Archivo de la etiqueta: vida sana

5 consejos efectivos para vencer al estrés

Todos estamos sometidos al estrés. La avalancha de obligaciones y responsabilidades diarias muchas veces convierten al estrés en un estilo de vida. Lo alentador es que puedes elegir otro; el poder de vivir sin estrés está en ti.

Y estas prácticas pueden ayudarte:

Medita

Hay diferentes caminos para meditar. En YouTube o Spotify, puedes encontrar videos o audios que te guiarán en el proceso. Debes saber que al principio será un desafío, pero la constancia y la paciencia se convertirán en tus mayores aliadas.

Haz ejercicio

El ejercicio libera dopamina y la serotonina (también conocidas como las «hormonas de la felicidad») en el flujo sanguíneo, que promueven el bienestar emocional y fortalecen la salud mental.

No tienes por qué salir a correr si te disgusta. Mejor elige una actividad en la que puedas ser constante.

Prueba aceites esenciales

Muchos aceites esenciales cuentan con propiedades calmantes. Puedes, por ejemplo, aplicar unas gotas de aceite esencial de lavanda o eucalipto en un pañuelo y aspirar su aroma de vez en cuando, pues tiene efectos muy relajantes. Lo mismo ocurre si pones unas cuantas gotas en el agua de la bañera.

Incorpora adaptógenos

Los adaptógenos —como la maca o el ginseng asiático— son suplementos naturales o hierbas que contribuyen a tratar el estrés y los trastornos de ansiedad. Consumir adaptógenos en tu dieta puede incrementar tus niveles de energía y promover la eliminación de toxinas de tu organismo.

¡Descansa!

Disminuir la cantidad de horas de sueño puede afectar la capacidad de tu cuerpo para regular tus hormonas y su equilibrio es indispensable para liberarte del estrés. Por este motivo, debes asegurarte de dormir más de 5 horas diarias.

  • Procura establecer una rutina de sueño, yendo a la cama todos los días a una misma hora.
  • No te expongas a la luz de pantallas antes de dormir.

Para la OMS estas son las 8 enfermedades mas peligrosas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar el listado de enfermedades en las que cree que se deberían concentrar los esfuerzos de innovación y desarrollo de vacunas, medicamentos y métodos diagnósticos por parte de empresas, gobiernos y grupos de investigación ya que representan el mayor riesgo para la salud pública mundial.

Debido a su potencial epidémico y las pocas o nulas armas para contrarrestarlas, este conjunto de enfermedades podrían generar una calamidad regional, nacional o mundial.
La primera lista de enfermedades priorizadas de la OMS se publicó en diciembre de 2015. En 2017 se revisó y este año ha vuelto a actualizarse.

Entre las ocho enfermedades más peligrosas figuran:

  • 1. Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo 
  • 2. Enfermedad del virus del Ébola y enfermedad del virus de Marburgo
  • 3. Fiebre de Lassa
  • 4. Coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente y síndrome respiratorio agudo severo (SARS)
  • 5. Nipah y enfermedades henipavirales
  • 6. Fiebre del Valle del Rift 
  • 7. Zika
  • 8. Enfermedad X

La inclusión de la “enfermedad X” es una de las novedades de este nuevo listado. Con este término los expertos quisieron representar la posibilidad de una epidemia internacional grave causada por un patógeno desconocido actualmente.

“Estas enfermedades plantean riesgos importantes para la salud pública y se necesita más investigación y desarrollo, incluida la vigilancia y el diagnóstico. Deben ser observados cuidadosamente y considerados nuevamente en la próxima revisión anual. Se alientan los esfuerzos intermedios para comprenderlos y mitigarlos”, anotaron los expertos de la OMS en un comunicado.

Fuente: elespectador

Esto puede cambiar el futuro de los niños con síndrome de Down

Dos veces al día, 70 niños con síndrome de Down de Madrid, Sevilla, Santander, Barcelona y París repiten la misma rutina: en el desayuno y en la merienda se toman un batido muy especial con sabor a chocolate. Esa golosina diaria esconde un compuesto farmacológico que mantiene esperanzado a buena parte de la comunidad científica. Se llama epigalocatequina galato y es un polifenol presente en el té verde que podría mejorar la función cognitiva y la autonomía de las personas con una copia extra en los genes del cromosoma 21.

