“PERSISTENCIA” Recuerda esta palabra, te ayudara por el resto de tu vida…


Nada en el mundo puede remplazar a la persistencia.
Ni siquiera el talento, ya que es muy común encontrar hombres fracasados pero con talento.
Ni siquiera la genialidad, ya que los genios no reconocidos abundan. Ni siquiera la educación, ya que el mundo está lleno de indeseables educados.
Solamente la persistencia y la determinación son omnipotentes para resolver los problemas.

Calvin Coolidge

¿Ya has pescado suficiente?

Hay una pequeña historia sobre un turista y un pescador:

El turista recorría el muelle tomando fotografías cuando vio a un pescador descansando placenteramente en su bote.

El turista se acercó al pescador y le preguntó por qué no estaba trabajando.

El pescador contestó que ya había pescado suficiente por ese día.

El turista le explicó entonces, que si él pescaba más peces podría venderlos, y utilizar luego ese dinero para comprar otro bote y contratar pescadores que pescaran para él.

Si se esforzaba mucho, en unos años tendría toda una flotilla de botes y una tripulación trabajando para él.

El pescador preguntó “¿y luego?“.

El turista le contestó, “pues no tendría que trabajar tanto y podría descansar durante el día“.

El pescador respondió:

Eso es lo que estoy haciendo ahora“.

Tú todavía estás creciendo…

En la selva vivían tres leones.

Un día el mono, el representante electo, convocó a todos los animales a una reunión para que entre todos se tomara una decisión.

Todos nosotros sabemos que el león es el Rey, pero hay una gran duda en la selva: existen tres leones y los tres son muy fuertes.

¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia?. ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?.

Los leones supieron de la reunión entre los animales y comentaron entre si: es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes.

Luchar entre nosotros no queremos ya que somos amigos…

Necesitamos saber cual será el elegido, pero, ¿cómo descubrirlo?.

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, llegaron a una decisión y se la comunicaron a los tres leones:

Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que van a escalar la “Montaña Difícil”.

El que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la mas alta de toda la selva.

El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.

El primer león intentó escalar y no pudo llegar.

El segundo empezó con muchas ganas, pero también fue derrotado.

El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres leones fueron derrotados, ¿cómo elegirían un Rey?.

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:

¡Yo sé quien debe ser el rey!.

Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

¿Cómo?, preguntaron todos.

Es simple… dijo el águila.

Yo estaba volando bien cerca y cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil, escuché lo que cada uno le dijo a la Montaña.

El primer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!.

El segundo león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!.

El tercer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido, por ahora!, pero ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía ¡yo aun estoy creciendo!.

La diferencia…, completó el águila, es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota, pero no desistió; y quien piensa así, es porque es más grande que su problema.

Él es el rey de si mismo, está preparado para ser Rey de los demás.

Los animales aplaudieron con entusiasmo al tercer león que fue coronado como “El Rey de los animales”.

No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o problemas que tengas.
Tus problemas, por lo menos la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero tú no.
Tú todavía estás creciendo y eres más grande que todos tus problemas juntos.
Todavía no llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia.
La Montaña de las Dificultades tiene un tamaño fijo,
¡Tú todavía estás creciendo!.

Un padre fué a la escuela a dejarle la comida a su hijo y vio de algo que lo impactó para siempre.

 

Este es el relato de un padre que podría ser el tuyo o el mio:

Mis dos hijos son lo  más importante para mí. He intentado estar presente en su desarrollo y crecimiento desde que son muy pequeños. Renuncié a un buen puesto en mi anterior trabajo para poder trabajar menos horas y poder estar en casa temprano. No creo que exista algo así como el padre perfecto, pero creo tener los méritos para ser considerado un buen modelo para mis hijos. Nadie tiene una paciencia eterna -o al menos yo no la tengo- pero estoy ahí cuando me necesitan, jugué con ellos cuando eran más pequeños y los aliento y apoyo para que hagan las cosas que más les gustan.

