Estudios con imágenes de resonancias magnéticas muestran que usamos los dos hemisferios cerebrales por igual, y que ambos trabajan juntos y coordinados. Un ejemplo claro es el habla: si bien las áreas del cerebro implicadas en este proceso se encuentran preferentemente en el hemisferio izquierdo, es el hemisferio derecho el encargado de otros aspectos del lenguaje, como la entonación y el énfasis. O sea que si te encanta pintar paisajes y sos aficionado a las matemáticas, ¡no sos la oveja negra del rebaño!

8. El cerebro está inactivo mientras dormimos

Falso.

El periodo de descanso es uno de los más necesarios del día. Pero esto no implica que el cerebro “se desconecte”, sino que aprovecha esas horas de sueño para llevar a cabo funciones que consumen mucha energía y que no podría realizar cuando estamos despiertos prestándole atención a nuestras actividades cotidianas. Recientemente se descubrió que, mientras dormimos, el cerebro aprovecha para “limpiar” aquellas sustancias de desecho que fueron generadas durante el día, se consolida la memoria y se “debilitan conexiones neuronales que tuvieron lugar para que las neuronas estén ‘listas’ para empezar un nuevo periodo de vigilia”. Acordate cuando vayas a la cama esta noche, ¡tu cerebro nunca descansa!

9. Las neuronas no se regeneran

Falso.

Hasta no hace mucho tiempo, la evidencia indicaba que las neuronas que se perdían no podían regenerarse. Hoy se conoce que existe “neurogénesis”, o sea, el nacimiento de nuevas células en el sistema nervioso adulto. Pero no es algo que ocurra a gran escala sino preferencialmente en el hipocampo, el bulbo olfativo y el epitelio olfativo. Recientemente se ha observado que también ocurre en distintas zonas de la corteza cerebral de monos. Quizás con nosotros ocurra lo mismo, ¡al fin y al cabo somos bastante similares!

10. Las mujeres tienen un sexto sentido

Falso.

Siempre se ha dicho que las mujeres tienen una especie de “intuición femenina” o “sexto sentido”, lo que las define como criaturas esencialmente empáticas, telépatas, expertas en gestualidad, escrutadoras de los estados emocionales y demás. Sin embargo, lo que se cree es que poseen la capacidad de entender mejor ciertas situaciones que para un varón pueden pasar desapercibidas. Esto puede deberse a que las mujeres usan mayormente la empatía, es decir, responder de manera adecuada en una situación infiriendo el estado mental, los sentimientos de las personas intervinientes. Los hombres suelen sistematizar, esto es, descifrar la mecánica de un sistema infiriendo las reglas que lo dominan. Quizás gracias a este “lenguaje” que las hace más sensibles y susceptibles pueden “leer y entender” gestos y señales, percibir mejor las cosas y estar más pendientes de los que las rodean.

La nueva (y mejor) reinterpretación de la conocida “Piramide Nutricional”

Se trata de la magistral reinterpretación que ha hecho el Instituto Flamenco de Vida Saludable (Vlaams Instituut Gezond Leven) del asunto nutri-piramidal, aunque en esta ocasión no remede el aspecto de una pirámide, si no más bien el de un triángulo, pero cabeza abajo.

varias son las buenas novedades que nos aporta este triángulo flamenco que voy tratar de resumir en los siguientes puntos:

