Archivo de la etiqueta: vida

¿Cómo ser más positivo con solo 5 minutos al día? Hazlo así

Experimentamos una pérdida, nos agotamos de nuestro trabajo o responsabilidades…y nuestro cerebro crítico interno toma el control. Ya está: la mentalidad negativa toma el control.

Ese nivel crítico que tienes por dentro debes cuidarlo: te obliga a filtrar la realidad a través de una lente negativa para que no veas ninguna posibilidad, ninguna opción para realizar un cambio, ninguna luz al final del túnel. De hecho, puedes caer en una grave enfermedad mental, como es la depresión, sino cambias tu actitud frente a la vida.

Intenta comenzar el día con este hábito de 5 minutos que reestructurará tu cerebro y te ayudará a construir una mentalidad positiva. Lo primero que tienes que hacer es dar las gracias: dar las gracias por estar aquí, por seguir viviendo, porque la vida es fugaz y está llena de buenos momentos que están a la vuelta de la esquina.

Cuando vives en piloto automático, sin realmente considerar lo que tienes, te falta conciencia. No solo poseemos cosas materiales; también tenemos experiencias, familiares, amigos, recuerdos, momentos felices, risas que compartimos con alguien, fortalezas personales, habilidades y talentos, y es muy probable que también tengamos una cantidad razonable de conocimiento sobre el mundo y cómo funciona.

Debes reescribir tu cerebro 5 minutos cada mañana con cosas positivas, en lugar de obsesionarte con cosas que no tienes y que pueden hacerte sentir frustrado e infeliz.

5 minutos al día, por la mañana

Levántate temprano. Como hemos mencionado antes, da las gracias por seguir existiendo. Cierra los ojos mientras afrontas el resto del día con gratitud en tus pensamientos. Concéntrate solo en 3 cosas por las que debes estar agradecido hoy. Puede ser muy simple: tener una cama caliente para dormir, un techo, un trabajo que paga las facturas, un amigo en quien confíes, comida en la nevera, un perro o gato que tengas como su mascota…

Sé específico. Si es esa persona a la que estás agradecido por tener en tu vida, enfatiza por cuáles de sus cualidades estás contento (son cálidos, afables, inteligentes, divertidos, creativos, honestos, etc.). Si tienes tu propia habitación o piso, señala por qué es importante para ti (puedes tener tiempo tranquilo por la noche para relajarte, leer o trabajar sin molestias). Si se trata de formar parte de una comunidad o círculo de amigos, observa cómo estar cerca de ellos te hace sentir y pensar en una tarde reciente que estuvisteis juntos recientemente.

En resumidas cuentas, se trata de levantarte por la mañana y, cuando te despejes, dedicar 5 minutos de tu vida a pensar en todas esas cosas que te deberían hacer feliz, y no al contrario. Todo está en nuestra cabeza y en nuestra forma de ver la vida: el futuro no existe, lo único seguro es la muerte y debemos dar más las gracias por lo que tenemos.

6 curiosidades sobre tu cuerpo que siempre quisiste saber

Si nuestro cuerpo dependiera de nuestra mente, hace mucho hubiéramos muerto.
Ordenarle a nuestra sangre que circule por cada rincón, supervisar que nuestras células se dividan en el momento adecuado, decirle a nuestras pupilas cuándo tienen que dilatarse. Sugerirle a nuestro hígado, estómago e intestinos lo que tienen que hacer, en fin… sería una tarea imposible.
Seríamos directores de una orquesta que se saldría por completo de nuestras manos. Un total desastre.

Esto no es por nuestra falta de capacidad intelectual, sino porque los procesos físicos, químicos y moleculares son tantos y tan complejos, que sería imposible estar al tanto de cada uno de ellos. Además, hay tanto que desconocemos del cuerpo que habitamos, que sería sumamente improbable que tuviéramos un control adecuado sobre ellos.

A continuación, algunas cosas que no sabías y quizá nunca te has atrevido a preguntar.

¿Por qué las venas son azules si la sangre es roja?

Somos víctimas de una ilusión óptica. En efecto, la sangre es roja, pero las venas no son azules ni verdes. Sucede que la luz que atraviesa la piel es absorbida por los tejidos, impidiendo reflejar los colores cálidos. En realidad son de un rojo profundo. Entre menos grasa exista, más intenso es el color que se ve reflejado sobre la piel.

¿Por qué nos da hipo?