Pedro, es el mayor. Al igual que yo es fanático del fútbol. Juega en el equipo de su escuela. Es un tipo muy sociable. Tiene buenas calificaciones y es un chico responsable y muy maduro. Le gusta salir como a cualquier joven de su edad pero nunca se ha metido en problemas graves. Su hermano menor, Andrés, no es el “señor popular” pero tampoco es el rechazado de su escuela. Es más retraído y le gusta pasar más tiempo a solas. Es un gran lector como mi esposa y se la pasa en su habitación escuchando música, jugando Play Station o metido en la computadora. Los dos son muy cariñosos y unidos. Si pelean, es por estupideces que se suelen resolver fácilmente. Ninguno de los dos salió rebelde o contestador.

Normalmente los chicos se van en bicicleta a la escuela porque nuestro apartamento queda relativamente cerca. Pero el día que sucedió todo estaba lloviendo a cántaros. Por eso su mamá me pidió que los lleve en mi coche antes de irme al trabajo. No me costaba nada, además era viernes, me sentía de buen humor. Y con lo fuerte que llovía era mejor cuidar a los niños.

Estaba a tres cuadras de la escuela camino a mi trabajo. Había un tráfico del demonio. Llovía como si se fuera a caer el cielo. Al parecer había un accidente más adelante en el camino. Cuando quise cambiar la radio miré hacia el asiento del copiloto y vi que estaba la bolsa plástica donde Andrés llevaba su almuerzo. Estaba perfecto de tiempo y el tráfico me tenía loco, así que apenas pude di la vuelta en U y volví a la escuela a llevarle la comida a mi hijo. “Que gran padre soy”, pensé.

Entré al edificio donde alguna vez había estudiado yo mismo para entregarle el almuerzo a mi hijo en sus manos. Mientras recorría los pasillos recordé historias antiguas y no pude evitar sentir algo de nostalgia. Con ayuda de una profesora llegué al salón de clases de Andrés. Apenas miré por la ventana quedé aterrado con lo que vi. Mi hijo estaba sentado en uno de los puestos de atrás tomando apuntes mientras hablaba el profesor. Mientras tanto tres idiotas que estaban más atrás que él, le lanzaban bolitas de papel empapadas en saliva en la espalda. No sabía si llorar o entrar corriendo a la clase y hacer justicia con mis propias manos. Sólo atiné a quedarme observando un rato a ver qué pasaba.

Después uno de los abusadores hizo una bola más grande, la llenó de escupo y luego la lanzó con fuerza a la cabeza de Andrés. Él miro hacia atrás con una cara de asustado que nunca le vi en casa. Los dos otros matones aprovecharon que mi hijo les miraba de frente para darle en la cara con dos nuevas bolitas.  El profesor no sé si era ciego o qué, pero seguía como si nada hablando y anotando unas ecuaciones que tenía en la pizarra.

Era una tortura lo que estaba mirando. Pero la gota que rebalsó el vaso fue cuando uno de los abusadores se paró de su pupitre, le dio con la mano abierta un golpe tan fuerte en la nuca a mi hijo que sus lentes cayeron al suelo. Luego el maldito simio, si me permiten llamar así a un chico de 15 años, los pisó. Después siguió caminando hacia el basurero que había en la parte delantera del salón para botar un papel. El profesor nuevamente nada. Me hervía la sangre. No podía soportarlo más… y el maldito abusador volvió como si nada a su asiento mirando con una sonrisa maliciosa a sus otros dos compinches. Mi hijo miraba sus lentes quebrados. Su rostro me mató. Algo se disparó en mi cabeza…

Abrí la puerta del salón con mucha fuerza. Creo que ese ruido despertó a todos los alumnos que parecieron salir de un letargo. Todos me miraron con ojos inquisidores. El profesor se quedó callado, examinándome de arriba a abajo, esperando que le diera una respuesta de por qué había interrumpido su clase magistral. Yo no dije nada. Crucé la sala de clases con la bolsa del almuerzo en la mano y la dejé sobre la mesa de mi hijo que no entendía nada. Después me giré hacia donde estaba el líder de los matones.Lo agarré con fuerza del cuello de su camisa y lo levanté de su silla. Creo que con ese mismo impulso lo lancé hacia la muralla de atrás. Su espalda chocó contra una cartulina que tenía unos recortes de diario pegados. Luego puse mi puño en su cara con fuerza aplastándole la mejilla y le dije en voz baja: “Te voy a matar si vuelves a acercarte a Andrés. Te voy a matar”.