El resultado de este ensayo clínico, que financia la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación Jérome Lejeune, podría animar a dar este tratamiento desde la infancia, cuando el cerebro aún es una esponja para absorber conocimiento y habilidades. Hace dos años otra investigación demostró su eficacia y seguridad en jóvenes y adultos de entre 16 y 34 años. Los participantes mejoraron su memoria de reconocimiento visual, la atención, el autocontrol y la autonomía en su vida diaria.

Era la primera vez que un compuesto demostraba que se podía modificar la historia natural del síndrome de Down. La mejoría era visible en los test psicológicos, en pruebas de imagen, donde se veía un aumento de las conexiones cerebrales, lo que sugiere una mayor capacidad para procesar la información. Y, lo más importante, tuvo un reflejo en su vida real. Mejoraron su capacidad para organizarse, desplazarse solos en transporte público, calcular el tiempo, planificar su vida y no se bloqueaban tanto ante imprevistos. En definitiva, eran más independientes.

Desde pequeñitos

Hubo beneficios pese a que en la edad adulta el cerebro ya está completamente desarrollado y la plasticidad es menor. “Ahora la pregunta a la que queremos responder es qué ocurre si les damos el tratamiento desde pequeñitos, cuando el cerebro aún está en plena efervescencia”, explica a ABC, Rafael de la Torre, coordinador del nuevo ensayo clínico. El nuevo trabajo está testando el compuesto natural en niños de 6 a 12 años con síndrome de Down y un grupo reducido de niños con el síndrome de X-Frágil, una de las formas más comunes de discapacidad intelectual de origen genético.

Más autónomos a los 40

“Estás enfermedades se gestan desde el útero. Así que cuanto antes empecemos a tratarla más oportunidades tendremos. Confiamos en que con esta ayuda los chicos estén más despiertos, sean más autónomos en su vida diaria, pero sobre todo que mantengan esta ganancia cuando tengan 40 años”, aventura De la Torre, también director del programa de investigación en Neurociencias del Instituto Hospital del Mar (IMIM).

¿Sería posibile que pudieran ir a la Universidad y hacer estudios superiores? “Si lo logran, genial, aunque creo que ya sería un gran objetivo ayudarles con problemas más primarios, como vivir solos, tener pareja o conseguir un trabajo”, apunta el investigador del IMIM. Este centro coordina la nueva investigación en la que también participan el Hospital Niño Jesús (Madrid), Marqués Valdecilla (Santander), el Instituto Hispalense de Pediatría (Sevilla) y el Instituto Jérome Lejeune (París).

El ensayo clínico comenzó el pasado mes de febrero y está previsto que tomen el batido durante diez meses. Además de la bebida chocolateada que camufla el amargor del té verde, los niños deberán hacer un trabajo de estimulación cognitiva diario. Si todo va bien, los niños con síndrome de Down tomarían este tratamiento en su primera infancia durante un tiempo, no toda su vida. La idea es que el compuesto farmacológico les ayude a adquirir conocimientos y a retenerlos, a tener una base de aprendizaje que les será útil para el resto de su vida. «Como aprender a montar en bicicleta. Lo hacemos de niños y nunca olvidamos cómo se hace», apunta el responsable del estudio.

Investigación española

La investigación empezó hace años en el Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona. La primera pista la facilitó una proteína cuya acumulación provocaba alteraciones en el cerebro de la mosca del vinagre. Esta proteína -Dyrk1A- impide a las personas con Down tener la plasticidad cerebral necesaria para desempeñar procesos de aprendizaje. Así que tras las las moscas, buscaron una fórmula para neutralizarla en el cerebro de ratones. Descubrieron que el compuesto del té verde funcionaba y el siguiente paso fue demostrar su teoría en pacientes reales. Se decidió empezar con jóvenes adultos para no tener solo las sensaciones de los padres -demasiados esperanzados para dar información objetiva-. Hace dos años los resultados positivos se publicaron en la revista “Lancet Neurology”.