Es una contracción del diafragma y los músculos respiratorios. Debido a la fuerza, las cuerdas vocales se cierran y de ahí el característico e incómodo sonido.

Existen hipos transitorios —que duran algunos minutos— e hipo recurrente —permanente—. Hasta ahora, no hay una razón científica y unánime que determine cuál es la función del hipo. Muchos científicos aseguran que no sirve para nada. Sin embargo, es común pasar por un episodio de estos cuando se respira de manera incorrecta, cuando se ingieren irritantes o cuando se bebe alcohol.

¿Por qué los dientes se vuelven amarillos?

Puede que no hayas fumado ni un cigarro durante toda tu vida. Pero tus dientes se volverán amarillos tarde o temprano. Esto sucede porque la dentina —capa que rodea la parte interna de los dientes— es de color amarillo. Entre más años pasan, los dientes lucen más amarillos debido al adelgazamiento del esmalte dental. Obviamente fumar y no tener una limpieza adecuada, ayuda a que se vean aún más coloridos.

¿Por qué envejecemos aunque nuestras células se regeneran?

Las células del cuerpo tienen diferentes ciclos de vida; algunas duran décadas, semanas u horas. Aunque éstas se regeneran de manera continua, conforme vamos envejeciendo, el ADN va deteriorándose; el material genético va reduciéndose conforme se dividen las células a lo largo del tiempo. Por ello, la regeneración se va dañando y se produce el envejecimiento.

¿Por qué se nos enriza la piel?

Nuestra piel nos protege y lo hace de manera literal. Cada uno de nuestros vellos tiene debajo músculos diminutos llamados arrectores pilorum, estos se alzan cuando tenemos mucho frío —para erizar nuestro vello y protegernos— pero este efecto tiene otra función, al menos en los animales peludos funciona para hacerlos más grandes y no ser vulnerables ante las presas.

¿Por qué nuestro pelo no es de colores?

La melanina es la que determina el color de nuestra piel y nuestro cabello. Lamentablemente, sólo existe dos variedades: eumelanina y feomelanina. La primera determina los cabellos marrones y negros, mientras que la segunda, los rojos y rubios. No hay combinaciones para hacerlos morados, azules o rosas.

Aunque lo hemos habitado desde que tenemos razón y memoria, somos unos completos ignorantes de las funciones de nuestro cuerpo. Pese a que lo usamos diario, lo sufrimos y lo gozamos, ignoramos por completo cientos de funciones y finalidades de cada parte de ellos. Afortunadamente, funciona por sí mismo, no tenemos que ordenarle a nuestros pulmones que respiren, a nuestro corazón que palpite, ni a nuestra sangre que circule. Nuestro cuerpo no depende de nosotros y eso es lo mejor que nos pudo pasar.

Clonación: ¿Qué es y qué aplicaciones tiene?

¿Qué sabes realmente sobre la clonación? Existen muchos mitos alrededor de esta técnica, sus orígenes y su alcance. En vista del avance de ciencia y la tecnología, es importante saber distinguir entre la realidad y la imaginación. A continuación, repasaremos algunos aspectos importantes para aclarar qué es la clonación y qué aplicaciones tiene.

¿Qué es un clon?

El término clon procede del griego κλών que significa rama, esqueje y se utilizaba para referirse a cualquier organismo engendrado asexualmente(sin que exista fecundación) y cuya información genética proviene de un único progenitor, no de la combinación de los genes del padre y de la madre.

Si nos referimos al ámbito de la ingeniería genética, clonar es aislar y multiplicar en un tubo de ensayo un determinado gen o, en general, un trozo de ADN.

Empleando una acepción más amplia, un clon es una copia exacta de su original biológico. No constituye una manipulación genética ya que no se altera el ADN del individuo engendrado. En contraposición a la reproducción asexual, a partir de la cual se generan clones, la reproducción sexual implica la participación de dos progenitores.

En los animales superiores, la única forma de reproducción es la sexual. Cada progenitor aporta un gameto (óvulos y espermatozoides), los cuales fusionan su material genético dando lugar al cigoto, proceso conocido como fecundación.

En seres humanos, los clones idénticos se conocen como gemelos monocigóticos o univitelinos. Son el resultado de la fisión de un embrión temprano dando lugar a dos individuos idénticos del mismo sexo. La probabilidad de que esto ocurra de forma natural en base al total de nacimientos en una población es de aproximadamente un 0,4%.