No sé cuanto duró todo. Pero después entre el profesor y tres alumnos consiguieron apartarme del pequeño simio que ahora lucía más como una rata asustada llorando en el suelo. Después llegaron más profesores y el guardia de la entrada y una multitud de voces me gritaban cosas. Yo estaba sordo. Sólo tenía ojos para mi hijo que me miraba desde su silla con la boca abierta pero sin decir nada. Mientras me sacaban a la fuerza del salón le guiñé un ojo y dejé que me arrastraran fuera del lugar. 

El resto son reuniones, trámites, abogados, papeleos escolares y citas judiciales. Mis hijos ya no van a esa escuela. Yo no me puedo acercar a más de 500 metros a la redonda del pequeño José Luis. Sí, así se llamaba esa rata abusadora….

¿Que opinas de este relato? ¿Que hubieses hecho tu?

Comparte esta Historia con tu amigos👍

Objetos de diseño que puedes encontrar en ciudades modernas

La razón de ser del diseño es hacer que un espacio sea cómodo, útil y bien pensado, en una palabra “el diseño es para la gente“ y eso es algo fantástico. Ojalá ese tipo de ideas no se acaben nunca, se hagan realidad siempre y el mundo sea cada día un lugar un poco mejor.

Banca con jardín incluído

01 02

Estación ”verde” de WIFI

03 04

Una cerca con espejo cuyos colores siempre están de acuerdo a la temporada

05 06

Senderos en parques que brillan en la oscuridad

07

Esta banca que siempre tiene un lado seco

08

Banca, rampa y pequeño resguardo de la lluvia

09

Silla-mesa

10

Sillas plegables con forma de tulipán

11

Hamacas que también pueden ser sillas.

12

Estación de autobús con columpios

13 14

Estación de recarga para teléfonos inteligentes

15

2 en 1. Banca y protector de los árboles en la ciudad

16

10 películas que debes ver para abrir tu mente

Las películas que te permiten ver la vida desde un ángulo distinto, te dejan una huella imborrable en el alma para siempre. Después de verlas, sentirás una emoción fuerte y comprenderás un poco mejor el mundo.

El club de la pelea

Fight Club

01

Atormentado por el insomnio crónico, un empleado que intenta desesperadamente escapar de su vida en extremo aburrida, conoce a un tal Tyler Durden, un vendedor de jabones muy carismático con una filosofía pervertida. Después de ese encuentro, la vida de él cambia drásticamente.

La isla siniestra

Shutter Island

02

Dos agentes federales investigan la desaparición de una paciente de una clínica psiquiátrica para delicuentes. Viajan a una de las islas en el estado de Massachusetts, donde se ubica la clínica. En su investigación tendrán que enfrentarse a una telaraña de mentiras y algunos datos inesperados. Algo raro está sucediendo en esa isla. Y todos lo saben…

Regresiones de un muerto

The Jacket

03

Jack Starks, un veterano de la Guerra del Golfo, con carácter fuerte y ojos sinceros, es ingresado a una clínica psiquiátrica acusado de un asesinato que no cometió.

Las vidas posibles de Mr. Nobody

Mr. Nobody

04

Un niño ama a sus padres por igual pero debe eligir a uno de ellos, y de esa elección depende toda su vida, de la cual él sabe mucho más que sus padres. ¿Será un don o una maldición? ¿Tiene algún significado? Él sabe qué es lo que le espera. ¿Pero estará emocionado con eso? No parece.

Nivel 13 / Piso 13

The Thirteenth Floor

05

Uno de los grandes especialistas en el campo de las innovaciones informáticas y programación, creó un sistema que le permite a seres humanos sumergirse en la realidad virtual que representa a Nueva York de los años 30 del siglo XX. Sin esperar a que el sistema esté perfeccionado, el creador novato pero ya no tan joven decide entrar en su nueva realidad para buscar placeres sexuales.

La fuente de la vida

The Fountain

06

Tres historias en tres lapsos de tiempo distintos que se tratan de sentimientos desinteresados. Cada historia podría ser una película aparte y digna de un Óscar por su sinceridad y el amor.