Isabel formó parte de aquel grupo de voluntarios, cumplidos los 20 años. “Su mejoría fue sutil porque ella ya era bastante autónoma. Cogía sin dificultad metro, tren, autobuses. Tras el tratamiento mejoró bastante en concentración, atención, memoria… En el colegio se lo notaron y también observábamos cambios en la familia en pequeños detalles”, explica su madre Leonor

Fuente: abc.es

¿Cuántas horas se necesitan dormir para tener una vida saludable?

Mantener unos buenos hábitos de sueño es vital para llevar una vida saludable, ya que un mal descanso puede afectar a la capacidad intelectual y al rendimiento, así como agravar o aumentar probabilidad de desarrollo de otro tipo de enfermedades, como como el Parkinson o el Alzheimer.

“Dormir es fundamental para nuestra salud física y mental y este sueño debe ser de calidad y con una duración adecuada”, señala el doctor Carles Gaig Ventura, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN). “Por lo general, dedicamos pocas horas al descanso y además, son pocas las personas con problemas de sueño que buscan la ayuda de un profesional”, explica para el portal 20minutos.

Horas de sueño dependiendo de la edad

Expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) recomiendan dormir entre 7 y 8 horas seguidas durante la noche, evitando hacer ejercicio al menos una hora antes de acostarse, así como el consumo de sustancias que afecten a la conciliación del sueño como las bebidas con cafeína o el alcohol.

En cambio, el doctor Gaig aclara que “las necesidades de sueño varían a lo largo de la vida, fundamentalmente en relación con la edad, pero también con factores genéticos y personales”.
No obstante, la National Sleep Foundation recomienda:

  • 14-17 horas para los menores de 3 meses
  • 12-15 horas para los menores de 11 meses
  • 11-14 horas para los menores de dos años
  • 10-13 horas para los menores de 5 años
  • 9-11 horas para los menores de 13 años
  • 8-10 horas para los adolescentes
  • 7-9 horas para los adultos.

Para los mayores de 65 años se recomienda una duración de sueño diaria de 7-8 horas y, en todos los casos, lo ideal es mantener un horario de sueño regular con no más de dos horas de diferencia entre días de trabajo y días libre.

Antidepresivos: el secreto mejor guardado de la industria farmacéutica

En julio de 2016, un estudio de la Universidad de Oxford a gran escala decidió comprobar la eficiencia de administrar antidepresivos en niños y adolescentes diagnosticados con distintos grados de depresión. Para eso, recurrieron a la examinación de más de cinco mil personas y una amplia gama de tratamientos existentes en el mercado y recetados cotidianamente por los especialistas de la salud.

El resultado de la exhaustiva investigación fue un golpe frontal para una industria multimillonaria, en manos de quien se deposita nada menos que la salud de más de 80 millones de usuarios de estos fármacos: los antidepresivos no aportan ningún beneficio para los pacientes y su uso no demuestra cambios significativos para tratar la depresión.
Solamente uno de los catorce tratamientos estudiados demostró ser apenas más efectivo que un placebo y su efecto de acción se reduce únicamente a personas “extremadamente deprimidas”, mientras que en adolescentes y menores no surge efecto su aplicación.

El resultado de esta investigación llegó a una conclusión similar a la de una previa realizada en 2008 a cargo de la Universidad de Hull, que comparó 47 pruebas clínicas utilizadas como argumento ante la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos) y otros organismos encargados de la aprobación de fármacos en el mundo para solicitar la licencia de algunos de los antidepresivos más recetados y conocidos en el mercado.

La polémica se instaló entre los especialistas de la salud cuando se comprobó que estas drogas producen una leve mejoría de apenas dos puntos porcentuales en la escala de valoración de Hamilton (una prueba que trata de medir el nivel de depresión de un individuo diagnosticado), una cifra que, según los estándares internacionales, no puede ser considerada como mejoría clínica comprobada.

A partir de estos datos, toma fuerza una pregunta obligada ante la popularidad de estos medicamentos en el mundo occidental y lo cotidiano de su uso: ¿realmente necesitamos de los antidepresivos para ser felices?