Los mellizos, por el contrario, no constituyen copias idénticas de un mismo individuo. Se originan como consecuencia de la fecundación de dos o más óvulos por distintos espermatozoides. En este caso, los individuos pueden ser de igual o diferente sexo. La probabilidad de que ocurra de forma natural es de un 0,6%, algo mayor que en el anterior caso pero aun así muy baja.

Tipos de clonación

En cuanto a la clonación artificial que se puede realizar en un laboratorio de modificación genética —como hemos dicho antes, clonar no implica la manipulación del material genético, que no nos confunda el término— podemos distinguir entre tres tipos:

  • Clonación por partición de embriones tempranos. Constituye la analogía con la gemelación natural explicada anteriormente. Es preferible emplear la expresión gemelación artificial y no debe considerarse como clonación en sentido estricto. Ocurre naturalmente en plantas e invertebrados.
  • Clonación verdadera. Consiste en transferir el núcleo (orgánulo de una célula eucariota que contiene la información genética) de una célula de un individuo ya nacido a un óvulo o cigoto al que previamente se le ha extraído el núcleo (enucleación).Este tipo de clonación da lugar a individuos casi idénticos entre sí y muy parecidos al donante de la célula que aportó la información genética.El primer científico que demostró que esto era posible fue John Gurdon en 1970, el cual clonó a una rana empleando el núcleo de una célula de la piel y transfiriéndoselo a un óvulo enucleado de otro individuo de la misma especie. Otro ejemplo es el sonado caso de la oveja Dolly, clonada en 1997 en el instituto Roslin de Edimburgo.
  • Paraclonación. Es similar al proceso de clonación verdadera. La única diferencia es que en este caso el núcleo que contiene el material genético del individuo que se desea clonar procede de un blastómero (etapa embrionaria temprana) o de células fetales en cultivo. Es decir, el progenitor de los clones es el embrión o feto.

Utilidad terapéutica de la clonación

En primer lugar, la clonación y experimentación con seres humanos está totalmente prohibida en Europa y en la mayor parte del mundo a raíz del Convenio sobre Derechos Humanos y Biomedicina  impulsado por el Consejo de Europa y celebrado en 1997.

En dicho acuerdo, se establecieron nuevos criterios para la promoción y defensa de los derechos humanos en referencia a los avances de la biomedicina. España ratificó este mismo convenio dos años más tarde en Oviedo, pasando a ser conocido con el nombre de: Convenio de Oviedo.

Pese a ello, no son pocas las evidencias de las utilidades terapéuticas de la clonación. Sin embargo, el proceso implica generar embriones que posteriormente serán descartados, por lo que aun hoy en día es un tema de debate y actualidad entre la comunidad científica.

Entre las muchas utilidades de la clonación, destacan la obtención de células madre pluripotentes con objeto de diferenciarlas posteriormente a tejidos sanos que puedan utilizarse para trasplantes. Otro ejemplo sería la obtención de células madre hematopoyéticas con objeto de curar defectos del sistema inmunológico.

De hecho, este fue el objetivo de un ensayo realizado en ratones hace casi dos décadas. En él se consiguió reparar parcialmente el sistema inmunológico de ratones inmunodeficientes gracias al trasplante de células madre hematopoyéticas obtenidas a partir de embriones clónicos.

A día de hoy no son pocas las demostraciones del potencial de la clonación terapéutica. Teóricamente, podría curarse casi cualquier enfermedad no congénita empleando este tipo de técnicas.

Si además incluimos en el proceso la manipulación genética de las células madre obtenidas a partir de embriones clónicos podríamos, incluso, hacer frente a enfermedades congénitas genéticas como la anemia falciforme, la hemofilia o la diabetes mellitus.

Desarrollan una tecnología para fabricar huesos artificiales

Investigadores ensayaron una nueva tecnología de procesamiento de aleaciones que mostró su eficacia para la fabricación de implantes compatibles con el organismo humano

Los investigadores de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia (NUST MISIS) junto con sus colegas de Canadá (Escuela Superior de Tecnología de Montreal) ensayaron una nueva tecnología de procesamiento de aleaciones que mostró su eficacia para la fabricación de implantes compatibles con el organismo humano.

El tejido óseo de los seres humanos se consideró singular durante mucho tiempo por sus propiedades: es, a la vez, muy resistente y elástico, lo cual le permite funcionar durante décadas en el organismo humano resistiendo a cargas cíclicas. Pero a veces los huesos sufren daños mayores y requieren de una sustitución, tal como publicó mundo.sputniknews.