  • El primero como decía el estar ‘punta-cabeza’ de forma que se refuerza el mensaje de que lo más presente y cotidiano está también arriba (lugar de preminencia) además de ser la parte más grande y ancha; y lo más superfluo y menos recomendable abajo, más pequeño y menos importante.
  • Ese primer peldaño, el mayor en importancia, recoge en primera instancia a las verduras, hortalizas y frutas, luego las legumbres (sí, en el peldaño más importante) junto a la patata, los alimentos elaborados con cereales integrales, y además el aceite de semillas y los frutos secos.
  • En el segundo escalón hacia abajo, encontramos el pescado, los lácteos (leche y leches fermentadas) y un poco más abajo pero dentro de ese mismo peldaño, el queso, los huevos y las carnes “blancas”
  • En el vértice inferior del triángulo se encuentran solo la mantequilla y las carnes rojas.
  • Por último y muy importante de cara al nuevo concepto planteado se representa un círculo, fuera del triángulo, con una leyenda inequívoca: “tan poco como sea posible”, que contiene otras gamas de productos. Esos productos son:
    • Todas las bebidas alcohólicas incluidas el vino, la cerveza, los licores y aguardientes.
    • Las bebidas ricas en azúcar como los refrescos, bebidas deportivas y bebidas energéticas.
    • Alimentos ricos en azúcar como el chocolate, los pasteles, las tartas, los caramelos, galletas, cremas de chocolate.
    • Comida rápida como las hamburguesas, las patatas fritas, snacks salados, pizza y otros alimentos precocinados.
    • Los embutidos y la carne procesada.
    • La sal.

Ahí es nada, el triángulo invertido tiene una leyenda mínima con la expresión “más” ubicada en la parte arriba junto a los vegetales y demás, que se encuentra unida al “menos” situada en la parte inferior de la pirámide. Así, todo lo contenido dentro del triángulo se considera más o menos aceptado en virtud de su posicionamiento siempre que se conserve esa proporcionalidad más-menos representada en la figura. Lo que se recomienda no tomar o “cuanto menos mejor” se encuentra fuera del triángulo, en el mencionado círculo y definido sin ambages.

En cualquiera de los casos el Instituto Flamenco de Vida Saludable también ofrece una versión rápida de sus consejos en forma de texto, contiene cuatro principios básicos:

  1. La base de cada comida ha de estar constituída por alimentos vegetales frescos,
  2. Limita la presencia de alimentos de origen animal,
  3. Tu bebida ha de ser principalmente agua y,
  4. Cuantos menos alimentos ultraprocesados, mejor.

 

Fuente

Original aqui (activar la traduccion del navegador)

5 técnicas orientales para liberar tu Qi y así vencer el mal humor

Para la medicina tradicional china, el mal humor y la irritación que una y otra vez nos molestan tienen que ver con la obstrucción de nuestro Qi (fuerza vital) en el hígado.

Este órgano es el responsable de la fluidez del Qi en todo el cuerpo y su bloqueo puede expresarse no solo a nivel emocional, sino también con dolor abdominal, estreñimiento, insomnio, y otros síntomas. Cuanto más frecuente se hace puede incluso generar otros problemas como trastornos digestivos o depresión.

¿Qué podemos hacer para desbloquear esta obstrucción, volver a dejar que la energía fluya libremente y así recuperar el buen humor? Toma nota de estos consejos que la medicina tradicional china tiene para ti. 

1. Haz estiramientos
Solo estirando estarás ayudando a que la energía estancada vuelva a circular, ya que el hígado controla los tendones. Según la medicina oriental, este órgano almacena la sangre durante el descanso y la libera en los períodos de actividad, asegurando la flexibilidad y nutrición en los tendones.
Si detectas que estás de mal humor, tómate unos minutos y estira.

2. Descansa tus ojos
Para la Medicina Tradicional China, el hígado “se abre” en los ojos.
A menudo, la irritabilidad puede estar causada por estar mucho tiempo frente a una pantalla. Tómate unos minutos, descansa los ojos y realiza ejercicios oculares por lo menos cada 2 horas.

3. Consume alimentos verdes
Los vegetales de color verde, como la espinaca, ayudarán a desbloquear la energía del hígado. Si estás de mal humor, inclúyelos en tus comidas.  También, alimentos y bebidas con sabores agrios y ácidos estimulan el Qi del hígado.

4. Presiona tu dedo del pie
Tu dedo gordo del pie está conectado con tu hígado, por eso puedes ayudar a desbloquear la energía allí contenida presionándolo en un punto y luego masajeando hasta llegar al centro de la planta del pie.