 

Más de 350 millones de personas alrededor del mundo sufren de depresión, una más de la larga lista de epidemias occidentales del siglo XXI. Los cuadros depresivos y sus síntomas pueden acarrear estragos que afectan directamente en la calidad de vida y salud de los individuos que la sufren, toda vez que se enfrentan a un círculo que parece no tener fin.

Estos medicamentos son conocidos como inhibidores selectivos de la reabsorción de serotonina y, en teoría, aumentan los niveles de serotonina, un poderoso neurotransmisor que está relacionado con el sueño, el control de las emociones y el estado de ánimo, ampliamente identificada como “la hormona de la felicidad”.

A partir de su auge en la década de los 90, fueron presentados al público como inofensivos y con menos reacciones secundarias que sus predecesores; sin embargo, lo cierto es que en ocasiones la solución puede resultar tanto o más peligrosa que la depresión misma. Los efectos secundarios ocasionados por el uso constante de antidepresivos van desde las náuseas, ataques de ansiedad, insomnio y hasta un riesgoso aumento de pensamientos suicidas, según el estudio de 2016.

El problema de la medicación exagerada de antidepresivos no se reduce a los adultos, también es una realidad en pacientes adolescentes e infantiles. Este tipo de fármacos son recetados cada vez con mayor frecuencia sin un control sobre su uso, pues algunos médicos especializados suelen recomendarlos indiscriminadamente para afrontar circunstancias adversas de la vida y momentos complicados.

Ante este panorama, no sólo está en juego la solvencia y credibilidad de una industria farmacéutica que tiene más poder que nunca sobre los tratamientos alrededor del mundo y que en diversas ocasiones prefiere mantener en secreto los resultados y efectos de sus medicamentos, aun cuando se trata de un tema de interés público. También de ella depende la salud de millones de personas, cuya mejor terapia podría iniciar repensando el estilo de vida occidental a partir de conceptos tan generales como la relación entre salud-enfermedad, la obsesión por estar felices todo el tiempo y, sobre todo, los efectos psicológicos de una vida gris y monótona que obliga a la mayoría de las personas a repetir una cansada rutina día tras día.

7 mitos sobre el cerebro que siempre creíste reales

El cerebro es la estructura más compleja del Universo. El desarrollo de un órgano tan sofisticado llevó millones de años, desde los organismos más primitivos y hasta su versión más completa, el del homo sapiens.
10 mil millones de neuronas estimuladas por impulsos eléctricos que crean puentes de información donde se almacena el conocimiento, la memoria, destrezas, movimientos finos y cada uno de los pensamientos de cada hombre desde los orígenes de la conciencia.

El pensamiento abstracto, la capacidad de crear un lenguaje, la transformación del entorno a través de la consciencia y la aplicación del trabajo humano hacen a este órgano el más potente de cualquier ser vivo.
La información que poseemos sobre su funcionamiento es básica comparada con cada una de sus estructuras.
Los mitos sobre el cerebro, su uso y alteración se propagan por toda la red como verdad sin comprobaciones de por medio.

El efecto de la música clásica en el cerebro de los más pequeños, el uso mínimo de la humanidad de la materia gris, el alcohol que destruye a las neuronas y las grandes diferencias entre la corteza cerebral de hombres y mujeres son algunos de los mitos más aludidos cuando se habla del motor del sistema nervioso central. Conoce la realidad detrás de éstas y otras grandes falacias que rodean al cerebro:

Sólo utilizamos el 10% del cerebro

En 1907, uno de los primeros hombres en estudiar de lleno las conexiones neuronales, William James, afirmó que los humanos sólo utilizaban una pequeña parte de todos sus recursos mentales.
En ese mismo año, un periodista popularizó la frase agregando el 10% para obtener mayor impacto, tergiversando la idea original de James.
La noción se viralizó y un ejemplo de su aplicación incorrecta es “Lucy” (2014), donde Morgan Freeman actúa como un neurólogo que respalda el dato. En realidad, los humanos utilizan cada parte de su cerebro dividido en lóbulos, que funcionan para acciones específicas, mas no simultáneas.