Últimamente, los sustitutos óseos más extendidos son los implantes de titanio. Sin embargo, no están exentos de defectos: aunque son biocompatibles, no son tan elásticos como los huesos y muchas veces esto produce alteraciones en el organismo humano. El tejido óseo deja de activarse ya que las cargas recaen en el material más rígido del implante. Por ello desaparece la conexión del implante con el hueso y este se afloja y tiene que ser reemplazado. Por eso el desarrollo de aleaciones biocompatibles es muy importante en Medicina.

Los autores de la investigación publicada en la revista Journal of Alloys and Compounds intentaron desarrollar una tecnología de fabricación industrial de piezas (barras de sección circular) para los futuros implantes.

Para su fabricación se usaron aleaciones de nueva generación de titanio-circonio-niobio que se caracterizan por una alta elasticidad, es decir, son capaces de restablecer su forma inicial resistiendo a graves deformaciones cíclicas.

Según los científicos, tales aleaciones son unos de los materiales metálicos biocompatibles más prometedores. Esto se debe a una combinación única de las propiedades: las aleaciones de Ti-Zr-Nb se caracterizan por una plena biocompatibilidad, una alta resistencia a la corrosión y son ultraelásticas, igual que el tejido óseo.

Según el científico, las barras de sección circular de alta calidad ya gozan de demanda. Un gran fabricante ruso de artículos médicos de titanio es el socio industrial del proyecto de la NUST MISIS. Junto con esta empresa, los científicos desarrollan la tecnología de fabricación de vigas para sistemas de fijación de la columna vertebral que deben incrementar la calidad del tratamiento de casos graves de escoliosis.

Además, los investigadores planean modernizar y optimizar la tecnología para obtener los materiales de forma y dimensiones necesarias con la mejor gama de características.

Homeopatía: ¿engaño o medicina?

Corren malos tiempos para la homeopatía.
Hace unos meses, Australia impuso la retirada de los productos de medicina alternativa de las farmacias y Estados Unidos anunció la obligación de comercializarlos con la advertencia de que no son medicamentos.

¿Medicina? Definitivamente, no. Ambas tuvieron un origen común hace tres siglos, pero hoy los métodos pseudocientíficos se acercan más a la superstición que a la curación.

En 2015, un niño murió en Italia porque sufría otitis y se le trató con los métodos de esta pseudociencia.
Hay lectores que pueden sorprenderse al leer estas noticias porque aparenta ser un tratamiento seguro. De hecho, hay facultativos que se anuncian como homeópatas. En Madrid existe un hospital que se rige por la filosofía de este dudoso sistema curativo. Incluso hay universidades que ofrecen másteres en esta disciplina. Y por supuesto, en muchas farmacias encontrará este rótulo en letras grandes.

La realidad es que la homeopatía es a la medicina lo que la astrología a la astronomía o la alquimia a la química.

Todas tuvieron un origen común hace tiempo, pero la medicina es una ciencia y la homeopatía sigue siendo una superstición. Surge de las ideas de Samuel Hahnemann. A finales del siglo XVIII ingirió una sobredosis de quinina como experimento para cuestionar los postulados del libro del médico escocés William Cullen que estaba traduciendo. Esto le produjo unos síntomas que asoció con la malaria.

A partir de ahí desarrolló los postulados de que lo similar cura lo similar y que cuanto más diluido esté un principio activo es más potente. Ninguna de estas ideas era correcta. Para em­pe­zar, los síntomas de un envenenamiento por malaria no son los que él describía, por lo que posiblemente lo que sufrió fue algún tipo de alergia. Lo similar no cura lo similar.

La mejor prueba es que el dolor no es como una amapola, pero de esta planta se extraen potentes analgésicos.
Tampoco algo es más potente cuanto más diluido, y lo puede comprobar cualquiera que le eche agua al whisky.
Sin embargo, en su momento, la propuesta de Hahnemann podía tener sentido. En aquella época anterior a los ensayos clínicos, la medicina “oficial” utilizaba terapias agresivas y sin ninguna eficacia como lavativas, sangrados, inducir vómitos o administrar productos tóxicos como el arsénico, el mercurio y el plomo. Era más probable que el paciente se muriera por el tratamiento que por la propia enfermedad. En ese contexto, un método basado en dar agua o pastillas de azúcar, es decir, en no hacer nada, evitaba el daño que provocaba la propia medicina, y los resultados, para afecciones que podían curarse solas, eran muy satisfactorios. Por eso triunfó hace 200 años.