El show de Truman / La historia de una vida

The Truman Show

07

No verás aquí osos en bicicletas ni payasos. Solamente a Truman, quien vive en un estudio de televisión. En su mundo no hay ni un rastro de crueldad, lágrimas o cinismo. Lo puedes compadecer o envidiar. Reírte o llorar. Pero este show se grabará en tu memoria para siempre.

Amnesia

Memento

08

El joven Leonard tiene un padecimiento poco ordinario: pérdida de memoria a corto plazo. Lo recuerda todo hasta el día X, el día en el que falleció su esposa, pero no sabe dónde durmió la noche anterior o qué personas estaban a su lado. La gente con este diagnóstico, por lo general, recibe un tratamiento en instituciones especiales, pero Lenny tiene un objetivo: debe vengar el asesinato de su esposa.

Matrix

The Matrix

09

Toda la vida en este planeta es un sueño. No puedes despertarte sin una ayuda desde afuera, y mucho menos, entender qué es lo que está pasando. Cada día las personas viven sin percatarse que solamente son energía.

El inadaptado

Den brysomme mannen

10

Es una película acerca de una elección. Acerca de los límites que establecemos al actuar según los demás esperan de nosotros. La mayoría sueña con tener un trabajo con una linda vista desde la ventana, su propia oficina, departamento, relaciones libres… Los habitantes de esta extraña ciudad tienen todo esto y, a primera vista, no tienen problemas. Viven sin emociones, incluso sonríen por inercia y no porque quieran compartir su alegría con alguien.

10 Fáciles Maneras de limpiar las superficies dificiles

i ya has empezado la limpieza pero no tienes a mano el producto limpiador indicado no hay nada de qué preocuparse. Estos truquitos te permitirán sacar la mugre de las superficies más «dificiles» con ayuda de productos que probablemente si tengas en casa.

Ollas y sartenes01

Limpiar las ollas y sartenes quemados es más facil con una mezcla de bicarbonato de sódio y peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Minimo esfuerzo — mejor resultado.

Marcos de las ventanas02

Espolvoréa los lugares súcios con un poquito de bicarbonato de sodio y luego salpíca con vinagre, espera a que la reacción ocurra y termine; después usa un cepillo de dientes o un cotonete para tallar. Por último pasa un trapo húmedo para quitar los restos del ácido.

Lavadora03

La lavadora también se ensucia y puede aparecer un olor desagradable. Para quitarlo, inicia un ciclo de lavado sin cargarla de ropa y agrega al lugar destinado para el detergente una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre.

Los espacios entre las baldosas04

Para limpiar los espacios entre las baldosas usa un cepillo y algún limpiador que contenga cloro (los que sirven para limpiar el retrete por lo general tienen). Frota con energía y en poco tiempo las baldosas y sus uniones van a brillar.

Sillón de microfibra05

Para limpiarlo usa alcohol etílico y luego agua destilada. Lo primero es humedecer y luego pasarle un cepillo de cerdas duras. No es buena idea limpiar superficies similares con agua normal, porque podrían quedar manchas e irregularidades.

Cepillo06

Humedece el cepillo en agua tibia con un poco de bicarbonato de sodio (para que sea más facil sacarle los pelos) y luego pásale unas tijeras (cerradas) por entre las cerdas.

La ventilación del automóvil07

Con ayuda de un viejo pincel para cosméticos puedes alcanzar los lugares que ni la aspiradora ha podido limpiar.

Floreros y botellas decorativas de vidrio08

Mezcla sal, jabón, un poco de agua tibia y agrega después esa mezcla a la botella. Cierra la botella con la palma de tu mano, agítala bien un par de veces y enjuágala bajo un chorro de agua. Si no salió toda la mugre, repite el proceso.

Los asientos del automóvil09

Para evitarte pagar para que limpien químicamente los asientos de tu automóvil puedes limpiarlos tú mismo. Haz una solución de jabón, algo de bicarbonato de sodio y vinagre. Luego, remoja un cepillo de cerdas duras con la mezcla y quita la mugre.

Piso10

La pasta dentífrica funciona muy bien para quitar marcas de rotulador (marcador) y de bolígrafo. Lo único que debes hacer es untar con la pasta el lugar, esperar un poco y tallar con una esponja.