La música clásica mejora el desarrollo cerebral

Un mito urbano reciente tomado como verdad por un sinfín de padres que, preocupados por el desarrollo neurológico de los más pequeños, reproducen a Mozart sin parar en el vientre materno, durante la siesta, en la comida o a la hora del baño de los bebés.
Un famoso estudio de 1993 de la Universidad de Irvine, California, se encargó de alimentar esta ficción después de hacer un test de inteligencia a 36 estudiantes que escuchaban música clásica. La noticia fue replicada con gran velocidad y a raíz de su divulgación, decenas de estudios han tratado de demostrarlo de nuevo sin éxito, llegando a la conclusión de que este principio carece de sustento científico.

Las neuronas dejan de producirse en la edad adulta

En la antigüedad, algunas culturas creían que el semen era la sustancia vital de los hombres, de modo que si un varón eyaculaba con frecuencia, podía agotar su reserva total y así morir poco a poco.
Esta lógica está presente en un mito con respecto a la unidad anatómica del cerebro, las neuronas: mucha gente cree que aparejado al desarrollo físico, el desarrollo neuronal se detiene al llegar a la etapa adulta.
El estudio científico que echó por tierra esta noción fue realizado en 2014 por un equipo del Instituto Karolinska en Suecia, que demostró a través de la prueba de carbono 14 como un grupo de neuronas eran mucho más jóvenes en adultos mayores de lo que se pensaba.

Los cerebros masculinos funcionan mejor para la lógica, los femeninos para la empatía

Una sólida base del edificio discursivo del machismo se desmorona después de comprobar que el cerebro del hombre no está mejor capacitado para las matemáticas o las ciencias duras, mientras que el de la mujer se concentra en los sentimientos y la empatía.
Por supuesto, existen pequeñas diferencias en este órgano según el sexo y son contrarias a la sabiduría popular: el hipocampo, encargado de la memoria, es mayor en mujeres, mientras que la amígdala, asociada con las emociones, es mayor en el sexo masculino. Todos los resultados de pruebas y exámenes relacionados con la mayor capacidad según el sexo para una actividad determinada, están poderosamente influenciados por los factores culturales y nada tienen que ver con la estructura cerebral.

Resolver crucigramas mejora la capacidad de tu memoria

Durante años, las revistas de crucigramas fueron anunciadas como la fórmula para fortalecer las relaciones neuronales encargadas de la memoria. Después de más de una decena de estudios científicos de todas partes del mundo, la comunidad neurocientífica llegó a la conclusión de que resolver crucigramas es una estupenda forma de ejercitar el cerebro, poderosamente útil sólo para aumentar la destreza y velocidad mental cuando se trata de resolver otros crucigramas. Ninguna ventaja cognitiva o de memoria se asocia a la práctica continua de este pasatiempo.

El tipo de aprendizaje mejora la retención de conocimiento

En la pedagogía moderna, los “tipos de aprendizaje” son una teoría que se esparce como un virus por salones de clase, cursos, conferencias y coloquios ante los más incautos, que en aras de mejorar su experiencia para aprender, meditan profundamente si su aprendizaje se basa en los estímulos visuales, auditivos o kinestésicos.
La mala noticia es que ningún “tipo de aprendizaje” es mejor que otro en términos generales y el conocimiento de un grupo no depende del sentido que utilice para aprender, sino del grado de atención y estímulos. Las neurociencias han demostrado hasta el cansancio que el proceso de aprendizaje depende de cada individuo y como tal, las estrategias varían dramáticamente en función de la capacidad de retención y comprensión.

Tomar alcohol acaba con las neuronas

El dolor de cabeza después de una noche de alcohol sin medida, no se debe a la muerte de neuronas ahogándose en tu trago favorito. Una investigación en 1993 del Instituto Bartholin de Dinamarca, estudió los cerebros de cadáveres de alcohólicos crónicos para determinar si los daños cerebrales sufridos por esta enfermedad se debían a una reducción del número de células del cerebro. Los resultados demostraron que poseían igual cantidad de células que un grupo de hombres abstemios al momento de su defunción. El alcoholismo crónico –especialmente en un corto periodo de tiempo– puede dañar las conexiones neuronales, pero se pueden regenerar inmediatamente después de dejar de beber. De la misma forma, largos periodos de beber alcohol sin caer en adicción no muestran disminución alguna en el número de neuronas del cerebro.