No obstante, en dos siglos la ciencia ha avanzado mucho. La aplicación del ensayo clínico ha conseguido logros como la vacunación o los antibióticos, además de fármacos efectivos contra muchas afecciones que en tiempos de Hahnemann eran mortales y que hoy se consideran problemas menores. ¿Y qué ha hecho la homeopatía en este tiempo? ¿Alguien conoce algún tratamiento pseudocientífico que haya desplazado a alguna medicación convencional? Ninguno. Y no será porque no se ha probado. Se han hecho cientos de experimentos para ver si tiene algún tipo de efectividad. De momento, sin éxito.
¿Y por qué se vende en farmacias? La homeopatía se beneficia de una excepción de la ley del medicamento según la cual para venderse no tiene que demostrar que es efectiva sino que es inocua, algo que no tiene problema en superar puesto que es agua y azúcar.
Hace unos años se planteó una regularización, pero acabó en el limbo y ahora mismo los productos homeopáticos viven en un vacío legal. Por lo tanto, esta disciplina pseudocientífica pudo tener sentido hace 200 años, pero en la actualidad es como esas series que se alargan demasiado, una broma pesada de la medicina.

Y si alguien quiere hacer un sencillo experimento sobre su efectividad, la próxima vez que vaya al dentista que pida un anestésico homeopático. A ver si siente dolor o no.

El mito de la pseudociencia

Los productos homeopáticos son prácticamente agua.
En los preparados se utiliza la nomenclatura CH (centesimal hahnemanniana) para indicar las veces que se ha diluido el producto original.
1 CH implica que se ha diluido una parte de tintura en 99 de agua.
2 CH, una parte en 9999 de agua. Es decir, las disoluciones que aplican están fuera de toda lógica científica.
Hay especialidades homeopáticas de 30 y 40 CH que equivalen a disolver una molécula en una esfera de agua del tamaño del sistema solar o del universo, es decir, no hay nada, solo agua. Los homeópatas argumentan que el agua retiene la memoria de lo que ha disuelto y eso explica su efectividad.
El misterio es cómo consiguen que recuerde solo lo que el pseudocientífico quiere que recuerde y olvide lo demás.

 

Artúculo publicado en EL PAÍS

Así es la vida en Venezuela: 3 desgarradores relatos

El drama de sobrevivir en Venezuela
-entre hambre, frustración y culpa-
en medio de una crisis humanitaria cuyas cifras tienen rostro, nombre y apellido.
Dios se hace presente, la mayor de las veces en silencio, en ocasiones con rostro de mujer


Decidí darme un lujo y comprarme un Sunday en McDonalds. Primero, me dieron mi helado de mala gana.
No supe por qué.
Apenas agarré el helado, ya habiendo hecho el pago, no pasaron ni diez segundos cuando salió una señora de no más de cuarenta años a pedirme que le diera un poco.
Yo no lo había probado… y ya me estaban pidiendo.
Seguí caminando mientras decía que no con mi cabeza”.

“Dos minutos después, aún en mi caminata hacia el Metro para tomar la estación rumbo al trabajo, me siguió un niño.
Se comportó agresivo e incluso violento.
Se puso a mi lado y me pidió una vez más.

Le dije que no, pero esta vez me dolió internamente. ¡Y mucho! De pronto pensé que tal vez ese niño llevaba meses -o años- sin probar siquiera una galleta”.

“Pero seguí adelante, sintiendo una rara mezcla de culpa y rabia porque mi helado parecía poner en mí algún tipo de faro, desnudando por instantes una pobreza nunca vista en esta rica nación petrolera”.

 

“Con la mitad de mi helado encima, ya estaba llegando a la estación del tren cuando pasé junto a dos hombres de algo más de veinte años. Estaban con unos bolsos, sentados cerca de los asientos de concretos en el Boulevard de Sabana Grande”.

 

“Los vi y noté que me miraban también ellos a mí. Inmediatamente después de pasarlos, sentí que alguien me seguía. Apuré el paso. Y en menos de lo que pudiese reaccionar, uno de los tipos me agarró el vaso de helado y salió corriendo. Yo tenía sujetado el vaso con fuerza; así que el helado acabó desparramado en el piso, y aquel hombre llevándose una pequeña parte del contenido original, mientras corría con su ‘botín’ calle abajo por el boulevard”.