5. Respira
Para quitarte el mal humor, la respiración es vital. Eso te hará enfocarte en llevar oxígeno a tu cuerpo y, al exhalar, deshacerte mentalmente de las presiones y el bloqueo de energía.

¡No dejes que te gane el mal humor!

Visto en La bioguía

Las apps ahora podrían ayudar a tratar la depresión

Un estudio realizado en el Instituto Nacional de Medicina Complementaria de Australia (NICM) confirma que las aplicaciones de teléfonos inteligentes son efectivas para el tratamiento de la depresión.

Este padecimiento es un trastorno mental que se caracteriza por presentar tristeza, pérdida de interés o placer, sentimiento de culpa, falta de autoestima, trastornos de sueño y apetito, sensación de cansancio y falta de concentración, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud.

La depresión es más común de lo que se cree, hasta febrero 2017 la Organización Mundial de la Salud calculó que afectaba a más de 300 millones de personas en el planeta, principalmente a jóvenes entre 15 y 29 años

Sobre el estudio

En la actualidad estamos ante una sociedad digital, en donde las aplicaciones son necesarias en el día a día, pues hay para casi todo, ahora también podrían ayudar al tratamiento de esta enfermedad.

“Combinado los rápidos avances tecnológicos en el área, estos dispositivos pueden ser capaces de proporcionar tratamientos instantáneos y altamente efectivos para la depresión, reduciendo la carga social y económica de esta condición en todo el mundo”, dijo Joseph Firth, autor principal del estudio en NICM.

Para el análisis, participaron más de tres mil 400 personas de ambos sexos entre 18 y 59 añoscon síntomas depresión mayor, leve a moderada, trastorno bipolar, ansiedad e insomnio.

Una primera investigación encontró que las aplicaciones globales de los smartphones redujeron significativamente los síntomas depresivos de las personas, lo que sugieres que las terapias digitales pueden ser útiles para quienes la padecen.

¿Existe una aplicación ideal?

Es obvio llegar a preguntarse qué aplicación se debe descargar o si hay una especial para cada tipo de persona, a lo que los investigadores señalan que es más aplicable para quienes tienen depresión de leve a moderada, pues aún no se estudian los beneficios en un caso mayor.

Quienes utilizaron aplicaciones completamente independientes -es decir que la aplicación no respondió sobre otros aspectos, como la retroalimentación por parte del clínico y la computadora- resultaron ser significativamente más eficaces que las aplicaciones no autónomas.

Dada la multitud de aplicaciones disponibles, muchas de ellas no están reguladas, es fundamental que ahora desbloqueemos qué atributos específicos de cada una obtienen los mayores beneficios para ayudar a garantizar que todas las que estén disponibles para las personas con depresión sean eficaces”, apuntó Jennifer Nicholas, coautora del estudio.

Las pruebas continúan, pues a pesar de los prometedores resultados iniciales, aún no hay evidencia que sugiera que el uso de aplicaciones por sí solo puede superar a las terapias psicológicas estándar o reducir la necesidad de medicamentos antidepresivos.

Según el co-autor y co-director del programa de psiquiatría digital en Beth Israel Deaconess Medical Center y un compañero clínico en el departamento de psiquiatría de la Harvard Medical School, el Dr. John Torous, la investigación es un paso oportuno y prometedor en el uso de los teléfonos inteligentes en salud mental.

Fuente

¿Problemas para dormir? Con este método duermes en 1 minuto

Si te sientes nervioso antes de algún evento importante o estás estresado, puede ser que te sea difícil conciliar el sueño.

Hoy te invitamos a probar este método para calmar los nervios y descansar.

Esta técnica se llama “4-7-8″. Esto es lo que se debe hacer:

  1. Inhala tranquilamente por la nariz durante 4 segundos.
  2. Aguanta la respiración durante 7 segundos.
  3. Después de eso, lentamente, exhala por la boca de tal manera que sueltes el aire durante 8 segundos.

Es así de sencillo. Estos ejercicios de respiración reducirán tu ritmo cardiaco y te tranquilizarán. Repite la secuencia un par de veces hasta que te duermas (¡y verás que te dormirás muy pronto!).