Los misterios de la complejidad de la materia gris siguen siendo una incógnita cuya resolución puede poner fin a temas tan controvertidos como la existencia del alma, el desarrollo de la conciencia o la inteligencia.

Una vida sin azúcar es posible y… NECESARIO

El adulto promedio consume mucha más azúcar de la necesaria, por lo que reducir la ingesta de azúcar es una buena idea para la mayoría de las personas.
Algunas personas dan un paso más e incluso cortan de raíz su relación con el azúcar.

Últimamente, la dieta sin azúcar ha ganado en popularidad a medida que las personas buscan formas efectivas de mantenerse sanas o de perder peso. Sin embargo, no todos están convencidos de que la dieta sin azúcar funcione.

Puedes ver las cantidades de azúcar libre de cada producto comercial en sinazucar.org

Ya sea que eliminemos por completo el azúcar de la dieta o simplemente reduzcamos la cantidad que tomamos, existen consejos prácticos para ser tomados en cuenta:

1. Hazlo gradualmente

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta al cambiar la dieta es hacerlo gradualmente. Pasar de una dieta llena de azúcar a una que no contenga azúcar debería ser un proceso lento.

Podemos comenzar eliminando las fuentes más obvias de azúcar, dulces y bebidas azucaradas.

Reducir la cantidad de azúcar que le ponemos al café o al té también es esencial.

2. Lee las etiquetas

Leer las etiquetas puede ayudar a identificar los tipos de azúcares que se deben evitar. El azúcar tiene muchos nombres (al menos 61) y se encuentra en muchos jarabes y concentrados diferentes. Los más comunes incluyen: azúcar de caña o azúcar moreno, jarabe de maíz o jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, azúcar de remolacha, azúcar de coco, sirope de ágave, concentrado de zumo de manzana o uva, miel o panela. Además, cualquier cosa que termine con el sufijo “-osa” también conforma un tipo de azúcar, como la sacarosa, la glucosa, la dextrosa o fructosa.

3. Evita los carbohidratos simples

Muchas dietas sin azúcar también recomiendan que las personas eviten los carbohidratos simples. Los carbohidratos simples incluyen harina blanca, pasta blanca y arroz blanco. Los carbohidratos en estos alimentos se pueden descomponer rápidamente en azúcar en el cuerpo, lo que puede causar que aumenten los niveles de azúcar en sangre aumenten.

4. Planifica las comidas

Seguir una dieta sin una planificación es difícil. Cuando tenemos hambre, es más probable que busquemos un refrigerio poco saludable si no tenemos comidas nutritivas y tentempiés a mano.

5. Evita los azúcares artificiales

Son mucho más dulces que el azúcar, pero contienen poca o ninguna cantidad de calorías. Sin embargo, tomar azúcares artificiales puede engañar al cuerpo haciéndole creer que en realidad está comiendo azúcar. Esto puede exacerbar los antojos de azúcar de una persona, haciendo que sea más difícil para ellos seguir una dieta sin azúcar.

También evita tomar edulcorantes Si buscas el nombre químico de estos en las etiquetas de ingredientes los encontrarás como: aspartamo, sucralosa o sacarina.

6. Céntrate en alimentos integrales

Los alimentos procesados tienen más probabilidades de contener ingredientes refinados o azúcares añadidos, así que debemos inclinarnos hacia alimentos como: vegetales, frutas, carnes magras, aves de corral o tofu, pescado, granos enteros, sin procesar y legumbres y nueces y semillas.

Estudios revelan daños en el cerebro

De acuerdo con un nuevo y pequeño estudio conducido por la University of Otago, en Nueva Zelanda, el azúcar común puede afectar el modo en que tu cerebro trabaja y obstaculizar las habilidades cognitivas

Los investigadores estudiaron el desempeño cognitivo de 49 personas que consumieron bebidas con glucosa, sucrosa (azúcar de mesa), fructosa (el azúcar de las frutas), o sucralosa (endulzante artificial). Los participantes fueron evaluados en pruebas de reacción, aritmética y la interferencia de Stroop, que es un examen psicológico que mide el procesamiento cognitivo.