 

“Un estúpido helado que me costó 200 mil bolívares (1 dólar, de los 4 que se obtienen por un mes de trabajo como salario mínimo). Dinero que fácilmente pude haber invertido en frutas, pero que decidí gastar en un simple helado para olvidar el estrés de la universidad y este país arrebatado por un tipo que capaz tiene mi edad”.

 

“Lo vi, maldije con rabia, mientras se me bajaban las lágrimas de la impotencia. Las personas se quedaron mirándome, como si yo fuera un loco. Respiré hondo, bajé la cabeza y seguí mi viaje. ¡Volvieron mi país un basurero!, dije cargado de rabia y frustración”.

Así lo explicaba un venezolano en un testimonio publicado originalmente en Reddit.

Apenas media cuadra delante de donde ocurría el episodio estaba una jovencita haciendo cola para comprar pan (2 por persona, según el cartel) en una panadería que, por casualidad, estaba vendiendo el preciado alimento en Caracas.

Había unas 15 personas, casi todos jóvenes, adquiriendo las piezas. La mayoría eran damas. No se sabe de qué hablaban, pero mostraban malestar porque debían pagar en efectivo, algo que tampoco se consigue en la nación sudamericana. Esta es su historia:

 

“Estaba saliendo de hacer cola para comprar pan en la panadería y cuando salí de allí para caminar hacia el edificio donde vivo, un señor pasó corriendo, me empujó y me arrancó la bolsa con los panes. No me quitó nada más. Solamente tomó los panes y salió corriendo”.

“Ahora preguntó -dijo la jovencita: ¿¡A qué nivel hemos llegado para que nos estemos robando la comida!?” Hubo una segunda indignación, dijo:
Lo más triste, lamentable y vergonzoso es que la gente de la panadería vio lo que ocurrió, pero se negó a venderme panes otra vez”.
Venezuela, ¡Cuándo llegamos a esto!”.

 

En la misma esquina, junto a un puesto de perrocalientes estaba un muchacho, de poco más de quince años. Lucía sano, aunque particularmente delgado. Estaba descalzo, vistiendo un intento de ropa, particularmente sucia y desgarrada. Estaba cerca del cesto de basura, en silencio, como esperando…

De pronto, una de las personas que comía su hamburguesa lanzó al pote unas servilletas estrujadas. Y antes de que lograra tocar el bote, aquel jovencito la rescató mientras luchaba con un perro por ella. La tomó y lamió algo de lo que al parecer quedaba entre unos restos que difícilmente podrían llamarse comida.

Se le acercó una señora. Lo miró fijamente hasta quedar a unos cincuenta centímetros junto a él. Lo escudriñó con la mirada en un intento por comprobar si efectivamente estaba “comiendo de la basura”.

Aquel muchacho parecía no notar su presencia. Hurgaba en la basura buscando qué comer.

La dama, humilde pero impecable y claramente educada, alargó su brazo y le ofreció una pequeña bolsa. Acarició con temor y ternura su cabello mientras le entregaba aquella cosa. Se adivinaba una vianda desechable no se sabe con qué.

El muchacho levantó la cabeza, pero no la mirada, tomó la bolsa y se fue retrocediendo lentamente, sin levantar nunca la mirada. Entre los dientes y con visible pena, alcanzó a decir: ¡Gracias!

Se sentó en unas escaleras, acurrucado y abrió la bolsa. Había en ella una porción de pollo que aún humeaba. Envuelto en lágrimas ya no supo a quién agradecer, pues aquella dama ya se había marchado.

 

Tres historias, una realidad… La Venezuela alguna vez rica en la que abundan el hambre y la rabia, pero también la solidaridad.

Por qué lo monos siguen siendo monos y otras preguntas sobre la teoría de la evolución

En todo el mundo (excepto en Turquía), la teoría de la evolución forma parte del conjunto de conocimientos que a todo niño se imparten durante la educación básica.
¿Cuáles son las principales dudas que aquejan al gran público sobre uno de los pilares de la ciencia moderna?

Aquí algunas de ellas:

“¿Por qué la evolución no explica el origen de la vida?”