¿Cómo funciona el método?

Cuando estás estresado o ansioso, hay más adrenalina en tu sangre y comienzas a respirar más rápido y en menos cantidad. Este truco funciona igual que un somnífero: al respirar más lenta y profundamente, reduces tu ritmo cardiaco.

Esta práctica también calma tu mente. Es muy sencillo, no pienses en lo que te preocupa, centra tu atención en la respiración. Verás cómo te calmas y la ansiedad se va. Esto es tan cierto que cualquier neurólogo puede confirmarlo.

Al final, todo tu cuerpo se relaja. Por su rapidez y la fuerza de su efecto, esta técnica es comparable a lo que la anestesia hace en tu cuerpo.

El doctor en ciencias de la salud de Harvard Andrew Bail estudió la eficacia de este método. Entre otras cosas, descubrió que esta práctica milenaria es muy común entre aquellos que hacen yoga, que la utilizan para relajarse y meditar y es muy beneficiosa para nuestra salud.

¿Cómo puede ayudarte a ti?

Te dormirás mucho más rápido. Dejarás de despertarte en la mitad de la noche sin poder volver a dormirte. También podrás controlar tus nervios ante una situación de estrés usando el método “4-7-8″. De seguro te ayudará.

Fuente 

Como debes alimentarte si tienes diabetes

¿Cómo me alimento?

Espaciar las comidas y tomar desayuno ayuda al control de las grasas y la insulina en sangre, por lo que se recomienda planificar la ingesta de calorías y carbohidratos a lo largo del día y no omitir ninguna comida.

Tengo que hacer una dieta baja en calorías?

NO, las calorías en la dieta del diabético son similares a las dietas de una persona común, es decir se calcula alrededor de 2000 kcal para mujeres y 2500 kcal para varones. Sin embargo, si una persona diabética presentara sobrepeso u obesidad debería disminuir sus calorías para mantener un peso saludable (alrededor de 250 a 500 kcal menos de su dieta habitual han mostrado efectos beneficiosos). Algunas personas diabéticas con obesidad son sometidas a dietas hipocalóricas sin embargo éstas deben ser acompañadas activamente por un equipo de profesionales de la salud.

¿Debo comer carne?

La cantidad de proteínas debe representar alrededor del 15% de las calorías totales de manera similar como en las personas sin diabetes. Preferir a las proteínas de alta calidad provenientes de huevos, pescados, aves y algunas plantas. Se debe tener especial atención en los pacientes que sufran de complicaciones renales.

Grasas Saludables

Las grasas representan el 25-30% de las calorías totales. Se debe prestar atención a las grasas saturadas y trans que provienen usualmente de frituras y alimentos ultra procesados. Mejora tu dieta consumiendo ácidos grasos insaturados (mono y poliinsaturados) como los que existen en el aceite de oliva, sacha inchi, pescados, palta, entre otros.

Te recomendamos

  • Carnes blancas. Consumir carnes magras (o sin grasa) como las carnes de aves y pescado. Limita el consumo de carnes rojas y embutidos.
  • Integrales. No te olvides de los cereales integrales como las lentejas, arroz integral; ni de las legumbres.
  • Ensaladas al gusto. Acompaña siempre tus comidas con ensaladas a base de tres o mas vegetales y agrégale un aceite rico en ácidos grasos insaturados como el aceite de oliva.

FUENTE

5 Graves consecuencias de la falta de sueño

Los expertos lo confirman: cada vez dormimos menos.

De acuerdo con la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM, por sus siglas en inglés), “los problemas de sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población mundial”.
“Dormir bien es uno de los tres pilares fundamentales para gozar de una buena salud, además de una dieta equilibrada y ejercicio regular”, explicó el organismo en una nota informativa.
Y según Shirley Cramer, directora ejecutiva de la Real Sociedad de Salud Pública (RSPH, en inglés), “muchos dicen que sólo duermen entre cuatro y cinco horas al día, pero eso no es algo de lo que se debiera presumir”.