Después de analizar su desempeño, se determinó que aquellos que consumieron glucosa o sucrosa tuvieron un peor desempeño que aquellos que consumieron fructosa o sucralosa.

“Nuestro estudio sugiere que el ´coma hipoglucémico´, en cuanto a glucosa, es un fenómeno verdadero, donde los niveles de atención parecen disminuir después de la ingesta de azúcar con glucosa”, dijo Mei Peng, autora del estudio, al PsyPost.

Aunque es importante que el cuerpo tenga glucosa para funcionar correctamente, tener altos niveles de esta sustancia debido al consumo de bebidas azucaradas puede dañar las células corporales, explicó a Psychology Today, Teresa Aubele, profesora asistente de psicología del Saint Mary´s College de Indiana.

Esto puede “a la larga afectar tu capacidad de atención, tu memoria a corto plazo, y la estabilidad de tu humor”, añadió.

Investigaciones previas han asociado el consumo de glucosa con las mejoras de la memoria, pero el PsyPost aclara que otros estudios han tenido resultados mixtos al analizar los efectos de la glucosa en las habilidades cognitivas.

Por lo tanto, la autora Peng cree que se necesitan más investigaciones para progresar.

“Las investigaciones futuras deberían ampliar el conocimiento de cómo las diferentes regiones del cerebro cambian después de consumir azúcar, utilizando técnicas de neuroimagen”, dijo al sitio. “Esto nos ayudará a comprender mejor cómo los déficit de atención aumentan después de consumir glucosa”.

¿La canela ayuda a bajar de peso? Estos son sus beneficios

Muchos trabajamos duro para bajar de peso, pero a veces cuando estamos realmente ocupados, nos es bastante difícil. La verdad es que lo más importante es siempre llevar una alimentación saludable y hacer ejercicio para mejorar nuestra salud, pero a veces no nos viene mal perder algunos kilos en el proceso. Si te estabas preguntando que tan buena es la canela en estos casos, entonces aquí tenemos una respuesta.

La canela tiene muchas propiedades que mejoran nuestro organismo. Por ejemplo, es antioxidante y reduce el colesterol. De este último punto hay varios estudios que los demuestran, así como su capacidad de reducir el dolor de los músculos.

Más beneficios

Un estudio del Journal of Diabetes Science and Technology demostró que la canela no solamente es buena para disminuir los niveles de azúcar sino que quienes la consumen tardan más tiempo en sentir hambre. Por supuesto que esto lleva a comer menos y bajar de peso.

Algunos recomiendan consumir la canela junto con miel, otro alimento que tiene muchos beneficios. La canela ayuda también a que el cuerpo procese mejor los carbohidratos, lo que obviamente ayuda en el proceso.

Para incluir la canela en tu dieta hay muchas opciones. Se puede agregar en el té o café, pero también queda muy bien con otras comidas, tortas o incluso en bocadillos agridulces. Las opciones son varias, para todos los gustos. Es bueno saber que la canela tiene beneficios para nuestro cuerpo y además, nos ayuda a perder peso.

Esta pareja perdió 42 kg en 90 días siguiendo 3 pasos muy simples

Luego de casi abandonar la idea de adelgazar, desanimados por el fracaso de diferentes dietas, los brasileños Jéssica y Deiverson Altoé decidieron darle una oportunidad más a los intentos por bajar de peso. Sin extremismos, lograron, juntos, perder 42 kg en solo 90 días, con tres pasos simples: ejercicios, dieta y apoyo constante.

Bajar de peso en poco tiempo: ¿cómo lo logró esta pareja?

Para asegurar el éxito, la pareja siguió el método 5S de adelgazamiento. Se trata de un programa que promete adelgazar en pocos meses a través de una combinación de dieta, ejercicios físicos, procedimientos estéticos y seguimiento psicológico.

En entrevista con VIX, Deiverson contó que ambos eran sumamente sedentarios, tenían baja autoestima debido a su peso y ya empezaban a mostrar signos de problemas de salud relacionados con los kilos demás, como colesterol alto, por ejemplo.