La teoría de la evolución es una explicación científica del devenir de la vida en la Tierra que describe la forma en que las especies cambian a través del tiempo y cuáles son los factores que influyen en tales transformaciones.
A pesar de que la evolución está íntimamente relacionada con el estudio de los albores de la vida, no se trata de un intento por determinar el origen de la misma, sino la diversificación y multiplicidad de sus formas.
La evolución no explica (ni pretende explicar) el origen de la vida.

¿Por qué los monos siguen siendo monos y no evolucionan en humanos?”

Esta duda es una de las más frecuentes en el gran público y es frecuentemente utilizada como un “argumento” desde la religión y otros sectores escépticos de la evolución.
El error argumentativo parte del malentendido de una premisa básica: los humanos no provenimos del mono.
En realidad, ambas especies tenemos un ancestro común ‘reciente’, a tal grado, que compartimos más del 90 % de similitud genética con los chimpancés. Sin embargo, eso no significa de ningún modo que el proceso evolutivo de los simios siga el mismo curso que el humano.

“La evolución es sólo una teoría”

La teoría de la evolución –como el resto de teorías científicas– nació como un postulado que trataba de explicar la transformación y el origen de las especies a través del tiempo.
El propio Darwin estructuró un conjunto ordenado de principios causales y relaciones que dieron cuerpo a la evolución darwinista, misma que se comprobó a través del estudio de cientos de especies vivas alrededor de la Tierra.
Además de una teoría que explica de forma satisfactoria la realidad, con hipótesis demostradas una y otra vez, la evolución es un hecho histórico y biológico que de acuerdo con el razonamiento científico, hoy día resulta innegable.

“¿Por qué los humanos no seguimos evolucionando?”

El objetivo de la evolución es la creación de organismos mejor adaptados al medio para su subsistencia.
En el caso de los seres humanos, la capacidad de razonamiento y la conciencia han cambiado drásticamente las necesidades que hace 20 mil años aquejaban a nuestra especie.
El uso de la tecnología y el conocimiento en áreas como la medicina, la agricultura o la ingeniería han facilitado nuestra vida, por tal motivo, el proceso evolutivo de los humanos es distinto al del resto de seres vivos y está influenciado por los factores anteriormente descritos, pero esto no significa que la evolución no está en marcha en nuestra especie.

7 cosas que deberías hacer antes de que termine enero

Un año que comienza es un horizonte de oportunidades. El primer mes del año es el más indicado para trazar el camino que quieres recorrer a los largo de los meses siguientes.

Lejos de volverse una presión, esto debe resultarte inspirador y motivador. Aquí te damos algunos consejos para que te organices:

1. Aprendizajes

Reflexiona sobre el año que acaba de terminar para saber qué cosas buenas ocurrieron y en qué aspectos debes trabajar para mejorar.

2. Objetivos

Plantea cuáles son los logros u objetivos que quieres alcanzar en este nuevo año. Si no tienes objetivos precisos piensa en proyectos generales que te entusiasmen y que te gustaría concretar.

3. Descansa

Para comenzar con energías necesitas descansar tu cuerpo y mente. Dedica días, tardes o noches para disfrutarlos con amigos, relajarte en tu casa o hacer alguna actividad que te resulte placentera.

4. Comparte

Cuéntale tus ganas, ideas y proyectos a tus seres queridos. Ellos pueden darte una opinión enriquecedora basándose en lo mucho que te conocen y en sus buenas intenciones hacia ti.

5. Crea

Proponte realizar una actividad creativa o artística como una nueva manera de expresión y de exploración personal. Hacerlo cuando el año recién llega te ayudará a desarrollar todo tu potencial en los meses siguientes.

6. Actívate

Procura realizar algún deporte o rutina de ejercicios para comenzar el año activo, saludable y en forma. No esperes a marzo… ¡Comienza ahora!

7. Déjate sorprender

La planificación siempre es una buena aliada, pero recuerda que a veces las mejores experiencias ocurren intempestivamente. Plantea tus metas pero siempre ten la predisposición para darle lugar a los acontecimientos espontáneos y déjate sorprender.

Este astronauta japonés viajó al espacio y creció 9 centímetros

“Hoy tengo una noticia importante. He pasado el examen médico con medición de los parámetros físicos y resulta que mi estatura ha aumentado en 9 centímetros. Así me he alargado en tres semanas”, escribió en su Twitter el astronauta japonés de 41 años, Norishige Kanai, y todo el mundo comenzó a hacer especulaciones.