1. Mala dieta

“La falta de sueño hace que nos alimentemos peor”, dice Cramer.
De acuerdo con un estudio desarrollado por la RSPH, más de un tercio de la gente come mal cuando duerme poco.
El motivo, explica la experta, es que, en esa situación, “solemos comer alimentos poco saludables, y por eso la falta de sueño está vinculada al aumento de peso”.

2. Salud mental afectada

“Dormir poco está relacionado con una gran variedad de trastornos físicos, mentales y del comportamiento”, dice Cramer.
“La salud mental es una cuestión particular y es, en cierto modo, un círculo vicioso: si tienes problemas mentales, duermes poco, y viceversa. Y te sientes cada vez peor”.

3. Riesgo de accidentes

“Si sufres falta de sueño, tienes más posibilidades de sufrir un accidente”, dice Cramer.
De acuerdo con la especialista, “uno de cada cinco accidentes de auto tiene que ver con la falta de sueño”.

4. Menor rendimiento físico

Es importante dormir bien para tener energía durante el día, que nos permita desarrollar nuestra actividad diaria.
Se trata, de hecho, una “cuestión esencial para el funcionamiento de nuestro día a día”, dicen los expertos.

5. Limitada capacidad cognitiva

“Sabemos que la falta de sueño o la mala calidad del mismo tiene gran impacto negativo en nuestra salud a largo y a corto plazo”, advierten los expertos de la WASM.
“Los efectos de la falta de sueño afectan a la capacidad de atención, la recuperación de la memoria y el aprendizaje”, agregan.
“Deberíamos entender el sueño de la misma manera en la que entendemos en otras cosas que benefician nuestra salud, como una buena dieta o la actividad física”, sostiene Cramer.

3 elementos necesarios para dormir bien

1. Duración La suficiente para que estemos descansados y alertas durante el día (entre 7 y 9 horas al día)
2. Continuidad Deberíamos dormir sin interrupciones para que el sueño sea efectivo
3. Profundidad El sueño debería ser lo suficientemente profundo para que sea restaurativo

¿Qué sucede cuando te aguantas un estornudo?

Algunos estornudos pueden llegar a tener un gran poder:
llegan a una velocidad de hasta 100 km/h y pueden alcanzar distancias de hasta 9,1 metros. Nada es peor que tener ganas de estornudar y no poder hacerlo.
A veces, nos vemos obligados a contener un estornudo, pero nos queda la extraña sensación de que algo no marcha bien, ¿cierto?

El doctor Dale Taylor, un otorrinolaringólogo de Santa Bárbara, explicó en Digg qué pasaría si contuviésemos todos nuestros estornudos.
Resulta que evitarlos no es tan terrible para nuestro organismo como a menudo aseguran los rumores; sin embargo, tampoco es una conducta saludable.

Lo peor que podría ocurrir es que se nos rompa el tímpano o que estalle uno de nuestros vasos sanguíneos oculares, pero eso es poco probable.
No obstante, si detuvieses un estornudo violento, la presión que se genera podría trasladarse hasta tus senos paranasales y tu cráneo. Esto provocaría pequeñas fisuras en los huesos que existen entre la nariz y los ojos o entre la nariz y el cerebro. Sin embargo, estas fisuras sanan por sí mismas, así que no son nada de qué preocuparse.

Dicho todo, y aunque no pase nada, para mantenerte a salvo y prevenir cualquier improbable lesión producto del estornudo, deja que este salga plenamente. Si te ves obligado a contenerlo, por lo menos deja que la presión se libere a través de tu boca, como si estuvieras tosiendo.

Test: ¿cuánto te afecta el estrés?

Algunos no pueden soportar la presión, otros resuelven una situación con agresión y otros mantienen la calma. Descubrí, según tu personalidad, cómo y cuánto te afecta realmente el estrés

Durante una situación de estrés -el conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al cuerpo para la acción- el organismo no puede funcionar correctamente. Esto desencadena un estado de ansiedad, produce ira, frustración o nerviosismo.