Para asegurar el éxito, la pareja siguió el método 5S de adelgazamiento. Se trata de un programa que promete adelgazar en pocos meses a través de una combinación de dieta, ejercicios físicos, procedimientos estéticos y seguimiento psicológico.

En entrevista con VIX, Deiverson contó que ambos eran sumamente sedentarios, tenían baja autoestima debido a su peso y ya empezaban a mostrar signos de problemas de salud relacionados con los kilos demás, como colesterol alto, por ejemplo.

Motivación y grupo de WhatsApp les ayudaron en la dieta

La motivación y el apoyo fueron fundamentales para el tratamiento de la pareja. Jéssica dice que nunca pensó en abandonar la dieta porque los resultados fueron apareciendo rápidamente, estimulándola a mantener su plan.

Otro factor que consideran que fue importante para el éxito de la dieta fue el grupo creado en WhatsApp sólo con personas que también estaban haciendo dieta. Eran 12 personas que diariamente mandaban fotos de su peso en la balanza, del almuerzo, de la cena y mostraban imágenes de sus resultados. Unos ayudaban a los otros y eso los incentivaba a no perder de vista su objetivo, según Jéssica.

La comerciante cuenta que, durante el proceso, la pareja comía verduras y legumbres libremente, ensaladas, frutas, carne y huevos. Ahora continúan comiendo las mismas cosas durante la semana y, de vez en cuando, se permiten comer alguna otra cosa diferente.

La pareja asegura que nunca pasó hambre porque comían cada 3 horas, pero no niegan que requirieron mucha fuerza de voluntad para aguantarse las ganas. Actualmente, ambos dicen estar más acostumbrados a mantener una alimentación saludable, libre de grasas.

7 trucos infalibles para eliminar los puntos negros

1- No utilices exfoliantes muy abrasivos

Uno de los errores más comunes a la hora de limpiar los puntos negros es tratar de hacerlo exfoliando la piel. La exfoliación solo conseguirá eliminar las células muertas de la piel, no la suciedad de los poros. De hecho, exfoliando la zona demasiado fuerte lo único que conseguirás es irritarla y agravar el problema.

2- Utiliza retinoides

Los retinoides son un tipo de compuesto químico relacionado con la vitamina A. Se suelen emplear en medicina, principalmente debido a su acción sobre el crecimiento de las células epiteliales. Seguramente tus cremas antiarrugas contengan retinoides, pero estos también son muy efectivos a la hora de combatir los poros obstruidos.

3- Olvídate del peróxido de benzoilo

El hecho de que funcione tan bien para tratar los granos, no quiere decir que vaya a funcionar con los puntos negros. De hecho, puede irritar la piel, resecarla y causar rojeces.

4- Prepara la piel antes de aplicarte la mascarilla

Las mascarillas peel off, es decir, las que tienes que despegar de la cara como si se tratase de la cera, pueden funcionar muy bien para eliminar la suciedad de los poros, pero también pueden dañar la piel y arrancarte los vellos faciales. Para que eso no pase, rasúrate la zona donde te la vayas a aplicar y asegúrate de que tienes la piel hidratada.

5- No trates de quitarlos con las manos

Presionar los puntos negros para que salga la suciedad no te servirá de mucho. Para conseguir limpiarlo tendrás que  apretar demasiado y, al terminar, se te quedará todo el rostro rojo y lleno de marcas.

6- Limpia muy bien todo lo que vaya a tocar tu rostro

Desde tus propias manos, hasta el teléfono a la hora de llamar, pasando por las herramientas que utilices e incluso las brochas de maquillaje. Es muy importante que todo lo que toque tu rostro esté limpio para que tus poros no se sigan llenando de suciedad.

7- Ten cuidado con lo que tocas

Hay muchos poros que, aunque estén negros, no están sucios, solo son restos de puntos negros que ya eliminaste en el pasado. Otros simplemente no están listos para que los estés trasteando, por lo tanto, si tratas de extraer la suciedad de ellos, lo único que conseguirás es empeorar la situación, se te hincharán y se volverán más grande.