Kanai había estado por varias semanas en la Estación Espacial Internacional (EEI) y aparentemente por la ingravidez habría crecido en altura, lo cual no le pasaba desde su adolescencia.

De acuerdo a los especialistas: “El tejido cartilaginoso se modifica en condiciones de ingravidez. Nuestra columna espinal se compone no solo por vértebras, que son un tejido óseo, sino también por los discos intervertebrales, que son tejido cartilaginoso”señaló al respecto un cirujano ruso. Y agregó: “Cuando la carga sobre la columna vertebral se reduce en decenas de veces en condiciones de ingravidez, el tejido cartilaginoso de los discos intervertebrales se alarga, lo que lleva al incremento de la longitud del cuerpo”. 

Otros especialistas también señalaron que: “En el espacio lo que se elimina es la carga de peso. Y de esa manera se da un aumento de longitud. Pero cuando regresa a la Tierra, con la gravedad, ese aumento se pierde en el corto plazo”. 

Kanai llegó a la Estación Espacial con el ruso Antón Shkaplerov y el estadounidense Scott Tingle. Allí ya estaban el ruso Alexandr Misurkin y los estadounidenses Mark Vande Hei y Joseph Acaba. Se trata de un proyecto en que participan 16 naciones, integrado por 14 módulos permanentes y que orbita a 400 kilómetros de la Tierra a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.

¿Habrá otras cosas que cambian también en nuestro cuerpo cuando no hay gravedad? 

Visto en 

Series y películas de Netflix con un mensaje que nunca olvidarás

No todo lo que aparece en Netflix es puro entretenimiento. La plataforma de distribución vía streaming también produce sus propias películas y series originales, y muchas de ellas tienen mensajes que te harán ver la vida de otra manera. 

Reflexiones sobre el tiempo, las consecuencias de nuestras acciones y el cuidado de aquello que nos rodea son algunos de los temas alrededor a los cuales giran las siguientes películas y series que podrás encontrar en Netflix.

A continuación te presentamos tres historias con tramas muy diferentes, pero cuyos mensajes te dejarán pensando.

1. Dark

La serie alemana es un drama que combina suspenso y viajes en el tiempo, pero que también impulsa al espectador a reflexionar sobre cuestiones como las consecuencias de nuestros actos.
Todo comienza cuando el papá de Jonas se suicida dejando una carta que indica que el sobre no debe abrirse antes del 4 de noviembre a las 22.13 pm. A partir de entonces, los hechos se desarrollarán alternando sucesos del 2019, el 1986 y 1953.
Todas las acciones tienen consecuencias; el problema será definir si el pasado modifica el futuro o el futuro influye en el pasado
¡No se olviden el lápiz y papel! Podrían necesitarlos para develar los misterios que se esconden en esta trama.

2. To the Bone

Esta película se centra en la vida de Ellen, una joven de 20 años que regresa a su hogar luego de atravesar un programa de recuperación para luchar contra la anorexia, pero que no ha dado grandes resultados.

La importancia de tratar los trastornos alimenticios, el rol de la medicina, la esperanza y el anhelo de vivir, la amistad y la familia son algunos de los aspectos abordados en este film protagonizado por Lily Collins.

Una cinta que cala hasta hasta lo más profundo por su crudeza a la hora de retratar los hechos, pero que sin duda te hará reflexionar

3. What Happened to Monday

Cerca del año 2043, el planeta se encuentra en crisis debido a la sobrepoblación y es por ello que se implementa una política estricta que solo permite tener un hijo por pareja. La Ley de Asignación Filial establece que, en caso de que no haya un hijo único, solo se le permitirá vivir al primogénito de ellos, mientras que el resto de los hermanos serán enviados a una cámara criogénica a la espera de despertar algún día cuando exista una solución para la sobrepoblación.

Una mujer da a luz a siete niñas y muere durante el parto. Será el abuelo quien cuidará de ellas, pero al no poder elegir a una para sobrevivir, decide infringir la ley y criar a todas sus nietas sin decirle a nadie.

Las siete son nombradas como los días de la semana: Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado y Domingo, y tendrán permitido salir solo un día a la semana cada una, pero haciéndose pasar por la misma muchacha a los ojos del resto del mundo.
El problema llega cuando un día, Lunes no regresa. Será entonces cuando sus hermanas emprenderán la búsqueda, enfrentándose a un sistema que se opone a que sigan con vida.